¡Espectaculares! Los Acantilados Blancos del Lejano Oriente ruso (Fotos)

Yuri Smityuk/TASS
El tiempo convirtió la lava de un antiguo volcán en el lugar más famoso de Sajalín.

En la parte norte de la isla de Iturup (región de Sajalín), a 20 km de la ciudad de Kurilsk, hay unas estructuras naturales únicas llamadas “Acantilados Blancos”. Están compuestas de piedra pómez y cristal volcánico y (literalmente) se deshacen en las manos.

En la antigüedad, había un volcán en esta zona, y esta parte de la isla estaba bajo el agua. Durante la erupción, la lava, saturada de gases, salió a la superficie, se solidificó y luego, a causa de los terremotos, se elevó sobre la isla de Iturup.

Estas montañas de piedra pómez se extienden por unos 8 kilómetros a lo largo del mar en la Bahía de Prostor. Entre ellas, hay pequeñas colinas cubiertas de plantas verdes, así como majestuosos acantilados y extraños cañones con alturas de 40 a 120 metros.

Tales formas se formaron debido a los frecuentes vientos en Sajalín: la piedra pómez es un material muy liviano y las rocas se erosionaron con el tiempo. Tal vez, en unos pocos siglos, no quede nada de estos lugares.

En la playa, se pueden ver dunas de arena negra, volcánica y cubierta con trozos de piedra pómez blanca de las rocas.

Durante las lluvias (que se producen con más frecuencia que en San Petersburgo), las olas arrojan a la orilla enormes medusas, peces y otros habitantes del mar de Ojotsk.

A pesar de su nombre, estos acantilados rara vez parecen blancos. Cuando llueve, la piedra pómez se oscurece y se ve gris o incluso negra y tarda varios días en secarse. Al atardecer, las rocas reflejan una luz naranja. Sólo se puede ver que los acantilados “se vuelven” blancos por la mañana y con el tiempo de calma.

Los Acantilados Blancos son uno de los lugares más populares de Sajalín, atrayendo a locales y turistas que los visitan para disfrutar del panorama, acampar relajadamente y pescar a la orilla del mar.

En algunas zonas, el mar se acerca tanto a las rocas que por ellas sólo se puede conducir un todoterreno.

Además, estos lugares les gustan a mucho a los osos, sus huellas frescas a menudo se pueden ver en la playa. Por lo tanto, se recomienda a los turistas que no se adentren en las gargantas, donde pueden estar sus cuevas, y que sólo se limiten a caminar por la orilla.

LEE MÁS: Los 5 lugares con mejores vistas en la remota isla de Sajalín

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies