La música rusa llega a Argentina gracias al Año de la Cultura

6 de julio de 2015 Elizaveta Nikítina, para RBTH
En las últimas dos semanas, en el marco de las Jornadas de Cultura de Rusia en Argentina, se realizaron cuatro conciertos de cantantes de ópera y un famoso sexteto de música popular rusa en los mejores auditorios del país austral.
Oxana Shilova en la gala de estrellas de la ópera rusa en el Centro Cultural Kirchner. Fuente: servicio de prensa
Oxana Shilova en la gala de estrellas de la ópera rusa en el Centro Cultural Kirchner. Fuente: servicio de prensa

Cuatro importantes cantantes rusos de la opera ofrecieron dos galas. El primero tuvo lugar el 26 de junio en Mendoza, en el Teatro Independencia. Los cantantes y el director de la Orquesta Filarmónica de Novosibirsk, Alim Shakh, junto con la Orquesta Filarmónica de la Provincia de Mendoza deslumbraron a los 800 espectadores presentes en la gala.

El segundo concierto se celebró el 30 de junio en la imponente sala “Ballena Azul” del recientemente inaugurado Centro Cultural Nestor Kirchner en la capital argentina. “La música es un idioma internacional. Es algo que trasciende fronteras y mentalidades”, dijo el director ruso Alim Shakh antes de comenzar la gala en Buenos Aires.

“Para este evento traemos obras reconocidas mundialmente, de Verdi, Rossini, Puccini o Chaikovski. En semejante concierto no podía faltar La Habanera de Carmen, de Georges Bizet, ya que para los rusos esta música representa el mundo hispano”.

El tenor Dmitri Voropaev, la soprano Oxana Shilova, el barítono Vasili Ladyuk y la mezzosoprano Olesya Petrova son estrellas de la ópera de nivel internacional. “Para nosotros es nuestra primera vez en la Argentina y lo vivimos como un desafío”, afirmó Voropaev, quien aseguró que su mayor objetivo artístico es unir a la gente a través de la música.

Rafael Vidal, estudiante del Conservatorio Nacional, tuvo que esperar dos horas en la fila para conseguir su entrada a la gala. “La cultura musical en Rusia es altísima y los músicos rusos tienen mucho prestigio. Muchos argentinos quieren aprovechar la oportunidad de escuchar a los cantantes liricos rusos”, afirma Rafael. A su vez director Alim Shakh definió: “La Orquesta Sinfónica Nacional es impresionante, podría compararla con las mejores de Europa”.

Pero el legado musical ruso no se limita a la música clásica. El joven sexteto Bis-Quit brindó el 3 de julio en la sala “La Cúpula” del Centro Cultural Kirchner un espectáculo que fusionó música tradicional y popular rusa con improvisación contemporánea, tango y jazz.

El sexteto nació en San Petersburgo en 2002 y está integrado por jóvenes músicos que tocan instrumentos tradicionales: Alexander Soshnikov al acordeón; Pável Drap, a la percusión; Oleksii Strelko al saxofón; Olga Evstafeva, toca la domra (instrumento tradicional ruso de familia de laúd); Andréi Antipov, en bajo balalaika, y Rustem Gafarov, en balalaika.

En el concierto participaron la soprano Olga Pudova y el tenor Alexander Trofimov, del Teatro Mariinski de San Petersburgo.

Junto con Bis-Quit los cantantes interpretaron romances rusos como Ojos Negros y varias canciones tradicionales, todo con un enfoque moderno. La música clásica no podía faltar. En un bloque de música instrumental el sexteto tocó reconocidas obras clásicas de Nikolái Rimski- Kórsakov. El cierre del espectáculo fue un homenaje a la música argentina, con una versión de Por una cabeza, tango de Alfredo Le Pera y Carlos Gardel y Libertango, de Ástor Piazzolla con balalaikas y domra. El público ovacionó de pie.

“En Rusia se escucha mucho Piazzolla y hay muchos entusiastas de la cultura argentina y del tango. Estamos muy felices de haber cruzado el globo para llegar aquí esta noche”, contó la soprano Olga Pudova.

El espectáculo se repitió en Mar del Plata el domingo 5 de julio en el Teatro Roxy Radio City.

Lea más sobre el Año de la Cultura Rusa en Argentina>>>

+
Síguenos en nuestra página de Facebook