Cómo sobrevivir a un encuentro con el tigre de Amur

Fuente: TASS / Yuri Smityuk

Fuente: TASS / Yuri Smityuk

La región de Primorie en el Extremo Oriente de Rusia es uno de los pocos lugares del planeta en el que se puede encontrar un tigre en su hábitat natural. A este depredador de fuerza y belleza sorprendentes no le gustan los invitados inesperados, por lo que seguirle la huella en el bosque resulta complejo y mortalmente peligroso.

Los especialistas del servicio de control de caza furtiva de la región de Primorie aclaran que los tigres rara vez son los primeros en atacar: en un 90 % de los casos la culpa es de las personas.

El director de la filial del Centro Tigre de Amur en Primorie, Serguéi Aramilev, advierte que pueden atacar a los humanos en cuatro casos: cuando les quitan la comida, cuando interfieren entre una madre y su cría, cuando una persona va con un perro, que al tigre le recuerda a un lobo, su competidor en la cadena alimentaria, y este se esconde tras su dueño, así como cuando alguien les dispara.

Cuando el tigre quiere atacar, se acerca sigilosamente a su víctima y luego da un salto, alcanzando la velocidad de un automóvil (hasta 80 km/h). Digámoslo claramente: el tigre de Amur es uno de esos animales a los que es mejor encontrar en un zoológico. Pero si, a pesar de ello, te propones verlo en la naturaleza, necesitas un estricto plan de acción.

1) Infórmate. Antes de lanzarte a la búsqueda del tigre, averigua todo lo que puedas sobre este animal. Además, para empezar quizás es recomendable hacer una visita a los tigres de bronce del paseo marítimo Sportívnaya de Vladivostok: dicen que dan buena suerte. Date un paseo por el “Sendero del tigre” y cuenta las tablillas de granito: simbolizan los países en los que viven tigres en la naturaleza salvaje. Por cierto, sólo en Vladivostok existen 12 monumentos al tigre de Amur.

2) Observa a los tigres desde lejos. A 70 kilómetros de Vladivostok, en el safari de Primorie, viven tres tigres de Amur adultos. Echa un vistazo a su tamaño, a sus afiladas garras y a la velocidad de sus movimientos. Es posible que esto te ayude a comprender que un encuentro con ellos sin una doble red protectora de por medio no es muy buena idea… Si a pesar de todo insistes en tu propósito, pasa al siguiente punto.

Fuente: Yuri Smitiuk / TASS

3) Busca acompañantes. Los mejores son los especialistas del Centro Tigre de Amur. Se trata de una organización estatal que se dedica al estudio y la preservación de la población de tigres de Amur. Ellos te ayudarán a orientarte en tu viaje.

4) Recorre el sendero Cabo Norte. Es una ruta turística de cinco kilómetros en el parque natural de Sijoté-Alín que lleva hasta la costa. Además de vosotros, por el parque natural estarán paseando al mismo tiempo los veinte tigres de Amur que viven allí. Por ejemplo, el tigre Murzik y la tigresa Varvara, cuyas huellas pueden encontrarse a lo largo de la orilla. Es posible que ellos os estén observando por entre los árboles mientras vosotros (acompañados por un empleado del parque natural) camináis por la tarima de madera hacia el Cabo Norte. Y cuando lleguéis al mar, podréis contemplar cómo los lobos marinos toman el sol en las piedras: desde el mirador se les ve perfectamente.

5) Ofrece comida al tigre. En el menú del tigre de Amur se encuentra la carne de jabalí, ciervo o corzo. Su plato favorito son los pequeños jabalíes, la caza más fácil. Llévales un comedero de madera con materiales antiguos, ya que el olor de la madera recién pintada, tan inusual para ellos, ahuyenta a los animales y estos no se acercarían al comedero.

Lea más: Lugares de Rusia donde el tiempo se ha detenido>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.