¿Cuál es la mejor manera de ver Rusia: en coche, tren o avión?

Viajar por país más grande del mundo no es algo tan sencillo como pudiera parecer. Aquí está nuestra guía de diferentes medios de viajar por Rusia, y las ventajas y desventajas de cada uno de ellos. Con suerte, te ayudará a tomar una decisión informada sobre la mejor manera de llegar a ese lugar que sueñas visitar en Siberia.

1. Coche: pros y contras

Rusia es un país tan enorme con distancias difíciles de imaginar entre algunos asentamientos humanos que viajar en coche puede tomar mucho tiempo e incluso desconcertante para aquellos acostumbrados a vivir en zonas densamente pobladas. Pero este no es el único problema.

La baja calidad de las carreteras llega a ser penosa en algunas regiones lejanas, lo que puede sorprender. Las autopistas principales suelen estar bien, sin embargo.

Hay algunas autopistas de peaje. Las mejores son: la M4 "Don", que va de Moscú a Novorosíisk; y las tres partes de la M11, de Moscú a San Petersburgo, (todavía no se ha completado). El límite de velocidad en las carreteras es de 110-130 km/h, mientras que el límite de velocidad en las zonas urbanas es de 60 km/h; fuera de las ciudades el límite es de 90 km/h; y en algunas carreteras marcadas en verde puede ser de 110 km/h.

En regiones distantes, sobre todo en la parte asiática del país, no hay muchas gasolineras, así que planea con anticipación dónde llenar el tanque. En algunas carreteras al este de los montes Urales se puede conducir durante horas sin ver ningún signo de civilización.

Sin embargo, una sorpresa agradable para los visitantes de los países occidentales es el precio del combustible. El costo promedio de la gasolina en el verano de 2017 fue de 39,87 rublos (0,68 dólares) por litro.

La mayoría de grandes empresas de alquiler de coches (Avis, Hertz, Europcar, etc) operan en el país. El precio de alquiler de un coche de clase económica comienza en 1.500 rublos/día (26 dólares), y  el de clase media puede oscilar entre los 2.500 y los 3.500 rublos/día (44-70 dólares). Uno debe tener al menos de dos a tres años de experiencia de conducción, y una licencia de conducir internacional se acepta si viajas como turista.

2. Ver Rusia desde la ventana de un tren

Una de las experiencias más únicas de Rusia es viajar en un tren de larga distancia. Si tienes una semana libre, te recomendamos que tomes el Ferrocarril Transiberiano de Moscú a Vladivostok. Verás una gran parte del país y pasarás por varias zonas climáticas mientras estás sentado en un vagón acogedor, bebiendo té.

Otra ventaja del tren es la oportunidad de conocer gente con la que de otra manera nunca entrarías en contacto. Un viaje en tren significa quedarse dormido bajo el sonido del ruido de los vagones a lo largo de las vías, compartir comida con extraños y muchas "charlas de tren". Definitivamente es una manera de conocer y entender al pueblo ruso.

Un viaje de tren de fondo tiene muchas paradas a lo largo del camino, algunas de las cuales duran hasta una hora. Puede aprovechar esto para dar un vistazo rápido alrededor de la estación y comprar tartas caseras, así como bayas locales de las abuelitas en la estación (ten cuidado y asegúrate de que están buenas).

Hay diferentes vagones con diversos niveles calidad y confort. El “kupé” es un compartimiento cerrado para dos o cuatro personas, y el “plazkart” es un vagón abierto con cerca de 50 camas. Viajar una larga distancia en “plazkart” puede ser agotador, por lo que no es recomendable para más de un día.

Puedes encontrar más información sobre el Transiberiano, incluyendo descripciones detalladas de los tipos de trenes y rutas, en este sitio web. En general, viajar en tren en Rusia es cómodo y la red ferroviaria es extensa. Para consultar los horarios y reservar un billete, visita el sitio web, que también tiene una versión en inglés.

Si no dispones de una semana de sobra, entonces viaja a Vladivostok en avión. Un vuelo de vuelta puede costar alrededor de 400 euros. Los billetes de tren para el mismo viaje tienen precios similares si viajas en kupé, mientras que plazkart puede costarte 70 euros si compras el billete con antelación.

3. Viaje en avión

Viajar largas distancias en avión no es barato. Mientras que un billete de tren de ida y vuelta a Irkutsk (cerca del lago Baikal) cuesta hasta 20.000 rublos (340 dólares), el precio del billete en el avión sin escalas más barato comienza en unos 25.000 rublos (430 dólares) en temporada baja. Las aerolíneas más grandes de Rusia son Aeroflot Siberia airlinesUTair y Ural Airlines.

También hay una aerolínea de bajo coste, Pobeda, una filial de Aeroflot. Hay vuelos a un número limitado de destinos, pero es un salvavidas para viajeros de bajo presupuesto. Revisa todas las tarifas cuidadosamente para evitar sorpresas desagradables en el aeropuerto. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más