Nueva mirada sobre el Kremlin

Fuente: TASS

Fuente: TASS

El Kremlin es el punto de interés más visitado de Moscú. Todos los guías turísticos sin excepción y los itinerarios de viaje muestran a los turistas la campana y el cañón del zar, la torre Tainitskaia (o torre del secreto) y la armería. Pero el Kremlin cuenta también con otros atractivos que pueden pasar desapercibidos. De hecho, eso es lo que los hace tan interesantes. RBTH revela lo que esconde la torre Troitskaia y para qué necesita el Kremlin un búho.

Eldespacho’de los gavilanes, los halconesyel búho

El Kremlin de Moscú tiene a su servicio varios empleados alados: un par de halcones, un par de gavilanes y un búho enorme. Todos ellos prestan un servicio de protección biológica y regulación natural de la población de cuervos que entra en el territorio.

Las preciadas cúpulas doradas del Kremlin tienen un enemigo acérrimo: los cuervos. Estos utilizan las cúpulas, resbaladizas como el hielo, a modo de atracción. Se deslizan por ellas como por un tobogán y rayan con las garras la cubierta dorada. Tras una ardua y prolongada lucha con estos vándalos alados, por fin se encontró una solución: se creó un servicio especial ornitológico para el Kremlin.

El patio de los halcones se encuentra a los pies de la torre Tainitskaia. Está oculta a los curiosos, pero quienes saben de su existencia pueden encontrarlo sin problemas. 

Estos pájaros llegan al Kremlin sin ninguna preparación. Después, se les adiestra para la caza siguiendo un método único desarrollado por los empleados del Servicio de Seguridad Federal (FSO, por sus siglas en ruso).

Los halcones y los gavilanes tienen un ‘jefe’ que se mantiene en una jaula aparte del patio común. El proyecto especial del FSO, un impresionante búho real que es casi el ángel guardián del Kremlin. Los ornitólogos del Kremlin le han dado un nombre ruso, Filia.  

Secretos del palacio delKremlin

El Palacio Estatal del Kremlin se construyó en los años 60 y forma parte de la herencia cultural del país. 

También tiene sus secretos. Pocos saben que bajo su escenario se escondía un campanario, fundido a principios del siglo XX e instalado aquí durante la construcción del edificio, coronado por un pesado blagovestnik (en los juegos de campanas tradicionales ortodoxos, la campana más grande) de varias toneladas. 

El palaciode los divertimentos

El Palacio de Divertimentos del Kremlin está oculto a las miradas de los visitantes poco atentos. Para verlo hay que observar atentamente: se encuentra junto a la muralla occidental del Kremlin, entre las torres Komendantskaia y Troitskaia. En este lugar el zar Alexéi Mijáilovich, apodado ‘el sereno’, asignó en una ocasión a su suegro, el boyardo Miloslavski, una pequeña parcela situada entre la muralla de la fortaleza y las dependencias del palacio real.

Tras la muerte del boyardo Miloslavski, su finca se adhirió al tesoro real y se unió al palacio del zar mediante un pasaje de piedra. A partir de 1672, se empezaron a organizar divertimentos en las cámaras del palacio. Eran las primeras representaciones teatrales de la Rus. Como resultado, se empezó a llamar a estas cámaras Palacio de Divertimentos. Actualmente, en él se ubica el servicio de intendencia del Kremlin.

El estudiode grabaciónde la torreTroitskaia

Resulta que la antigua torre Troitskaia del Kremlin alberga un moderno estudio de grabación y la principal sala de ensayos de la orquesta presidencial. Esta orquesta es el principal colectivo musical del Kremlin, presente en los eventos oficiales del Estado, incluida la toma de posesión del presidente. Es una de las pocas orquestas militares del mundo que cuenta con un cuerpo sinfónico. Los solistas se saben los himnos de la mayoría de los países del mundo.

Curiosamente, la orquesta presidencial ha tocado con músicos famosos cuyo repertorio está bastante apartado del estilo clásico, como Ken Hensley o los grupos Uriah Heep, Scorpions y Aria. 

Lea más: Un fin de semana en Moscú>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies