¿Por qué los europeos y los estadounidenses necesitan visados para entrar en Rusia?

Natalia Nósova
Mientras que los europeos y los estadounidenses necesitan visas para viajar a Rusia, la mayoría de los latinoamericanos pueden viajar al país eslavo sin restricciones burocráticas.

Es muy difícil viajar a Rusia si eres de Estados Unidos o de la Unión Europea (los latinoamericanos son mucho más afortunados). Ahora, cualquier mejora en este aspecto está estancado, debido a la política, por supuesto.

Rusia está lista para cambiar hacia un esquema de exención de visado con EE UU y espera la respuesta de Washington, según dijo el ayudante presidencial ruso Yuri Ushakov. “Básicamente, estamos listos para cambiar a un régimen de visitas mutuas sin necesidad de visado. Todo depende de nuestros socios estadounidenses, dijo Ushakov durante una rueda de prensa.

¿Suena poco probable que esto se materialice? Vladímir Putin, primer ministro en 2011, discutió el tema con el entonces vicepresidente Joe Biden. Desafortunadamente, no ha habido ningún progreso desde entonces, las relaciones entre EE UU y Rusia han empeorado y todas las conversaciones sobre la liberalización de visados aparentemente han sido olvidadas.

Lo mismo se aplica a una posible exención de visados entre Rusia y la Unión Europea. En 2014, tras la crisis ucraniana, la UE suspendió todas las negociaciones económicas y de visados con Rusia. No se han reanudado desde entonces.

Condenado hace mucho tiempo

“Técnicamente y en la práctica, estábamos dispuestos a abandonar los visados con la UE, cumplimos todos los acuerdos que debíamos tener para pasar a la exención de visados”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Serguéi Lavrov en 2015.

Según Lavrov y otros funcionarios rusos, incluso antes del conflicto por Crimea, ni los europeos ni los estadounidenses estaban dispuestos a abandonar el sistema de visados, así que Rusia simplemente reaccionó. O, para ser más precisos, no reaccionó y dejó las cosas como estaban.

El diálogo entre Rusia y la UE sobre un régimen de exención de visado se hizo realidad en 2011, cuando las partes implicadas firmaron una declaración de pasos mutuos hacia la exención de visados, escribió Elena Ivanova, profesora asociada del Instituto Internacional de Economía y Derecho, en su artículo Sobre la cuestión de un régimen de exención de visado. “El apartado 4 menciona la necesidad de aprobar principios ‘antidiscriminatorios’ que incluyan la protección de las minorías y la lucha contra los delitos motivados por el odio”, señala Ivanova.

Desafortunadamente, la UE consideró discriminatorias algunas partes del sistema legal ruso, según los expertos, y esto se convirtió en un obstáculo diplomático insuperable y, desde 2014, las mayores contradicciones han bloqueado el camino hacia la exención de visados.

Dificultades políticas

Las conversaciones sobre un régimen sin visado para Rusia y Estados Unidos también fueron olvidadas hace tiempo, especialmente después de las expulsiones mutuas de diplomáticos en 2017. Los rusos y los estadounidenses discutieron los acuerdos de sobre este tema durante el reset con Rusia (un intento por parte de la administración Obama de mejorar las relaciones bilaterales). Una vez finalizado este periodo, se interrumpieron las conversaciones sobre un régimen sin visado.

Incluso en aquel momento, los expertos se mostraron escépticos sobre las perspectivas de establecer un régimen sin visados. “La idea, supongo, aparece sólo para aportar algo nuevo a la agenda de las relaciones ruso-estadounidenses, además del desarme nuclear. Los posibles resultados son un asunto a largo plazo”, comentó Fiódor Lukiánov, redactor jefe de Russia in Global Affairs (Rusia en los asuntos globales), en 2011. También pensó que sería más rápido llegar a un acuerdo para abandonar los visados con la Unión Europea, pero resulta que, en ambos casos, el punto muerto alcanzado (por ahora) es bastante obvio.

Bendiciones

Los países latinoamericanos demostraron que son mejores a la hora de resolver los problemas de visados con Rusia, ya que no sufren contradicciones políticas serias. Hoy en día, todos los países de Sudamérica, excepto Surinam, tienen acuerdos de exención de visados con Rusia, lo que significa que todos sus ciudadanos son libres de viajar a Moscú, Siberia o a cualquier lugar de Rusia que deseen. Además, a partir del mayo pasado todos los habitantes de América Central (salvo Belice, que forma parte de la Commonwealth) no necesitan visados para viajar al país eslavo, después de que Rusia y Costa Rica firmasen el acuerdo correspondiente.

Los diplomáticos rusos están discutiendo actualmente la liberalización de visados con México. “Hoy en día, el tema de la implementación de un régimen sin visados para las visitas mutuas es especialmente importante”, señaló Viacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal, al reunirse con su colega mexicano Edgar Romo García en junio de 2018. Suena como si Rusia (a diferencia de algunos de los vecinos de México) no deseara construir ningún muro.

Además, los extranjeros que asistieron al Mundial de Rusia y tienen Fan ID, pueden disfrutar de visitas sin visado hasta finales de 2018. Al menos eso es lo que dice el presidente Vladímir Putin y, por lo general, sus iniciativas cuentan con el apoyo del Parlamento. Para más información, pincha aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies