Nemtsov recibió numerosas amenazas antes de asesinato, según opositor ruso

30 de noviembre de 2016 EFE

El fallecido dirigente opositor ruso Boris Nemtsov recibió numerosas amenazas antes de ser asesinado frente al Kremlin en febrero de 2015, aseguró hoy su compañero de partido Iliá Yashin, en el juicio que se sigue en el Tribunal Militar de Moscú.

"Nemtsov era permanente objeto de amenazas, todas relacionadas con sus actividades políticas. Tres años antes de su asesinato me contó que su hijo también había sido amenazado", dijo Yashin, según medios locales.

Subrayó que, "en serio, sólo temía a una persona: (el líder chechén) Ramzán Kadírov", ya que consideraba que los chechenes "no obedecían la ley y podían hacer lo que les venía en gana".

Yashin recordó que la última vez que hablaron sobre el peligro de represalias por las críticas a las autoridades chechenas fue en agosto-septiembre de 2014.

"Entonces, publicó un vídeo donde se veía a miembros de las fuerzas de seguridad chechenas que cruzaban la frontera con Ucrania" para combatir en el bando prorruso en el conflicto en el este de ese país, señaló.

Otro correligionario de Nemtsov, Alexandr Riklin, recordó hoy ante el tribunal cómo la enemistad entre el líder opositor y Kadírov venía de lejos, pues en 2002 figuras cercanas al presidente de Chechenia ya amenazaron al político en Grozni, capital de la república.

"Se nos acercó Ajmad Kadírov (entonces presidente chechén y padre de Ramzán) y nos recomendó que no pasáramos la noche en Chechenia, sino en la vecina Ingushetia. Nos puso escolta, con la que viajamos a Ingushetia", indicó.

Aseguró que "es evidente para todos en Rusia" que su compañero fue asesinado por sus ideas políticas.

El pasado 3 de octubre el Tribunal Militar de Moscú abrió el juicio contra los cinco chechenes acusados de tirotear a Nemtsov, el asesinato político más sonado desde que Vladímir Putin llegara al poder en 1999.

Familiares y correligionarios de Nemtsov consideran que será imposible hacer justicia mientras en el banquillo de los acusados no se sienten los organizadores y, lo más importante, aquellos que encargaron el crimen.

La hija de Nemtsov, Zhanna, quien recordó que su padre investigaba la muerte de soldados rusos en el este de Ucrania cuando fue asesinado, insistió en que Kadírov fuera interrogado por los fiscales, petición que fue rechazada.

Kadírov, quien tachó a los opositores como Nemtsov de "enemigos del pueblo" en un artículo en el diario "Izvestia", calificó de "auténtico patriota ruso" al presunto ejecutor del crimen.

La oposición extraparlamentaria rusa acusa abiertamente a Putin de crear el clima de odio que motivó el asesinato de Nemtsov, que había acusado al jefe del Kremlin de desplegar tropas en el este de Ucrania y de corrupción al organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014.

El principal acusado de esta muerte es Zaúr Dadáev, que en ese momento era miembro de las fuerzas especiales de Chechenia, motivo por el que el juicio transcurre en un tribunal castrense.

Lea más

El asesinato de Nemtsov saca a la luz los problemas de Chechenia >>>

+
Síguenos en nuestra página de Facebook