Los 10 puentes más impresionantes de Rusia

Palace drawbridge risen. The Neva River, night time. St. Petersburg, Russia.

Palace drawbridge risen. The Neva River, night time. St. Petersburg, Russia.

Global Look Press
Siendo el país más grande del mundo, es normal que Rusia tenga muchos puentes, pero el tamaño de algunos de ellos nos deja boquiabiertos. Además, se construyen constantemente puentes nuevos. RBTH ha elegido las 10 construcciones sobre ríos (tanto nuevas, como antiguas) más impresionantes del país euroasiático.

1. El puente levadizo más popular

El Puente del Palacio en San Petersburgo. Fuente: Global Look PressEl Puente del Palacio en San Petersburgo. Fuente: Global Look Press

Lo primero que viene a la mente con respecto a los puentes rusos son los puentes levadizos de San Petersburgo sobre el río Nevá, que de por sí tiene una elegancia imperial.

El Puente del Palacio conecta el centro de ciudad con la isla Vasílievski, y es uno de los lugares más queridos por los turistas, que esperan hasta el anochecer para ver cómo se levanta el puente dejando pasar a los barcos.

Este puente fue levantado en 1916, y su longitud es de 250 metros.

2. El puente más largo de Rusia

El puente sobre el río Kama en Tatarstán. Fuente: Global Look PressEl puente sobre el río Kama en Tatarstán. Fuente: Global Look Press

El río Kama es el afluente más grande del río Volga y una importante ruta marítima. Antes de que el puente se construyese, el río solo se podía cruzar cuando éste se congelaba. Y para ello, había que ir en un coche que pesara menos de 5 toneladas.

Esta pasarela, construida entre 1992 y 2002, no tiene un nombre en particular. Está situada cerca de la aldea de Sorochyi Gory y forma parte de la carretera R239 que va desde Kazán hasta la frontera con Kazajistán. Actualmente, es el puente más largo de Rusia con 14 kilómetros de longitud (la parte del puente que pasa por encima del río Kama es de 1,6 kilómetros).

3. El puente colgante más alto de Europa

Este puente sobre el río Moscova “Zhivopisni Most”. Fuente: Antón Denísov/RIA NovostiEste puente sobre el río Moscova “Zhivopisni Most”. Fuente: Antón Denísov/RIA Novosti

Este puente sobre el río Moscova une la Avenida Márshal Zhúkov con la popular zona verde de Moscú llamada Serébriany Bor. Tiene una longitud de 1,5 kilómetros y se inauguró en 2007. Estaba previsto que el puente contara con una zona de observación y un restaurante dentro de la cápsula situada en la parte superior del arco.

El arco principal tiene 105 metros de altura, lo que lo convierte en el puente colgante más alto de Europa. Pero esa no es la única ventaja del puente que se conoce como “Zhivopisni Most” (“Puente pintoresco”, en ruso).

Sin embargo, su construcción resultó ser bastante problemática. Por eso la cápsula será finalmente transformada en una oficina del registro civil que se inaugurará en cuanto se construya un ascensor especial.

4. El puente que fue el más largo de Asia

El puente Kommunalni sobre el río Yeniséi. Fuente:Freidberg/RIA NovostiEl puente Kommunalni sobre el río Yeniséi. Fuente:Freidberg/RIA Novosti

El puente Kommunalni (lo que significa “comunal”) sobre el río Yeniséi se inauguró en Krasnoyarsk en 1961, en la época de Nikita Jrushchov. Durante muchos años, este puente de 2,3 kilómetros de longitud fue el más largo de Asia (pero ahora este título de honor pertenece al puente indio Gandhi Setu de 5 kilómetros de longitud, inaugurado en 1982).

Este puente es realmente impresionante, especialmente si uno se encuentra justo debajo él, en el terraplén del Yeniséi. Fue inmortalizado cuando su imagen apareció en el reverso del billete de 10 rublos. Gracias a sus arcos de ferro-hormigón de 1.560 toneladas, este puente se considera único.

5. El puente más rojo

El puente sobre el río Irtysh "El Dragón Rojo". Fuente: Legion MediaEl puente sobre el río Irtysh "El Dragón Rojo". Fuente: Legion Media

Otro gran río siberiano, el Irtysh, dio nacimiento a un magnífico puente en Janti-Mansisk, que lleva el nombre no oficial de El Dragón Rojo (este apodo se debe a su construcción en metal rojo).

Este puente de 1,3 kilómetros de longitud forma parte de una carretera de 2.545 kilómetros que atraviesa los Urales del Norte y Siberia Occidental, desde Perm hasta Tomsk. No hay nada parecido en toda Rusia.

6. El puente más bonito

El puente sobre el río Oká. Fuente: Legion MediaEl puente sobre el río Oká. Fuente: Legion Media

Este puente sobre el río Oká, otro afluente del Volga, ocupó el primer lugar en una encuesta pública realizada por el gobierno para encontrar el puente más hermoso de Rusia. Hay una señal que recuerda este hecho. Por cierto, el segundo lugar en esta encuesta lo ocupó El Dragón Rojo.

El puente de 1,4 kilómetros de longitud se inauguró en 2009 y tiene una característica peculiar: cuando un fuerte viento choca contra el tenso puente, este parece cantar.

7. El puente más ruso

El Puente del Cuerno de Oro en Vladivostok. Fuente: Alexéi Kudenko/RIA NovostiEl Puente del Cuerno de Oro en Vladivostok. Fuente: Alexéi Kudenko/RIA Novosti

Una réplica de la famosa Puerta de Oro de San Francisco, el Puente del Cuerno de Oro en Vladivostok, ya se ha convertido en el símbolo de la ciudad. Fue construido en 2012 para la cumbre de la APEC, y cruza la bahía de Zolotói Rog (Cuerno de Oro, en ruso). Pero este puente tiene un hermano.

El pintoresco puente Russki construido en Vladivostok conecta la ciudad con la Isla Russki, que está separada de Vladivostok por la bahía del Bósforo Oriental.

El puente será representado en un billete nuevo de 2.000 rublos que aparecerá a finales de este año. Tiene una longitud de poco más de 3 kilómetros, y es el segundo puente más alto del mundo (324 metros), después del Viaducto de Millau en Francia, de 343 metros. Por la noche, el puente Russki se ilumina con los colores de la bandera rusa.

8. El puente colgante peatonal más largo del mundo

"El Puente del Cielo" en Sochi. Fuente: Mihaíl Mokrushin/RIA Novosti"El Puente del Cielo" en Sochi. Fuente: Mihaíl Mokrushin/RIA Novosti

"El Puente del Cielo" que cruza el desfiladero de Akhshtyr y el río Mzimta atemoriza no solo a los que quieren caminar sobre él, sino también a aquellos que prefieren verlo desde abajo. Es el puente colgante más largo del mundo (439 metros de largo) y forma parte del Skypark AJ Hackett Sochi que fue construido en 2014, el año en que esta ciudad balneario fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno.

El parque está situado en la carretera que lleva hacia la estación de esquí Krásnaia Poliana, por lo que es difícil no encontrarlo. Se puede hacer puenting a una altura de 207 metros.

9. El puente tramposo

El Puente del Milenio en Kazán. Fuente: Global Look PressEl Puente del Milenio en Kazán. Fuente: Global Look Press

El Puente del Milenio fue construido en 2005 para celebrar los mil años de la ciudad de Kazán. De 835 metros de longitus es, en realidad, un puente de viga que combina elementos de construcción de cable que tienen, más bien, una función decorativa porque los tramos del puente no son tan grandes y no necesitan cables para sostenerlos.

El puente es ahora uno de los principales atractivos de Kazán y la letra M (de Milenio) se ilumina por la noche.

10. El puente más aclamado

El puente de Jabárovsk sobre el río Amur. Fuente: Vitali Beloúsov/RIA NovostiEl puente de Jabárovsk sobre el río Amur. Fuente: Vitali Beloúsov/RIA Novosti

El puente de Jabárovsk sobre el río Amur, también conocido como “la maravilla del Amur”, es uno de los más antiguos de nuestra lista. En 1900 fue premiado con una medalla de oro en la Exposición Universal de París.

Se inauguró en 1916 y ha sobrevivido a todas las guerras y revoluciones de Rusia. En el momento en el que se construyó, el puente era el más largo en Eurasia y África (al principio, tenía una longitud de 2,6 kilómetros).

A finales de los 1990 fue reconstruido y ahora cuenta con casi 4 kilómetros de longitud y forma parte del Ferrocarril Transiberiano. Su imagen aparece en el billete de 5.000 rublos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.