Viaje en tren por la austera belleza del Ártico

Fuente: Antón Agarkov

Fuente: Antón Agarkov

Cómo descubrir una zona de belleza singular como la zona ártico, desde un cómodo hotel sobre ruedas.

Un viaje en tren por la república de Komi hasta Vorkutá, ciudad situada por encima del círculo polar ártico y en donde hubo uno de los mayores Gulags durante la época soviética, es una manera de adentrarse en un lugar donde la naturaleza sigue sin ser dominada. Desde las ventanillas de un cómodo ferrocarril se puede admirar este lugar de austera belleza. 

En el Luces del Norte, los turistas tienen a su disposición un compartimiento doble con baño, televisor, varias tomas de corriente, aire acondicionado y wi-fi.

 

Fuente: Antón Agarkov

El viaje en tren parte de Siktivkar, capital de la república de Komi, y termina en Vorkutá. A diferencia de un tren regular, el Luces del Norte espera a los pasajeros. Los turistas salen a visitar las ciudades acompañados de un guía y regresan tranquilamente al tren, como si fuera un crucero por un río. 


La república de Komi

Contrariamente a las creencias establecidas en relación a las distancias, el vuelo de Moscú a Siktivkar apenas dura dos horas. Las aventuras comienzan tras llegar a aquí. Los tiempos en que los helicópteros volaban por esta república como si fueran autobuses interurbanos han quedado atrás. En la actualidad, una hora de alquiler de un helicóptero cuesta cerca de 100.000 rublos (algo más de 3.000 dólares);  un placer bastante caro que sólo se puede permitir un público reducido. 

Las carreteras de Komi se han ganado el nada honorable título de ser las peores de Rusia, de modo que el único medio de transporte a disposición del público en general es el tren, que atraviesa la república de norte a sur. 

Fuente: Antón Agarkov

Aquí el ferrocarril cumple su horario con la exactitud de un reloj suizo, lo que garantiza el enlace con otros puntos. Los turistas pueden tomar un autobús, un todoterreno, una vahtovka (camión-bus), o el ya mencionado helicóptero, pero es el tren el eslabón principal de esta cadena de transporte. 

Komi es famosa principalmente por sus parajes naturales como la relativamente inaccesible meseta de Manpupuner. Pero el recorrido del Luces del Norte se extiende más allá, a través de las montañas de los Urales polares. 

El tren se detiene resoplando en la estación de Intá. Un camión marca Ural avanza dando tumbos desde hace dos horas en su viaje a través de un camino para todoterrenos. Lo único que se ve alrededor es la taiga, ningún otro vehículo transita por aquí. El bosque boreal se va reduciendo gradualmente, dejando paso a la boscosa tundra que más al norte termina por ser, simplemente, tundra. 

 

Cristales de hielo en una mina de cuarzo. Fuente: Antón Agarkov

Matorrales de moras de pantano, pilas de piedras diseminadas o plateados arroyuelos atraviesan el sobrio paisaje del norte. Esto no es más que una pequeña parte del Parque Nacional de Yugyd Va, el más extenso de Rusia. 

La naturaleza de los Urales polares es austera y de una gran belleza, unos espacios que el hombre no ha sido capaz de dominar completamente.

 Transiberiano: el arte de viajar

Durante la "temporada alta" los mosquitos del lugar pueden desangrar un alce en un par de horas, el tiempo puede cambiar bruscamente tres veces en un sólo día, y en junio la nieve arrastrada por el viento puede llegar hasta la cintura. 

Los problemas de la accesibilidad del transporte en la República de Komi se resuelven mediante métodos tradicionales: los camiones Ural llevan tanto a trabajadores como a turistas hasta la base de Zhelannoe a través de de un camino lleno de baches. En un lugar de agreste naturaleza como Komi, incluso una carretera como esta puede parecer una autopista. Además de los camiones, los visitantes son invitados a viajar en un todoterreno con ruedas de la altura de un hombre. 

Las rutas turísticas por montañas, ríos, lagos, aisladas formaciones de piedra y florecientes campos de peonias en las inmediaciones del las regiones árticas o en el propio Ártico suelen hacerse con escalas. Los destinos más atractivos incluyen el Parque Nacional Yuguid Ba, campos de los pastores de renos, la taiga y los museos de Vorkutá. 

Dentro de poco el tren Luces del Norte se transformará en una ruta interregional conocida como 'El Norte Ruso' y atravesará lugares que por su riqueza natural o arquitectónica están incluidos como monumentos de la UNESCO. 

Partiendo desde Moscú, los turistas podrán atravesar en tren las regiones de Moscú, Yaroslavl, Arjánguelsky Vólogda, hasta de llegar finalmente a Komi. 

Publicado originalmente en ruso en Strana.ru 

Para más información pulse aquí.