Bolcheviche, balalaika, samovar: más palabras rusas conocidas internacionalmente

Cuando se publicó mi artículo sobre las “Diez palabras rusas conocidas en todo el mundo”, resultó que los lectores conocían más de esas diez palabras y comenzaron a proponer sus propias versiones. He decidido escribir también sobre ellas.

Bábushka 

La mujer de más edad en una familia de tres generaciones; su tarea principal es cuidar de sus nietos. La típica bábushka suele estar sentada en un sofá con las gafas puestas remendando calcetines. También les gusta sentarse en un banco junto a su casa para conversar con sus vecinos sobre distintos temas: desde los problemas actuales del mundo hasta las últimas noticias más cotidianas. 

Las bábushkas rusas llevan la cabeza cubierta por unos coloridos pañuelos atados formando una especie de triángulo. En Eurovisión 2012, un grupo de abuelitas rusas llamado 'Buránovskie Bábushki' (Las babushkas de Buránovsk) quedó en segunda posición. En aquel momento, cuatro de las seis integrantes del grupo tenían más de 70 años. 

Balalaika 

Un instrumento musical parecido por su estilo y técnica al banjo, aunque tiene tres cuerdas, no cuatro, y su caja (toda de madera) es triangular en lugar de redonda. Es un símbolo típico de Rusia, aunque la primera mención que se hace de este instrumento es del siglo XVII. 

En los siglos XVIII-XIX la balalaika se convirtió realmente en el instrumento más popular de las provincias rusas, aunque a mediados del siglo XX pasó a ser un souvenir más de corte arcaico. 

Su lugar fue ocupado (aunque ya no en las provincias, sino en las ciudades) por la guitarra de seis cuerdas, con la que se asocia a un movimiento de cantautores floreciente en aquella época (Okudzhava, Gálich, Vysotski), que no eran músicos reconocidos oficialmente pero que tenían una gran difusión gracias a las famosas grabadoras de cintas de uso doméstico. 

Blini 

Finas tortitas de masa líquida a la plancha. Uno de los platos nacionales más antiguos, conocido ya desde la época pagana, en la que los blinisimbolizaban el sol y se comían en los rituales. Hoy en día se comen durante la Máslenitsa, una fiesta en la que los rusos se preparan antes del Gran Ayuno, y también se sirven a la mesa en días señalados.

Como su preparación es muy rápida, en ruso se utiliza la expresión “Hacer algo como blini”, que significa “preparar algo rápidamente y en gran cantidad”. También existe la expresión “Pervi blin komom” (El primer blin no vale nada), que hace referencia a un mal comienzo de algo, y es que, cuando la sartén todavía no está caliente del todo, el primer blin no siempre sale bien. Hoy en día, en el lenguaje informal se puede oír muy a menudo la palabra “blin”, pero no en su sentido literal, sino como eufemismo de una palabrota. 

Bolchevique 

Comunista soviético, miembro del partido (sólo había un partido). Esta palabra nació en uno de los primeros congresos del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, en el que la agrupación de Lenin recibió la mayoría de los votos en una votación importante. 

Los partidarios de Lenin empezaron a llamarse  bolshevikí (“los que tienen la mayoría”), a pesar de que en muchas otras votaciones habían quedado en minoría. Cuando el partido se dividió entre los bolshevikí y los menshevikí (“los que tienen la minoría”), la enorme popularidad que tenían los bolcheviques entre el pueblo se debió en gran medida a una exitosa campaña promoción de su marca: la palabra rusa bolshe (más), se asocia inconscientemente a algo mejor. 

Borsch

Sopa de remolacha y verduras, uno de los primeros platos más típicos entre las familias rusas y más servidos en los restaurantes rusos de todo el mundo.

La remolacha le da al borsch un peculiar sabor y un llamativo color burdeos; esta sopa se sirve obligatoriamente con smétana (nata agria), también se puede añadir un poco de ajo y unos pequeños bollos de pan blanco. 

Para ser exactos, el borsch no es originario de la cocina rusa, su origen es ucraniano; su análogo en la cocina rusa es una sopa llamada schi, cuyo ingrediente principal no es la remolacha, sino la col. 

GULAG

Creada en 1930,  la “Dirección General de Campos de Trabajo” (en ruso Glávnoye Upravlenie Lageréi), era el lugar al que llevaban a presos políticos y civiles condenados a trabajos forzados. Gracias al libro de Solzhenitsyn Archipiélago GULAG, esta palabra se convirtió en un símbolo de la represión del régimen.  

Los presos (a menudo juzgados por causas inexistentes) eran enviados al GULAG a cumplir largas condenas (de has 25 años), y en muchas ocasiones a los familiares se les comunicaba que los presos habían sido condenados a “diez años sin derecho a correspondencia,” algo que en realidad significaba que iban a ser fusilados. 

Isbá

Una casa tradicional campesina de madera.  La isbá se construía a base de troncos redondos que se acoplaban unos a otros formando las paredes sin utilizar clavos.  Junto a la puerta se situaba un horno y en diagonal a este, en el rincón se colocaba un icono.   

Infografía: La isbá, una cabaña tradicional de madera

Bajo el icono había una mesa y un banco y a lo largo de las paredes había varias estanterías. La situación de pobreza que se vivía queda descrita por la expresión “Ne krasná izbá uglami, a krasná pirogami” (Una isbá no es buena por sus esquinas, sino por sus pasteles), es decir, una casa no es buena por su aspecto exterior, sino por lo que se prepara dentro de ella.  

La expresión “sacar los trapos sucios de la isbá” significa “armar escándalo en público”. En el siglo XX la isbá se convirtió en un símbolo del atraso y actualmente la estética de la isbá se utiliza para decorar los interiores de los restaurantes, bares y cafeterías. 

Nomenklatura

En la URSS era la élite del gobierno, los miembros del Partido. Para entrar a formar parte de la nomenklatura era necesario tener un “origen humilde” (de las clases trabajadoras o del campesinado), hacer carrera en el Komsomol (la Unión de Juventudes Comunistas) y entrar en el Partido Comunista. Los miembros de la nomenklatura, por lo general, no solían abandonar esta estructura: los que no hacían bien su trabajo eran trasladados a otro puesto (también de mando). 

Samovar

Recipiente metálico para hervir agua con un horno dentro en el que se quemaban brasas o piñas. A pesar de que el samovar es un símbolo ruso, este llegó a Rusia desde Europa Occidental en el siglo XVIII. 

La principal ciudad en la que se fabricaban los samovares rusos era Tula; de ahí la expresión “A Tula no es necesario llevarse el samovar”.  Antes, el samovar era el protagonista de la mesa después de comer, aunque ahora se ha convertido en un simple souvenir y la tetera ocupa su lugar,  las más de las veces eléctrica. 

 

Zar

El título del monarca ruso, forma abreviada del latín Caesar. Fue utilizada por primera vez en 1547 por Iván el Terrible. De 1613 hasta 1917 en Rusia gobernó la dinastía de los Románov; el primer Románov en ocupar el trono fue Mijaíl Fiódorovich. El último zar fue Nicolás II, que abdicó en 1917; sin embargo, abdicó a favor de su hermano menor Mijaíl (quien, por su parte, abdicó inmediatamente); es decir, que en realidad el último zar fue Mijaíl. Curiosamente, el primer y último presidente de la URSS, que también se llamaba Mijaíl (Gorbachov), fue escogido en primavera de 1990 y más tarde “abdicó” públicamente  en diciembre de 1991.