Monasterios históricos de Moscú

Fuente: Lori / Legion Media

Fuente: Lori / Legion Media

RBTH presenta la peculiar historia y arquitectura de los cinco monasterios abiertos al público más bonitos de Moscú.

Novodévichi

Situado al suroeste del centro de Moscú, Devichie pole (literalmente el ‘campo de las doncellas’) era un lugar adonde se enviaba a las chicas jóvenes como tributo a los mongoles durante un periodo de la invasión mongola. Tras el fin de este periodo histórico, el padre de Iván el Terrible, Vasili III, fundó un monasterio en este lugar. A finales del siglo XVI, de las 120 monjas que vivían en el del monasterio más de 20 pertenecían a familias nobles o a la realeza, razón por la que este contaba con un gran apoyo por parte de la tesorería del zar.

Este monasterio también tenía una función defensiva, por eso está rodeado por una muralla y unas sorprendentes torres barrocas, que se erigieron en su mayoría a finales del siglo XVII.

Novodévichi se convirtió después en el lugar de reclusión de Sofía, la hermana mayor de Pedro el Grande, a quien este usurpó el trono. Tras pasar los últimos 15 años de su vida en una celda, Sofía dio la orden de renovar el monasterio para que pudiera competir en magnificencia con el Kremlin. Igual que ocurre con las torres del Kremlin, cada una de las 12 torres del monasterio Novodévichi tiene su propio nombre.

Tras la revolución bolchevique el monasterio se cerró, pero se conservó prácticamente íntegro, ya que en 1934 se convirtió en un museo. Recuperó su actividad en 1994 y en 2004 el conjunto arquitectónico se incluyó en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Novodévichi también es conocido por acoger un selecto cementerio en el que están enterrados grandes rusos como Nikolai Gógol, Fiódor Shaliapin, Vladímir Mayakovski, Serguéi Prokófiev y muchos otros.

Con sus lápidas y monumentos vanguardistas, el cementerio es una especie de museo en sí mismo que merece la pena visitar, al igual que el territorio del antiguo monasterio.

Parada de metro Sportívnaya, Novodevichiy proezd, 1. Abierto todos los días de 8:00 a 19:00.

Donskói

Fuente: lori / legion media

En verano de 1591 Moscú fue atacada por hordas de tártaros. El zar Fiódor observó desde la muralla del Kremlin a una pequeña unidad militar rusa que destacaba entre los imparables nómadas. Fiódor decidió quedarse en el Kremlin para que los soldados supieran que, si perdían, el zar sería capturado o asesinado. Y estos ganaron. Para conmemorar la victoria, Fiódor ordenó la construcción de un Monasterio en el lugar donde los tártaros fueron vencidos.

El interior, milagrosamente conservado, se puede observar en la Catedral Grande del monasterio levantada a finales del siglo XVII, al igual que sus imponentes muros y torres. Frecuentado por los zares en sus peregrinaciones, el de Donskói era un monasterio muy rico y poderoso, y ser enterrado en su cementerio se consideraba un gran honor entre la nobleza y los comerciantes. Aquí fue enterrado en 2008 el escritor ruso Alexander Solzhenitsyn

El monasterio, ampliamente venerado por los creyentes moscovitas, se cerró completamente en 1929. Después se convirtió en un museo de arquitectura: cuando muchos edificios e iglesias de Moscú fueron demolidas en los años 30, las partes más valiosas de su decoración se llevaron al monasterio Donskói, de modo que aquí se pueden ver, por ejemplo, esculturas de la catedral original de Cristo Salvador y restos de otros edificios famosos de Moscú. Desde 1991, el monasterio vuelve a estar activo. Inundado de verde, el monasterio Donskói y su parque constituyen un espacio de reposo y meditación en el corazón de la ciudad.

Parada de metro Shábolovskaya, plaza Donskaya, 1. Abierto todos los días de 7:30 a 18:30.

Visoko-Petrovski

  

Fuente: lori / Legion media

En la calle Petrovka, tiendas y restaurantes de lujo rodean el monasterio Visoko-Petrovski, del que recibió su nombre la calle. Según la leyenda, Pedro de Kiev —el primer metropolitano ruso que se trasladó a Moscú— lo fundó en el siglo XIV. Más tarde sería canonizado como el santo patrón de Moscú. El edificio más antiguo de este monasterio es la cautivadora Catedral de San Pedro, primera rotonda de Rusia construida por el arquitecto renacentista italiano Aloisio el Nuevo, autor también de la magnífica Catedral del Arcángel Miguel del Kremlin.

Visoko-Petrovski es un gran ejemplo del estilo barroco Naryshkin: una fusión pintoresca, brillante y colorida de la arquitectura rusa y el barroco europeo. Su nombre viene de los Naryshkin, la familia de boyardos de la que descendía la madre de Pedro el Grande, Natalia Naryshkina. Natalia y sus parientes están enterrados en Visoko-Petrovski y todo el monasterio fue reconstruido en estilo barroco a finales del siglo XVII. Cerrado oficialmente en 1918, el monasterio retornó a la vida monástica en 2009.

Parada de metro Teatrálnaya, calle Petrovka, 28/2. Abierto todos los días de 7:00 a 19:00.

Andrónikov

Fuente: lori / legion media

El monasterio Andrónikov está situado a orillas del río Yauza, al este del centro de Moscú. Fue fundado en el siglo XIV y tras la revolución cambió varias veces de función: fue un campo de concentración para disidentes, un centro de detenciones para niños sin hogar y una residencia para trabajadores. El monasterio había sido condenado a la demolición cuando los historiadores descubrieron que su Catedral de la Salvación era el templo más antiguo de Moscú conservado intacto. En el siglo XV fue decorada por Andréi Rubliov, gran pintor de iconos y monje del monasterio.

Muchos años después de su muerte, el nombre de Rubliov logró que el claustro se conservara: en 1947, Stalin aprobó personalmente la creación del Museo Rubliov, que se inauguró en el monasterio en 1960. Más tarde este fue restaurado y en 1993 se descubrió una antigua cripta bajo el edificio de la catedral principal que supuestamente contenía los restos de Rubliov y de Daniil Cherni, otro legendario pintor de iconos de la antigua Rus. Actualmente, la Catedral de la Salvación es una iglesia en activo, no así el monasterio.

Parada de metro Ploschad Ilicha, plaza Andrónievskaya 10. Abierto todos los días de 11:00 a 18:00. El miércoles cierra.

Monasterio de la Trinidad y San Sergio

Fuente: lori / legion media

Andréi Rubliov pintó su icono más famoso, el de ‘La trinidad’ —actualmente expuesto en la galería Tretiakov—,en el siglo XV para la catedral central del Monasterio de la Trinidad y San Sergio, uno de los principales monasterios de Rusia. Este fue erigido en el siglo XIV en un bosque a 70 km al norte de la actual Moscú por Sergio de Rádonezh, el santo más venerado en el país eslavo.

Al principio el monasterio constaba solo de una iglesia de madera y algunos monjes que se autoabastecían, pues Sergio les prohibió pedir limosna. La devoción y la obediencia de Sergio ganaron fama entre los príncipes de la Rus y su monasterio se convirtió en centro espiritual de la Iglesia Ortodoxa. La historia del monasterio está entrelazada con otros acontecimientos importantes de la historia de Rusia. Aquí, Sergió bendijo al príncipe Dmitri Donskói antes de que este obtuviera la victoria sobre los tártaros en la batalla de Kulíkovo, librada en 1380, que acabó con el ‘yugo mongol’; en la catedral de la Trinidad fue bautizado Iván el Terrible en 1530; a principios del siglo XVII, el monasterio resistió un asedio de 16 meses durante la invasión polaca; bajo la protección de este monasterio, un joven Pedro el Grande decidió usurpar el trono a su hermana mayor, Sofía, en 1689. Y estos son solo algunos ejemplos del célebre pasado de este claustro.

El monasterio fue (y continúa siendo) el punto de peregrinación y de atracción turística más importante de Rusia.

El Monasterio de la Trinidad pasó de la prohibición de recaudar limosna impuesta por Sergio a convertirse en el más rico de Rusia: se dedicaba al comercio exterior y de él dependían miles de pueblos. A su alrededor se formó todo un pueblo llamado Sergiev Posad. En 1920 el monasterio se cerró y se convirtió en un museo, pero solo por un corto periodo: en 1946 retomó sus actividades, junto con otras iglesias y catedrales restauradas entonces. Actualmente el Monasterio de la Trinidad se conserva en muy buen estado y ofrece una oportunidad única de conocer la historia de la iglesia rusa personalmente. El Monasterio de la Trinidad está incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Región de Moscú, Sérguiev Posad. Abierto todos los días de 9:00 a 17:00.

Lea más: Cinco museos moscovitas que no te puedes perder>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.