Los 5 lugares con mejores vistas en la remota isla de Sajalín (Fotos)

Legion Media
Situada en el extremo oriental de Rusia, es conocida por su belleza natural. Estos son los mejores lugares para admirarla.

1. Rana extraña

Una de las vistas vinculadas a la naturaleza más populares de Sajalín se encuentra cerca de la capital de la isla y se puede llegar en autobús urbano. Escondida en las profundidades de un bosque, hay una montaña cuyos contornos se asemejan a los de una rana. Los residentes locales y los ufólogos consideran este territorio como un lugar con poderes o una zona extraña.

Natalia, residente de un pueblo cercano, dice: “No deben venir aquí sin estar preparados. Desde los años 90 la rana ha sido visitada por varios parapsicólogos y expediciones ufológicas y todo el mundo dice que aquí hay una energía muy poderosa. Todo lo que se toma de la naturaleza, ya sea agua o plantas, debe ser tomado con cuidado. De lo contrario, los espíritus malignos se enfadarán y podrán quitarte las riquezas naturales. Por ejemplo, siempre me zambullo en el río antes de escalar esa montaña, pero una vez no lo hice, y la cosecha de ese año fue muy mala”.

2. Bahía Tranquila

Según el portal de viajes Russia.Travel, la bahía Tranquila es una de las cinco mejores playas de Rusia. Se puede llegar en coche conduciendo hacia el norte desde la capital de la isla, Yuzhno-Sajalinsk. Cuando el tiempo es soleado la bahía es tranquila, lo que justifica plenamente el nombre que le dio el famoso explorador Iván Krusenstern. Pero incluso con mal tiempo, sus enormes acantilados protegen la costa de las ráfagas de viento.

Los amantes del turismo extremo pueden escalar el pico Negro y desde una altura de más de 200 metros admirar el hermoso panorama de la bahía y la cordillera. La cima forma parte de la montaña del Dúo, a la que los lugareños han apodado Pushkin: si la miras desde un cierto ángulo desde la playa, se asemeja al perfil del gran poeta.

3. Cascadas Klókovski

En dirección a la bahía Tranquila, a lo largo de la costa este de la isla, se puede visitar una de las cascadas más altas de Sajalín. Para llegar hay que salir de la carretera principal y adentrarse a pien en el bosque. Hay una pequeña plataforma de observación para los turistas, que ofrece vistas impresionantes de una cascada de tres etapas de casi 50 metros de altura.

Sin embargo, no hay que olvidar que no son solo los turistas los que van a admirar la belleza de la cascada. Alexánder, un residente de Sajalín, recuerda: “Una vez mis amigos y yo decidimos descansar en la plataforma junto a la cascada. La conversación era animada y el agua retumbaba cerca, así que no oímos que nos había acompañado un cachorro de oso. Nos asustamos tanto que nuestros gritos lo enviaron de vuelta al bosque. Tuvimos que irnos rápidamente para no conocer a su madre”.

4. Las rocas de Los Tres Hermanos

Las rocas se encuentran en Alexándrovsk-Sajalinski, que solía ser el principal puerto de la isla. Existen numerosas leyendas sobre el origen de las rocas, pero la más popular, proveniente del pueblo nivjis, cuenta de tres hermanos, cuyas esposas rompieron la prohibición y fueron a verlos pescar y después los hermanos se convirtieron en piedra. Los Tres Hermanos están situados al pie del monte Zhonkier, cuyo cabo se puede escalar pasando por un túnel poco profundo en la roca.

Estos lugares se hicieron muy conocidos gracias al escritor Antón Chéjov, que desembarcó en la isla en 1890, y más tarde escribió un libro sobre la vida cotidiana de los convictos [en esa época, Sajalín era uno de los principales destinos de trabajos forzados en Rusia]. Solía acercarse a ver desde ahí las puestas de sol y escribió al irse: “Estaba solo en la popa, diciendo adiós a este pequeño mundo sombrío, custodiado desde el mar por Los Tres Hermanos, que ahora eran apenas visibles y parecían tres monjes negros en la oscuridad”.

5. Faro de Aniva

Este majestuoso faro fue diseñado por el ingeniero japonés, Shinobu Miura, y construido en 1939. Para visitarlo es necesario hacerlo con una empresa turística, a menos que se vaya en una embarcación inflable. Después de su desmantelamiento, el faro fue saqueado y abandonado, por lo que no es seguro para los turistas no preparados. Al subir hasta arriba la recompensa son impresionantes vistas del cabo Aniva y el mar de Ojotsk.

Estos són los 100 lugares más bellos de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies