Cinco razones para visitar Moscú en invierno

Fuente: ITAR-TASS

Fuente: ITAR-TASS

El invierno ruso, de fuertes nevadas y temperaturas bajo cero, se alarga hasta cinco meses (desde finales de noviembre a principios de abril). Durante todo este tiempo, se pueden encontrar en la capital numerosos espacios temáticos donde los visitantes pueden practicar deporte al aire libre, asistir a diversas clases magistrales o adquirir originales suvenires y regalos.

El invierno ruso

El museo moscovita al aire libre de Kolómenskoe se convierte en invierno en un parque de cuento, con un alumbrado fascinante y árboles de Navidad. Especialmente para las vacaciones escolares (la primera semana de enero), se ha preparado una excursión bautizada como ‘El invierno ruso’. Los asistentes podrán visitar los salones de baile y las estancias personales del zar Alexéi Mijáilovich, pasear en una 'troika', trineo tirado por tres caballos, participar en juegos populares y familiarizarse con las tradiciones navideñas de los rusos, así como escuchar canciones y villancicos navideños. 

Programa de festejos de Año Nuevo

Los festejos de Año Nuevo en Moscú conforman un enorme festival urbano que se celebra desde el 20 de diciembre hasta el 8 de enero. El programa incluye 1.300 actividades a las que cada año asisten hasta 5 millones de personas. El Año Nuevo moscovita está presente en el metro, en los parques, en los teatros, en los museos, en las pistas de patinaje y en las plazas. Del 28 de diciembre al 8 de enero se habilitarán nueve zonas peatonales en el centro de la capital rusa (nueve calles entre las que se incluyen el callejón Stoléshnikov, las dos calles Arbat, la calle Petrovka y otras) para acoger un enorme mercadillo navideño. Todas las actividades callejeras serán gratuitas. 

Los mercados de Navidad

En vísperas de los festejos de Año Nuevo se abrirán gradualmente diversos mercadillos en Moscú. En la ‘Aldea navideña’ que se aloja en el Centro Panruso de Exposiciones (VVTs, por su nombre en ruso) cada año a finales de noviembre, se podrán adquirir adornos artesanos para el árbol de navidad, figuritas de porcelana, ropa de abrigo y muchas otras cosas útiles. Aquí le enseñarán a cocinar alfajores de jengibre, a pintar adornos navideños al ‘estilo ruso’ y le ayudarán a enviar un telegrama a Ded Moroz, la versión rusa de Papá Noel.

Viaje en rompehielos por el río Moscova

El 17 de noviembre de 2009 se abrió la nueva temporada de navegación invernal por el río Moscova: la capital rusa presentó su propia flota de rompehielos, la Radisson Royal Moscow. Esta consta de cinco elegantes yates capaces de abrirse camino por el río incluso durante las fuertes heladas. Otra de sus peculiaridades son las llamadas ventanas panorámicas, que protegen a los pasajeros del viento y del frío.

Los barcos siguen la popular ruta turística de la capital: parten del malecón de Tarás Schevchenko (en la zona del antiguo hotel Ucrania), pasan por delante de la Sede del Gobierno y llegan al monasterio Novospaski, donde dan la vuelta. Se puede dar un paseo en barco por la mañana desde 30 euros.

Museos gratuitos

En lo que ya se ha convertido en una tradición, del 2 al 8 de enero, más de 90 museos de la capital abrirán sus puertas de forma gratuita. Además, los teatros moscovitas realizarán excursiones también gratuitas que permitirán a los espectadores disfrutar de un recorrido entre bastidores. También los cines municipales presentarán un programa gratuito que consistirá en la proyección de películas rusas contemporáneas, así como algunos clásicos del cine soviético.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.