Guía de la región de Omsk: un viaje inolvidable a los centros de energía y de poder de Siberia

Los remotos y misteriosos lugares de la zona ofrecen rutas exóticas para los viajeros más intrépidos. Fuente: Alberto Caspani

Los remotos y misteriosos lugares de la zona ofrecen rutas exóticas para los viajeros más intrépidos. Fuente: Alberto Caspani

En el eterno debate sobre dónde está ubicado exactamente el centro geográfico de Asia, la región de Omsk reúne todo lo necesario para que se reconfigure el mapa físico. Aunque no puede presumir de ser el punto equidistante de las costas continentales, como hace la ciudad rusa de Kyzyl —la capital de la República de Tuvá—, o de ser el principal centro neurálgico de transporte regional, como afirma Novosibirsk, los arqueólogos han descubierto recientemente que tiene un gran potencial en esta competición por ostentar ese título.

Okunevo, un pueblo al margen del espacio y del tiempo

Los lugareños suelen decir: “Nunca sabrás el tipo de milagros que pueden obrarse en Okunevo”. Este recóndito pueblo está situado 250 kilómetros al norte de Omsk (es decir, a 2,5–3 horas en coche o 5 horas en autobús) y atrae a numerosos peregrinos y viajeros debido a su ambiente tranquilo y sosegado, capaz de hacer perder la noción del tiempo y del espacio a sus visitantes.

Este lugar pasa por ser un polo de energía siberiano por la semejanza entre la sílaba “Om” (sabiduría) y la denominación geográfica de la región. Incluso hay un áshram (monasterio) siberiano en una cabaña de madera.

 

Fuente: Alberto Caspani

Cuenta la leyenda que los cuatro lagos de taiga situados cerca del pueblo —Lynevo, Schuchye, Danílovo y Shaitan— son beneficiosos para la salud y aportan poderes cinéticos a quienes consiguen encontrar el camino hasta sus orillas, se dan un baño de lodo y se sumergen en sus aguas curativas.

Los profetas siberianos afirman que estos lagos fueron creados literalmente a partir del cielo, pues aparecieron hace miles de años como resultado de cuatro fragmentos desprendidos de un meteorito gigante.

 

Fuente: Alberto Caspani

Los lagos están conectados por un río subterráneo cuyas aguas tienen propiedades curativas.

Los habitantes de Omsk creen que tomar agua mineral de origen meteorítico y bañarse en sus aguas tiene efectos beneficiosos para la piel y cura problemas de tiroides y de articulaciones.

Celebración del solsticio en Okunevo. Fuente: Ria Novosti

El lago Ebeyty, el mar Muerto de la región de Omsk

El lago Ebeyty es un lago endorreico con alta concentración de minerales, situado a 150 kilómetros de Omsk, en una vieja depresión tectónica erosiva, la cuenca más profunda de la región. Es tan grande que se extiende por tres distritos administrativos.

 

Fuente: Alberto Caspani

Ubicado en un pequeño valle de paisajes salinos que discurren a lo largo de varios kilómetros de su costa, este lago color azul celeste está rodeado de estepas infinitas. De entre las reservas naturales, ricas en flora y fauna, destaca la de Amrinskaya Balka (para obtener más información, véase este enlace)

El Ebeyty, que es el mayor lago de aguas saladas de la región, consta como monumento hidrológico natural desde hace casi tres décadas. Su profundidad oscila entre 80-85 metros desde el lecho hasta la superficie y la composición de sus lodos posee propiedades curativas.

Rodeado de terreno escarpado, sólo se puede acceder a él cuando el clima es muy seco, de lo contrario los visitantes corren el peligro de ser engullidos por sus aguas movedizas.

Quienes hagan la dura caminata hasta este paraje podrán verse recompensados con el tratamiento que brindan sus aguas de alta alcalinidad, ricas en cloruro, sulfato, sodio, calcio, magnesio, cloro, hidrógeno, boro e incluso bromo. Estos elementos combinados son la panacea para muchas dolencias.

La excursión al lago Ebeyty ocupa todo un día, pues el trayecto desde Omsk hasta allí dura tres horas. Es recomendable llevar suficientes provisiones de agua, comida y repelente para mosquitos, dado que los insectos abundan al atardecer.

Gueneralovka, puesto avanzado en Siberia para los cosacos

 

Fuente: Alberto Caspani

La reivindicación de ser el centro de Asia desde el punto de vista geopolítico ha equivalido desde siempre —bien por parte de los zares, bien por parte de almirantes del ejército— a tener el control de todo el continente. Y a lo largo de estas diversas cruzadas, Omsk siempre ha desempeñado un papel estratégico muy importante.

Los cosacos la escogieron en el pasado como su capital siberiana, pero actualmente su sede principal se encuentra en Gueneralovka, cerca de la frontera con Kazajistán, a una hora de viaje en coche desde Omsk. Durante muchos años el puesto avanzado más estratégico de esta área fue el pueblo de Generalovka, no Omsk.

Uno de los atractivos del pueblo es la granja de cría de perros de caza siberianos. Estos animales son legendarios por su carácter sigiloso y su agudeza mental a la hora de cazar. La contratación de una excursión para ver demostraciones de caza sólo es posible si se hace con antelación o bien por mediación de cosacos del lugar.

  

Fuente: Alberto Caspani

También merece la pena asistir a un espectáculo ecuestre protagonizado por jóvenes cadetes del centro militar, Kazachi Rubezh, así como ver actuaciones de danza y de música tradicionales.

El centro está situado en el distrito de Odesski, en el pueblo de Gueneralovka, vía Cosaca, 4. Se puede contactar con ellos por correo electrónico: generalovka@mail.ru.

El archivo etnográfico también acoge una exposición permanente sobre los cosacos de Siberia. Se pueden visitar asimismo poblaciones diseminadas a lo largo de la vieja carretera que conecta Moscú con Siberia, como Stanovka y Forpost. Allí los turistas pueden disfrazarse de harapientos prisioneros y ser escoltados por cosacos montados a caballo a través de un paisaje pantanoso en condiciones similares a las de hace tres siglos. También se pueden hacer etapas enteras del trayecto histórico del exilio, descubrir la fauna local y saborear la comida tradicional.

La oferta para el turista se completa con la visita al complejo etnográfico Bolsherechye (www.starinasib.ru) donde conocerá cómo era la vida campesina y cuáles eran sus tradiciones. Allí también se encuentra el único zoológico rural de toda Rusia (www.bolzoo.ru).

Lea más: Descubrir Rusia a través de la ventana del tren>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.