Navidad en estilo zarista: cómo hornear el tradicional pastel 'kulebiaka'

Daria Sokolova
Tradicionalmente este pastel es considerado uno de los más difíciles de preparar de Rusia. ¡Pero esta receta te permite te permitirá hornearlo como si fueses el emperador de la cocina!

¡Los rusos tradicionalmente organizan una verdadera fiesta para Navidad y Año Nuevo! Un invitado que visite a sus amigos rusos nunca se irá a su casa con hambre. Habrá pescado salado, carnes y numerosas y variadas ensaladas. Y definitivamente estará los famosos pirogi rusos, vatrushkas con tvorog y pirozhkí con patatas.

Sin embargo, cuando un ama de casa rusa quiere impresionar a sus invitados, prepara kulebiaka, una de las tartas más antiguas y sofisticadas de la historia de la cocina rusa. Este pastel debe tener poca masa y mucho relleno. La masa debe ser delgada y resistente, para contener todas las cosas deliciosas que lleva dentro mientras se come.

La palabra kulebiaka probablemente tiene su origen en el antiguo verbo eslavo que significa "esculpir con las manos". La kulebiaka difiere de otros tipos de tartas por su forma (generalmente, es una tarta más grande) y su complejo. Las recetas tradicionales sugieren preparar kulebiaka con múltiples tipos de relleno. Por ejemplo, de champiñones, carne, repollo y arroz. El relleno dulce en este pastel también es popular. Estos picadillos no deben mezclarse; están separados por finos panqueques. Al cortar el pastel, el relleno se verá de una sola pieza.

Los rellenos pueden ser distribuidos no solo verticalmente, sino también diagonalmente, dependiendo de la imaginación del cocinero. Una kulebiaka puede contener hasta doce capas de adobo en su interior. En la época zarista, cuantas más capas tenía la tarta, más rica era la casa donde se había cocinado.

Este pastel aparece originalemente descrito en el libro Moscú y los moscovitas, escrito por Vladímir Giliarovski a finales del siglo XIX. El famoso kulebiaka de Moscú estaba relleno de carne, diferentes pescados, hongos frescos, pollo y carne de aves de corral. "Este kulebiaka era servido solo en el club de comerciantes y en la casa de Testov, y debía ser encargado el día anterior".

En la novela de Nikolái Gógol Almas muertas, se pide una kulebiaka de cuatro puntas para el personaje principal: "Poner en una esquina mejillas de esturión y viázigi. En otra, alforfón y champiñones con cebollas, y sesos, y algo más". Viáziga, un tendón de la parte posterior del esturión, solía ser un ingrediente muy popular para los pasteles de pescado. Al igual que las mejillas de esturión, hoy estos exquisitos rellenos permanecen solo en la literatura.

Hoy muchos rusos cocinan kulebiaka con solo un relleno. ¡Y el resultado también es delicioso!

Como esta kulebiaka con repollo y huevos.

Ingredientes:

Para la masa:

  • leche - 1 taza
  • mantequilla - 60 gramos
  • azúcar - 2 cdas.
  • levadura de panadería - 1 cucharadita.
  • sal - ½ cucharadita
  • huevo - 1
  • harina - 2 tazas

Para el relleno:

  • repollo - 500 gramos
  • huevos - 2
  • mantequilla - 30 gramos
  • azúcar - 1 cucharada
  • sal - 1 pizca

Cocinar:

1. Coloca el azúcar y la levadura de panadería en leche tibia y déjalos cocinarse durante 10-15 minutos hasta que la levadura se hinche.

2. Tamiza la harina en un recipiente hondo para oxigenarla. Mezcla la harina con sal y mantequilla. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente: será más fácil de mezclar. Agrega un huevo y amasa la masa. Debe ser elástica. Puedes usar harina integral de trigo y azúcar moreno.

3. Coloca el recipiente con la masa en otro recipiente con agua tibia. La masa con levadura debe levantarse durante al menos una hora, lo que te da tiempo para preparar el relleno.

4. Corta finamente el repollo, coloca en agua con la sartén profunda y lleva a ebullición. Escurre, agrega mantequilla, azúcar, sal y un huevo crudo. Cocina por cinco minutos y apaga el hornillo. Agrega un huevo picado y hervido.

5. ¡Es hora de armar el pastel! Primero, debes separar la masa en dos partes: el fondo y la corteza (si tienes platos pequeños para hornear, puedes preparar dos pasteles). Estira la masa: no debe ser muy gruesa, alrededor de 4-5 milímetros. Aceita el plato y agrega el relleno en la parte superior de la primera pieza de masa y luego cúbrelo con la segunda pieza. Calienta el horno a 200 C y hornea durante 30 minutos. Cepilla la corteza con huevo batido cinco minutos antes de sacarla para darle un brillo atractivo. Sírvela caliente.

¡Priatnogo appetita!

¿Sabes cómo darle sabor ruso a tu cena de Nochevieja? Descúbrelo con este artículo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies