Moscú tacha de infundadas las acusaciones de injerencia en Montenegro

22 de febrero de 2017 Sputnik

El Gobierno ruso volvió a rechazar las imputaciones de interferir en los asuntos internos de Montenegro al calificarlas de "infundadas".

"Son acusaciones infundadas que lamentablemente los medios difunden sin tomar en cuenta la posición de Rusia", dijo la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova.

La funcionaria cuestionó también al primer ministro del país balcánico, Dusco Markovic, quien "no pudo contenerse y se sumó a la amplía campaña de EEUU y la Unión Europea que acusan a Moscú y a ciertas estructuras rusas de una supuesta interferencia en los procesos electorales de Montenegro".

"El fiscal especial (Milivoje) Katnic fue más allá e intentó dar un nuevo viraje a las acusaciones al mencionar la presunta presencia de agentes del FSB (Servicio Federal de Seguridad de Rusia) en el territorio montenegrino", indicó.

Katnic aseguró recientemente en una entrevista a la televisión local que "algunas instituciones estatales rusas" estuvieron implicadas en el intento de golpe de Estado durante la campaña electoral de octubre pasado para impedir el ingreso del país en la OTAN.

Sus declaraciones vinieron después de que el periódico londinense The Telegraph, citando fuentes anónimas en el Gobierno británico, implicara a la inteligencia rusa en un supuesto complot para asesinar al primer ministro de Montenegro de entonces, Milo Djukanovic, y dar un golpe de Estado en octubre de 2016.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, negó las imputaciones y las tachó de infundadas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, también salió al frente de las acusaciones y calificó de irresponsables a los altos funcionarios montenegrinos que realizan este tipo de acusaciones "sin sustentarlas con información fiable". 

Montenegro: intrigas políticas y corrupción del reciente miembro de la OTAN

 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook