El Banco Mundial mejora sus pronósticos sobre la economía rusa

14 de noviembre de 2016 Ekaterina Gorlítsina, para RBTH
Las expectativas del Banco Mundial respecto al PIB de Rusia han mejorado en comparación con los pronósticos de junio. Predijeron que la caída sería de un 1,2% y ahora la sitúan en un 0,6.
banco mundial
El edificio del Banco Mundial en EE UU. Fuente:Alamy/Legion-Media

La economía de Rusia perderá un 0,6 % este año pero crecerá un 1,5% en 2017 y un 1,7% en 2018, según el informe publicado la semana pasada por el Banco Mundial. La mejora se debe al restablecimiento de los precios de los hidrocarburos. La economía rusa superará el pico de la crisis en el segundo semestre de 2016, tras lo cual comenzará a restablecerse, según opinan los analistas del organismo. En junio, el Banco Mundial preveía una caída del PIB de Rusia de un 1,2 % en 2016.

El pronóstico es similar a las últimas valoraciones del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, que opina que la reducción del PIB en 2016 será de entre un 0,5 % y un 0,7 %.

El ritmo de la caída del PIB de Rusia se ha frenado considerablemente gracias a la recuperación de la dinámica de crecimiento en el sector no transable, que incluye los servicios, la construcción, el transporte y las comunicaciones, aclara el informe del Banco Mundial. Además, la institución atribuye la mejora de sus pronósticos a unas condiciones más favorables para el comercio exterior que estimulan la demanda interna incluso en una situación de baja demanda externa.

Los cálculos del banco se basan en los pronósticos sobre un precio medio del petróleo de alrededor de los 43,3 dólares por barril para este año. Prevén que en 2017 será de 55,2 dólares y de 59,9 dólares en 2018. Los analistas señalan que el próximo año, y sobre todo en el segundo semestre, los volúmenes de extracción de petróleo serán menores que el nivel de consumo, por lo que las reservas se reducirán. Los analistas del banco creen que la OPEP conseguirá restringir los volúmenes mundiales de extracción de petróleo y que la extracción de petróleo en EE UU se estancará. Sin embargo, estos pronósticos van acompañados de riesgos considerables, señala el documento.

En el informe se indica también que los gastos estatales han desempeñado un papel considerable en la reducción de la pobreza y en el aumento de los ingresos de los sectores menos acomodados de la población de Rusia, especialmente durante los últimos ocho años. La política presupuestaria de Rusia es más eficaz que la de EE UU, Brasil, Chile, Colombia o Turquía, aseguran los analistas del banco. “No obstante, muchos países de la UE consiguen, con el mismo presupuesto, éxitos mucho más notables en la reducción de la desigualdad, por lo que Rusia todavía tiene margen para mejorar en este ámbito”, subraya Apurva Sanghi, economista jefe del Banco Mundial en Rusia.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook