Estos son los 10 lugares más hermosos de Carelia (Fotos)

Getty Images
Esta pequeña república del norte de Rusia es famosa por sus lagos azules, canteras de mármol y bosques de montaña con rocas gigantes.

1. Petrozavodsk

La capital y la ciudad más grande de Carelia (tiene una población de poco menos de 300.000 personas) es famosa por una de las costas más famosas de Rusia. El malecón del Lago Onega está decorado con instalaciones de artistas contemporáneos de todo el mundo. ¡Las puestas de sol aquí son simplemente increíbles!

Los entusiastas de la arquitectura se enamorarán de las viejas casas de madera de Carelia que pueden verse en el centro de la ciudad, nada menos que en un museo al aire libre.

2. Parque de la Montaña Ruskeala

Hace varios años, estas canteras de mármol abandonadas se convirtieron en un parque. De aquí se extrajo mármol desde el siglo XVIII: El mármol de Ruskeala se usó en la decoración de la Catedral de San Isaac y el Castillo de San Miguel en San Petersburgo, así como en las estaciones de metro de Primórskaia y Ladózhskaia en la ciudad.

La principal atracción del Parque Ruskeala es un gran cañón lleno de agua azul. También se pueden visitar sus túneles subterráneos.

3. Cataratas de Kivach

Esta cascada aparecerá en cualquier tour por Carelia. ¡Es imposible perdérsela! Kivach se traduce del finlandés como “poderoso, impetuoso”. Son palabras muy adecuadas para describir el “alma” de esta cascada situada en el río Suna. Su altura es de 10,7 metros. Kivach es la segunda cascada plana más grande de Europa, después de las Cataratas del Rin en Suiza.

4. El extinto volcán Girvas

Girvas es diferente a cualquier volcán al que estemos acostumbrados. Parece un bosque rocoso, cortado por numerosos lagos y presas. Y sin embargo, es un volcán, o un paleovolcán, como dirían los científicos. Se extinguió hace más de 2.000 millones de años y se considera uno de los más antiguos del planeta.

5. Kijí

Hay más de 1.300 islas en el Lago Onega, pero una de ellas es la que, desde luego, se merece una visita. Kijí es una isla museo de arquitectura de madera, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Distintos edificios medievales fueron traídos aquí desde pueblos abandonados del norte de Rusia y restaurados.

El corazón del conjunto es el Pogost de Kijí, que consta de una Iglesia de la Transfiguración de principios del siglo XVIII, un edificio de 37 metros de altura hecho de madera sin un solo clavo; la Iglesia de la Intercesión con un iconostasio parcialmente conservado; y un campanario del siglo XIX.

6. Monasterio de Valaam

Uno de los monasterios más antiguos y famosos de Rusia está situado en el lago Ládoga, en la parte occidental de Carelia. El Monasterio de la Transfiguración del Salvador fue fundado en los siglos XI y XII en el aislado archipiélago de Valaam, que consta de 50 islas. Algunas de ellas están tan cerca unas de otras que visualmente parecen un solo trozo de tierra, mientras que otras están situadas a distancia y cuesta llegar a ellas. En muchas de esas islas, se han construido sketes, viviendas aisladas para monjes.

Los peregrinos y turistas son atraídos hasta aquí no sólo por la historia religiosa del monasterio, sino también por los paisajes que se pueden ver recorriendo estas islas.

7. Islotes del Ládoga

Uno de los más bellos parques nacionales de Rusia consiste en cientos de islas, canales y bahías escondidas en los densos bosques de Carelia. Es uno de los destinos más populares de pesca y kayak para turistas y locales.

Además, se pueden ver las focas que viven allí.

8. Petroglifos del Mar Blanco

Estas tallas en las rocas (mensajes de personas que vivieron en esta zona hace 5.000-7.000 años) se consideran uno de los principales misterios de Carelia. Se encuentran por toda la región, pero sobre todo cerca de la ciudad de Belomorsk en el norte de la república. Hay más de 2.000 de ellas aquí, y se descubren nuevas todo el tiempo. Representan escenas de la vida cotidiana de los antiguos habitantes de esta tierra, de su vida doméstica o de actividades como la pesca. Por cierto, ¡hay incluso imágenes de personas sobre esquís!

9. Rabocheostrovsk

En la década de 1920, esta antigua aldea carelia situada en la misma orilla del mar Blanco albergaba una prisión de tránsito para los internos del campo de Solovkí. Lo que queda de los antiguos edificios hoy en día son sólo sus cimientos y un muelle en ruinas, aunque el lugar sigue sirviendo como punto de partida para los viajes turísticos a Solovkí.

10. Pueblo de Kinerma

Este pequeño pueblo, con una población de sólo seis personas, es miembro de la Asociación de los Pueblos más Bellos de Rusia y es considerado una de las principales atracciones de Carelia. Kinerma ha conservado el aspecto histórico de un antiguo pueblo carelio, con casas de madera reales que datan de los siglos XVII y XVIII. Los residentes locales han montado una exposición para los turistas que los introduce en la vida cotidiana de un pueblo de Carelia. Y, por supuesto, todos los visitantes son tratados con deliciosas empanadillas locales, llamadas kalitki.

LEE MÁS: 7 fascinantes islas fortificadas de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies