Moldavia y Bulgaria votan 'a favor de Moscú'

15 de noviembre de 2016 Alexander Braterski, Gazeta.ru
El 13 de noviembre se celebraron en Moldavia y Bulgaria elecciones presidenciales. Sus resultados eran esperados: en ambas ganaron los candidatos de la oposición, conocidos escépticos con la integración europea y partidarios de establecer relaciones con Moscú. Sin embargo, los expertos rusos no esperan ningún cambio drástico, ya que en ambos países el poder de los presidentes es muy limitado.
 Ígor Dodón Presidente Moldavia
Ígor Dodón, presidente de Moldavia. Fuente:AP

El socialista Ígor Dodón, considerado como el candidato prorruso, obtuvo una victoria contundente en las elecciones generales de Moldavia. En la segunda vuelta Dodon consiguió el 55 % de los votos, mientras que su principal oponente, Maia Sandu, obtuvo un 45 %, informa el comité electoral moldavo.

Sandu se presentaba como la única candidata de una alianza formada por las fuerzas proeuropeas, partidarias de una relación más estrecha de Moldavia con la UE. En declaraciones aseguraba que es necesario unir Moldavia y Rumanía en un solo Estado. Antes de finalizar el escrutinio de los votos, Dodon anunció su victoria y expresó su gratitud hacia sus votantes.

La coalición que ahora se encuentra en la oposición ha denunciado supuestas falsificaciones masivas y ha llamado a los votantes a salir a protestar a las calles.

Primera visita: Rusia

Dodón cuenta con una gran experiencia política, empezó como diputado en el parlamento y llegó a ser vice primer ministro del país. El nuevo presidente se ha mostrado en múltiples ocasiones partidario de mejorar las relaciones entre Moldavia y Rusia, y tiene contactos con la élite política del país eslavo.

El presidente moldavo había declarado que si salía elegido como presidente, su primera visita sería a Rusia para “debatir cuestiones sobre la amistad y la cooperación mutua, así como sobre la regulación del conflicto en el Transdniéster”, declaraba Dodón en una entrevista para TASS.

El pasado mes de octubre, Dodón declaró que si llegaba al gobierno organizaría un referéndum sobre la anulación del acuerdo de asociación con la UE que, en su opinión, se aceptó de forma demasiado apresurada.

Cabe señalar que Moldavia no es una república presidencial, sino una república parlamentaria, lo cual significa que la figura de Dodón no tendrá una importancia decisiva en la política del país. En el parlamento actual los partidarios del nuevo presidente no tienen mayoría parlamentaria para promover sus iniciativas, señala Serguéi Utkin, director del sector de valoraciones estratégicas del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia Rusa de Ciencias.

Según el experto, la victoria de Dodón “no se debe tanto a un mayor interés por Rusia como a la frustración por los resultados provocados por la relación del gobierno con las instituciones euroatlánticas”.

La cuestión de Transdniéster

Dodón se ha posicionado en numerosas ocasiones a favor de la postura oficial de Moscú en una cuestión tan importante para la política rusa como la de Crimea. El político también ha declarado que la situación de Crimea motiva el inicio de las negociaciones políticas con el Transdniéster. Dodón está dispuesto a ofrecer a la República Moldava del Transdniéster mayor autonomía en el marco de una única Federación Moldava.

El director adjunto del Instituto de Países de la CEI, Vladímir Zharijin, opina que con la llegada de Dodón podrán darse cambios en la situación. “¿Por qué se independizó el Transdniéster? No fue una cuestión nacional ni política. El problema dependía de una sola cosa: de que Moldavia se uniera o no a Rumanía”, comenta Zharijin.

El experto señala que la elección de Dodón implica un rechazo de la población a la integración con Rumanía, y el nuevo presidente ya ha hablado acerca de una posible conversión del país en una federación.


Transdniéster declaró su independencia en 1990, pero no ha sido reconocida internacionalmente. En 2004, la población era de 555 347 habitantes, entre los que hay rusos (30%) , moldavos (32%) y ucranianos (28%) y otras nacionalidades. La economía se basa en la industria pesada, producción eléctrica y manufacturas textiles. Estos tres sectores suman el 80% del total de la producción industrial. El PNB se sitúa sobre 420 millones de dólares en 2005, según fuentes propias.

Bulgaria escoge a Rusia

Rumen Radev. Foto: ReutersRumen Radev. Foto: Reuters

Al mismo tiempo, en otro país de Europa del Este el nuevo presidente será el candidato del Partido Socialista, Rumen Radev, antiguo general de las Fuerzas Aéreas y, como Dodón, partidario de la necesidad de establecer relaciones con Rusia y anular las sanciones.

Radev fue escogido presidente de Bulgaria con un 59,4 % de los votos. Radev había insistido repetidamente en el hecho de que “formar parte de la UE y de la OTAN no significa que Bulgaria deba ser enemiga de Rusia”.

Zharijin opina que las victorias de Dodón y Radev, del mismo modo que la elección de Trump en EE UU y el Brexit, son acontecimientos que demuestran que los votantes están cansados de la tendencia de la “globalización liberal”.

Artículo publicado originalmente en ruso en Gazeta.ru.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook