Pasión rusa por los globos aerostáticos

Por una extraña razón, el país eslavo se siente misteriosamente atraído por los globos. No es de extrañar que los rusos hayan batido varios récords mundiales en diferentes categorías. Te presentamos las mejores fotos de los globos que te hipnotizarán igual que a los rusos.

En julio de este año Vitali Nenáshev se ha convertido en la primera persona del mundo en sobrevolar en un globo aerostático la montaña más alta de Europa, el Elbrús. Ascendió hasta los 1.8000 m en el globo Rossiya (Rusia) y soportó temperaturas de hasta -27°C. En total, su histórico viaje cubrió una ruta de 70 kilómetros.

En verano de 2016 el conocido viajero ruso, Fiódor Kóniujov, dio la vuelta al mundo en 11 días en su globo aerostático y batió el récord del norteamericano Steve Fossett, que había conseguido lo mismo pero en 13 días, en 2005. Kóniujov recorrió más de 34.000 kilómetros, despegó en Australia y aterrizó casi en el mismo sitio. Lo hizo con uno de estos globos.

Además, cada año en diferentes ciudades rusas se organizan festivales de globos, que permiten a los deportistas y aventureros lucir sus maravillosos aparatos, mientras los amantes del espectáculo disfrutan desde tierra viendo como el cielo se llena de enormes “pájaros”.

Los antiguos pueblos de Pereslavl-Zaleski, Rostov Veliki y Nizhni Nóvgorod son como la meca para los entusiastas de globos aerostáticos.

Normalmente estas ciudades se visitan por su legado arquitectónico, pero una vez al año se convierten en el escenario de un espectacular show aéreo.

Para los que dirigen los globos, este festival anual es siempre el más importante del calendario.

¿Quién podría decir que no a un viaje por encima del antiguo kremlin de Rostov Veliki y el bello lago Nero?

Para los espectadores, amantes de esta actividad, también es un gran acontecimiento ver los globos en unos paisajes tan bellos.

Mijaíl Lápitov ha pilotado globos desde su niñez.

A este joven le gusta volar por placer.

Mijaíl no separa entre trabajo y tiempo libre ya que es empleado de una compañía que produce globos aerostáticos.

Los globos de aire caliente son los más populares, nos explica Mijaíl. Los globos aeroestáticos van más lejos pero son demasiado caros.

En esta disciplina todo depende de un coordinado trabajo en equipo.

Todo el equipo se implica en la preparación.

El desfile de los globos es una alegría incluso para los que se quedan en tierra firme.

A pesar de la competición, reina un espíritu familiar. “Este festival es una experiencia inolvidable para todos”, dice Mijaíl.

Si quieres seguir llegando a otros rincones de Rusia aquí te presentamos seis lugares para amantes del riesgo.

Todos los derechos reservados por Rossíyskaya Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies