Minas de sal de los Urales que parecen un viaje en ácido

Mijaíl Misháinik/uralmines.ru
Estas minas en desuso en Ekaterimburgo tienen un diseño que supera a cualquier club de Moscú. Echa un vistazo a estas paredes onduladas que podrían confundirse con un lienzo de Van Gogh.

En la Red comparan estas minas de sal de Ekaterimburgo con un lujoso club nocturno y piden que las fiestas de la ciudad empiecen a hacerse bajo tierra.

Estas minas surrealistas, a 200 metros de profundidad, parecen haber sido diseñadas por Vincent Van Gogh o haber sido hechas por una antigua civilización.

Sin embargo, el efecto caleidoscópico es completamente natural. Los colores se formaron durante la era Pérmica (hace 280 millones de años) en lo que era un mar de agua salada, que se evaporó hace mucho, dejando atrás capas de ricos y vívidos minerales.

Los colores se deben sobre todo a la carnalita seca y a los magnesiatos de potasio, utilizados hoy en día como fertilizantes. Hay una amplia gama de matices y formas, incluyendo círculos y ondas concéntricas rojas, blancas, azules y doradas.

El fotógrafo Mijaíl Misháinik encontró estas increíbles minas en 2014. Entonces pasó días y noches explorándolas, a pesar del alto riesgo de fugas de gas y de deslizamientos de tierra.

Según Mijaíl, el laberinto de túneles se extiende a lo largo de varios kilómetros. Afirma que en la mina el aire es muy seco, debido a los altos niveles de sal.

¿Por qué el potencial artístico de estas minas ha pasado desapercibido durante tanto tiempo? Puede que una de las causas sea la iluminación: las minas son de un color negro intenso y las paredes solo muestran su grandeza bajo una luz de antorcha muy fuerte.

Algunos de los túneles están todavía en uso, aunque la mayoría están inactivos y solo se puede entrar con un permiso. Esto significa que, lamentablemente, todavía tendremos que esperar para que se celebre aquí la primera noche techno.

Pincha aquí para ver ocho maravillas naturales de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies