En el Transiberiano también hay clases

Compartimento de clase económica en la línea del transiberiano. Fuente: PhotoXpress

Compartimento de clase económica en la línea del transiberiano. Fuente: PhotoXpress

El camino abarca más de 9.000 kilómetros y se ha convertido en un viaje mítico, que evoca infinidad de historias. La manera más rápida de hacerlo es en seis-siete días, aunque también se puede ir parando en diferentes ciudades. Cualquier opción para atravesar la línea férrea más larga del mundo, infinidad de paisajes y al menos seis husos horarios, será inolvidable.

Viaje en primera clase

Si disponéis de tiempo libre y queréis ver las extensiones del país más grande del mundo desde la ventana de un tren, elegid el “viaje” en mayúsculas en el tren 'Zolotói Orel' ('Águila Dorada').

El viaje de 15 días a través de toda Rusia en el 'Águila Dorada' es un singular crucero ferroviario que cuenta con todas las comodidades posibles, y cubre la ruta Moscú – Kazán – Ekaterimburgo – Novosibirsk – Irkutsk –  Baikal – Ulán-Udé – Ulán-Bator – Vladivostok

El viaje incluye multitud de excursiones durante las paradas. Bares, restaurantes temáticos, salas de banquete, karaoke... los viajeros tienen a su disposición todos estos entretenimientos. Los camarotes están equipados con cuarto de baño, lo que permite hacer viajes largos sin renunciar al confort. Por la mañana, en uno de sus restaurantes, se puede desayunar zumo de fruta recién exprimida y repostería.

En la página se pueden comprar los billetes a partir de 15000 dólares. Este precio incluye el viaje de 15 días con paradas en las ciudades, desplazamientos, excursiones, alojamiento y dietas en régimen de 'todo incluido'. Se pueden comprar los billetes para el próximo viaje, que será en mayo de 2014. 

 

Fuente: Lori / Legion Media

Viaje en clase business

Organizar un agradable viaje hasta Vladivostok y no arruinarse es plenamente factible si se elige el tren de larga distancia 'Rossiya'.

Es un tren cómodo: los camarotes están equipados con llave-tarjeta, enchufes, televisor, juego de sábanas y kit de viaje. Se puede comer en el vagón restaurante o en el propio camarote, encargando la comida.

El itinerario pasa por seis husos horarios diferentes atravesando infinidad de parajes pintorescos: más de 200 kilómetros de la ruta bordean el lago Baikal.

El precio del camarote parte de los 16.000 rublos (330 euros). El de lujo cuesta a partir de 32.000 rublos (660 euros). El viaje tiene una duración de 143 horas y 20 minutos (casi seis días). 

Viaje en clase económica

Si no se da tanta importancia al confort, se puede optar por un viaje Moscú-Vladivostok más económico en un vagón de segunda clase. Es muy probable que durante los siete días que dura el trayecto se consiga trabar amistad con los vecinos de vagón y sea fácil  sobrellevar los inconvenientes. En estos vagones uno no está solo ni tampoco hay demasiado silencio.

 

Lago Baikal. Fuente: GeoPhoto

El billete de segunda clase para el tren de larga distancia Nº 100 cuesta a partir de 7.000 rublos (145 euros). Este tren tarda un poco más que el de lujo en completar el recorrido: 162 horas y 38 minutos (cerca de siete días).