Empresa militar rusa incursiona en tecnología civil

19 de diciembre de 2016 Prensa Latina

La Fábrica Estatal de Equipos de Riazán (FEER), por casi 98 años dedicada a desarrollar equipos militares, incursiona hoy con osadía en la tecnología civil, tanto para el desarrollo automotriz como para la medicina y otras esferas.

Esa compañía, que pertenece al Consorcio de Tecnologías Radioelectrónicas, llega a un seis por ciento de su producción para uso civil tal y como lo orientó en su momento el presidente ruso, Vladimir Putin.

Elena Marozova, vicedirectora del departamento comercial de la FEER, declaró a Prensa Latina que entre otros productos la entidad fábrica una estación para suministro lento de carga para acumuladores de autos eléctricos.

El aparato es el primero fabricado en Rusia y puede atender a cualquier tipo de auto eléctrico del orbe, constató.

Para nuestro país, el desarrollo de ese tipo de transporte y la creación de la infraestructura para darle servicio es un proyecto novedoso y nosotros participamos en él desde sus inicios, explicó.

La estación es producida completamente por nuestros especialistas y ya se inició su fabricación en serie de los modelos que se suministran a las estructuras de la red nacional para poner en práctica un programa piloto en esa esfera, señaló Marozova.

Concretamente, en la ciudad de Sochi se inició este programa piloto, y también en Ekaterimburgo y en Moscú. Ello forma parte del transporte del futuro, con beneficios ecológicos y de ahorro de combustibles, así como de confort, explicó la especialista.

La industria automotriz con uso de la energía eléctrica apenas se empieza a desarrollar en Rusia y de ello se encarga ahora el consorcio Avtovaz, con el modelo perspectivo Lada vista EV, subrayó.

Además, cooperamos con Avtovaz para la producción de pizarras eléctricas que trabajen con este tipo nuevo de suministro, acotó.

Pero las propuestas de FEEM también incluyen aparatos para la medicina, como el termómetro Diaton, anunció en su momento el director general de la mencionada empresa, Serguei Sudakov.

Diaton es nuestro orgullo, no tiene análogos en el mundo y es para medir la presión ocular sin contacto con el ojo. Por lo general se emplea después de las operaciones y también sirve para detectar enfermedades como la leucoma, aclaró.

El equipo tiene buenas perspectivas y a se vende a una veintena de países, incluido Estados Unidos y Europa, afirmó Sudakov.

Además, contamos con el sistema de terapia magnética Multimag en una cama para atender dolores musculares, insuficiencias cardiacas y otras dolencias similares, comentó el empresario.

Lea más:  Lada: la perla de Samara sigue enamorando en América Latina

+
Síguenos en nuestra página de Facebook