Pesca, tigres y taiga: cómo pasa Putin sus vacaciones (Fotos)

Kremlin.ru
Independientemente de donde vaya, seguro que es en Rusia… y es muy probable que sea en la taiga.

“El trabajo del presidente es dar ejemplo y popularizar lugares de su propio país que la mayoría de la gente ni siquiera conoce”, afirmó el portavoz presidencial Dmitri Peskov en 2019 cuando se le preguntó por qué Putin solo va de vacaciones en Rusia.

Aunque Putin, como todos los funcionarios, tiene 30 días de vacaciones al año, aunque rara vez se toma largas pausas. Sus vacaciones suelen ser cortas, no más de unos pocos días. Presentamos los lugares favoritos de vacaciones del líder ruso, lo que le gusta hacer y con quién va.

República de Tuvá, la taiga

¿Recuerdas la famosa foto de Putin con el pecho desnudo?

Aparecer en una “pose semidesnuda es muy inusual para un jefe de Estado”, dijo el periodista austriaco Armin Wolf en una entrevista posterior con Putin. A lo que el mandatario ruso respondió: “Dijiste 'medio desnudo', gracias a Dios no 'desnudo'. Si estoy de vacaciones, no considero necesario esconderme detrás de un arbusto. No veo nada malo en ello”.

La imagen se tomó en agosto de 2009 durante unas vacaciones en la República de Tuvá (3.700 km al este de Moscú, no lejos de la frontera con Mongolia), que es aparentemente el lugar de vacaciones favorito del presidente ruso. Es el lugar que más ha visitado. Uno de sus primeros viajes conocidos aquí fue en 2007, en compañía del Príncipe Alberto II de Mónaco. Los dos hombres navegaron casi 50 km por los rápidos del río Yenisei y también pescaron.

En 2009 la tradicional navegación fluvial se combinó con el paseo a caballo. Por cierto, el animal pertenecía a un pastor local que vivía cerca del campamento presidencial. En 2013, fue de nuevo a Tuvá. En esta ocasión Putin capturó un lucio de 21 kg., un nuevo récord personal.

La pesca más famosa del presidente fue en agosto de 2017. Durante una pesca submarina de lucios, Putin llevaba una cámara GoPro atada a su cabeza. Las imágenes en primera persona se emitieron en la televisión nacional. Según el Kremlin, el presidente pescó durante varias horas ese día.

Seguramente todos estos viajes no fueron al mismo lugar exactamente, y es que después de todo la taiga siberiana es enorme. Aunque sí se conoce el lugar: “El río Jemchik es el mayor afluente izquierdo del alto Yenisei, o, como lo llaman los locales, Ulug-Khem. Garantizo unas vacaciones inolvidables, no solo en las orillas del Jemchik, sino en toda Tuvá”, dijo el propio Putin. Es aquí donde pescó ese enorme lucio.

En 2018 Putin volvió a Tuvá, pero con una agenda más relajada: caminar, recoger setas y asar shashlik en compañía del ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y el director del FSB, Alexánder Bortnikov. Regresó en el otoño de 2019, esta vez solo con Shoigu.

Sochi

El esquí es el deporte de invierno favorito de Putin. “Es un deporte dinámico y técnico y una gran manera de relajarse y mantenerse en forma al mismo tiempo”, afirmó el mandatario. Su lugar preferido para esquiar es Sochi. Incluso antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, fue allí muchas veces en la década de 2000, probando nuevas pistas y conociendo a esquiadores profesionales y administradores de centros turísticos. La creciente popularidad de Krásnaia Poliana tenía un inconveniente: como la infraestructura del no puede cerrarse completamente durante un viaje presidencial, Putin tiene que hacer freeride lejos de las pistas preparadas de Aibga.

Abzakovo, Urales

Otro lugar para pasar el tiempo en invierno es el pueblo de montaña de Abzakovo, en Bashkiria. La estación alberga los siguiente títulos: “Mejor estación de esquí de los Urales” y “Estación de esquí más asequible de Rusia”. Cuenta con 15 pistas con una longitud total de 18 km. Putin visitó Abzakovo por primera vez inmediatamente después de su primera victoria en las elecciones presidenciales en 2000 y volvió todos los años a partir de entonces hasta 2003.

Volga, región de Astracán

“La mejor pesca del mundo, en mi opinión, se realiza en la región de Múrmansk y en el delta del Volga en Astracán”, dijo Putin una vez. Viajó a este último lugar en 2011, acompañado de Dmitri Medvédev (que era entonces presidente y Putin, primer ministro). Después de un paseo por la orilla del río, fueron a pescar con caña y luego, pesca submarina con trajes de neopreno equipados con cámaras. Después, navegaron por el río - tanto Putin como Medvédev tienen licencia de barco.

Lago Ilmen, isla Lipno

Putin viajó aquí con Medvédev en septiembre de 2016. El lago Ilmen se encuentra en la  región de Nóvgorod (475 km de Moscú). Putin dio una vuelta por la isla, montó en barco, visitó una antigua iglesia y comió ujá (sopa de pescado) con los pescadores locales. Preguntando de qué estaba hecha la sopa, le dijeron a Putin: zander. “No hay ni un solo trozo de pescado en mi plato”, dijo Putin, “pero de todos modos es delicioso”

Jakassia, taiga

El presidente estuvo en Jakasia, en el centro-sur de Rusia, en 2018, tras la cumbre de los líderes de la CEI en Dushanbé, Tayikistán. Fue tan solo para pasar un día. El Kremlin no lo comentó. Después voló directamente a Sochi para el Gran Premio de F1.

Reservas naturales rusas

A Putin le gusta combinar la recreación al aire libre con encuentros con animales salvajes. En agosto de 2008 voló a la reserva natural que tiene la Academia Rusa de Ciencias en el Lejano Oriente. Aquí los zoólogos estudian y protegen los tigres de Ussuri. Vio cómo una tigresa de cinco años de edad había sido atrapada por cazadores furtivos y le colocó un collar con rastreador de satélite alrededor del cuello.

En agosto de 2010 Putin voló a Kamchatka con científicos de la Reserva Kronotski. Navegó y tomó una muestra de tejido de ballena gris para su análisis (para lo cual tuvo que disparar a la ballena con una ballesta, lo consiguió al cuarto intento).

En octubre de 2016 visitó la reserva Orenburg, donde se había recuperado a la población de Przewalski (un tipo de caballo salvaje de Mongolia). El punto culminante del viaje fue cuando el presidente montó en quad con una manada de caballos corriendo detrás de él. “Son animales muy gráciles y poderosos. Son espléndidos. La diferencia está en los cromosomas. Los caballos domésticos tienen 64 cromosomas, mientras que éstos tienen 66. Son animales diferentes”, dijo a los periodistas. “No es una raza de caballo más, sino algo que estuvo a punto de desaparecer”.

Te contamos todo lo que querías saber sobre Putin.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies