Visita Kazán guiado por una nativa

Kazán es el hogar de cientos de grupos étnicos que conviven en paz.

Kazán es el hogar de cientos de grupos étnicos que conviven en paz.

Shutterstock/Legion-Media
Adel Zabbárov nació en Kazán y vive en la ciudad. Nos habla de la historia y de los lugares de mayor interés en la ciudad. ¿Qué tiene su ciudad que no puede encontrarse en ningún otro lugar?

Kazán está situada en la orilla izquierda del río Volga, en la parte europea de Rusia, a 800 km al este de Moscú. Esta ciudad de rápido crecimiento y con una población de 1,2 millones de personas es famosa por su diversidad étnica y religiosa. En 2005 Kazán celebró un milenio de historia, lo que la convierte en una de las ciudades más antiguas de Rusia. Es la capital de la república de Tatarstán y uno de los centros políticos, sociales, económicos y culturales más importantes del curso alto del Volga.

¿Por qué vale la pena visitar Kazán?
Es una ciudad moderna que acoge numerosos eventos deportivos, culturales y musicales. Cada año, miles de turistas visitan esta ciudad, donde disfrutan de una cálida bienvenida por parte de la gente del lugar y se encuentran con los contrastes y la diversidad de la ciudad de Kazán, donde la cultura europea confluye con la asiática, conviviendo en paz y armonía. 

¿Cómo es la gente de Kazán?
Kazán es el hogar de cientos de grupos étnicos: tártaros, rusos, chuvasios, maris, mordvinos, ucranianos y judíos. Todos ellos conviven en paz y se profesan un profundo respeto. La mayoría de la población de Kazán es bilingüe y habla tanto ruso como tártaro. La gente de Kazán está muy orgullosa de su historia y cultura y es muy hospitalaria. Siempre se muestran contentos de recibir a los turistas y extranjeros en su tierra natal.

¿Por qué es especial la comida de Kazán?

La cocina tártara es famosa por sus postres y pasteles. Fuente: Lori/Legion-MediaLa cocina tártara es famosa por sus postres y pasteles. Fuente: Lori/Legion-Media
La cultura tártara tiene una gran influencia en la vida diaria de la gente. Un ejemplo de ello es su gastronomía típica. La cocina tártara es famosa por sus postres y pasteles. Los más famosos son el “chak-chak” y el “Öçpoçmaq”. El chak-chak es un postre nacional tártaro que consiste en una masa frita en forma de palitos y servida en forma de pirámide cubierta de miel caliente. Una vez lista, puede decorarse con nueces y frutos secos. En 2005, con motivo de la celebración del primer milenio de Kazán se preparó un chak-chak de 1000 kg. El Öçpoçmaq es una empanada triangular rellena de ternera, cebolla y patatas. Suele servirse con caldo o té y se encuentra invariablemente en las mesas de los tártaros en las celebraciones más importantes.

¿Cuál es la leyenda favorita de la ciudad?
La historia de la construcción de la torre Siuyumbiké está llena de misterio. Una de las leyendas más famosas afirma que la torre se construyó en el siglo XVI cuando Iván el Terrible conquistó Kazán. Según la leyenda, el zar se enamoró de una hermosa princesa tártara llamada Siuyumbiké y le pidió que se casara con él. Siuyumbiké no quería casarse con el zar, así que le puso una condición imposible para el matrimonio, esperando que el zar no sería capaz de cumplirla: pidió a Iván el Terrible que construyera una alta torre en siete días para poder observar Kazán desde lo alto y despedirse de su hogar antes de partir hacia Moscú.

El zar accedió y sus arquitectos lograron construir una torre de siete pisos a tiempo, construyendo un piso al día. Siuyumbiké no quería casarse con el malvado zar que había destruido su hogar, de modo que se tiró desde lo alto de la torre. La leyenda dista mucho de ser cierta, pero a los vecinos de Kazán les encanta su punto trágico y romántico.

¿Cuáles son sus lugares favoritos de la ciudad?
Mi lugar favorito es el kremlin de Kazán, que se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Remite a la época antigua en la que servía como el centro del asentamiento de los protobúlgaros, que se encontraban en este territorio. Más tarde se utilizó como la residencia de la Horda de Oro y de los gobernantes del kanato de Kazán.

Cuando Iván el Terrible conquistó la ciudad en 1552, destruyó la ciudadela y, tras la rendición del kanato de Kazán, el zar ordenó la reconstrucción del Kremlin con piedra blanca. A partir de 1552, el kremlin de Kazán se convirtió en la residencia de los príncipes rusos y más tarde de los gobernantes de la ciudad y la región. Actualmente sigue desempeñando su papel histórico como centro político y alberga la residencia del presidente de Kazán y otras oficinas ministeriales.

¿Cuáles son sus elementos culturales favoritos?

La mezquita Qöl. Fuente: Lori/Legion-MediaLa mezquita Qöl. Fuente: Lori/Legion-Media
La torre Siuyumbiké, también llamada mezquita del Kan, es uno de mis lugares culturales favoritos. La torre está un poco inclinada, igual que la de Pisa. Se estima que tiene una inclinación de casi dos metros y muchos turistas se fotografían como si estuvieran sujetando la torre con sus manos y evitando que cayera.

La mezquita Qöl también está situada en el kremlin. Se construyó en el siglo XVI y es uno de los monumentos más importantes para los tártaros. La mezquita original fue destruida por Iván el Terrible en 1552 cuando conquistó la ciudad. El edificio actual está situado en el mismo lugar que su predecesor y se construyó con las donaciones de 40.000 personas. La mezquita posee cuatro minaretes de 55 metros de largo con una capacidad para 1.500 personas en el interior y unas 10.000 en sus patios exteriores. La  mezquita Qöl es el lugar en el que miles de tártaros musulmanes se reúnen durante las celebraciones más importantes del islam.

¿Cuál es su fiesta favorita de la ciudad?
La fiesta más importante es quizás el aniversario de Kazán, el Día de la Ciudad, que se celebra el 30 de agosto. Este día los ciudadanos disfrutan del buen tiempo en los parques de la ciudad, dan paseos por la orilla del río y por la calle Báumanskaya (una gran calle peatonal en el centro de Kazán), salen a los restaurantes y asisten a numerosos conciertos. Al anochecer toda la ciudad se reúne en la zona del Kremlin, desde donde se puede contemplar el magnífico espectáculo de unos fuegos artificiales.

Rossiyskaya Gazeta, institución financiada por el Estado Federal, es la propietaria del material publicado.