Geotiquetado: Novorosíisk, famoso puerto de Rusia en el mar Negro y lugar duro para vivir (Fotos)

Legion Media
¿Pensabas que era posible ver delfines, grandes cruceros y tornados en un solo lugar? Para eso sólo hay que visitar Novorosíisk.

Paisajes

Fundada en 1838, Novorosíisk (1227 millas al sur de Moscú) es una gran ciudad industrial y el puerto marítimo más grande del mar Negro. El año es siempre ajetreado, ya que la vida no se detiene aquí ni siquiera durante las vacaciones. Grandes volúmenes de carga llegan aquí por mar todos los días, gracias a la bahía de la ciudad, que es la única profunda, larga y la más práctica en la costa del mar Negro. Permite que incluso los grandes transatlánticos puedan atracar.

Aunque el clima es bastante suave (la bahía nunca se congela en invierno) la ciudad se ve ocasionalmente afectada por tornados y fuertes vientos. Estos, llamados “bora”, pueden alcanzar los 105 km/hora (65 millas/hora) y conducir a la destrucción y al caos. En septiembre de 2017, los boras talaron decenas de árboles, dañaron techos y paradas de autobús. Los lugareños han aprendido a vivir en condiciones tan duras, pero incluso ellos a veces prefieren quedarse en sus casas.

Gente

Hogar de más de 300.000 personas (incluida una gran comunidad griega) y ciudad natal del genio de la ciberseguridad ruso Evgueni Kasperski, Novorosíisk nunca podrá ser tachada de ser aburrida. A pesar de su ambiente trabajador, ofrece muchas oportunidades de entretenimiento para los turistas, como el buceo, la navegación a vela o los clubes nocturnos.

A los lugareños también les encanta el malecón donde se puede encontrar el barco museo Mijaíl Kutúzov, antiguamente un barco de la Flota del mar Negro que participó oficialmente en dos conflictos armados: en las guerras árabe-israelíes de 1967 y 1973. Los fines de semana el paseo marítimo y las playas cercanas son los lugares donde verás relajarse a sus habitantes.

Matices

Novorosíisk es una de las Ciudades Héroes de Rusia: en 1943, una pequeña unidad de soldados y marineros locales logró recuperar unos 30 kilómetros cuadrados de tierra de las fuerzas de ocupación nazis, y defenderla durante 225 días hasta que la ciudad fue liberada por el Ejército Rojo. Un monumento en la llamada Málaia Zemliá (tierra pequeña) conmemora su heroísmo y es uno de los sitios de visita obligada de la ciudad.

La zona de Novorosíisk es también conocida como una de las regiones vinícolas de Rusia. La bodega de Abráu-Diursó, fundada por el emperador ruso Alejandro II en 1870, no está lejos de la ciudad y sigue produciendo los famosos vinos de mesa y espumosos que aún hoy se sirven en las recepciones del Kremlin.

¿Te gusta nuestra serie “Geotiquetado”? Echa un vistazo a más fotos de las regiones rusas geotiquetadas pinchando aquí.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies