Toda Rusia en seis rutas a pedales

Marcha de bicicletas "Let's Bike It". Fuente: Elena Pochétova

Marcha de bicicletas "Let's Bike It". Fuente: Elena Pochétova

En Rusia la temporada ciclista se abre principalmente de mayo a septiembre. Las regiones más populares para este tipo de ecoturismo son Altái, la península de Kola, el lago Baikal, los Urales, la ruta por el Anillo de Oro y Karelia.

Es posible que Rusia, con su clima nórdico, diversidad de sus terrenos, carreteras en mal estado y sus efusivos conductores no sea el mejor país del mundo para un amante del ciclismo que no esté preparado.

Es por ello que las rutas ciclistas  son para Rusia un producto bastante nuevo que goza, sin embargo, de una alta demanda, tanto entre los viajeros rusos como entre los extranjeros. La diversidad del relevo, el clima y los paisajes de las rutas rusas son capaces de satisfacer las expectativas de categorías de ciclistas absolutamente distintas, ya sean los BMX de extremo, como las carreras  en Jibini, como los paseos en familia por el Anillo de Oro, las bicicletas y kayaks  en Trans-baikal o la bajada de pendientes a lo largo de los ríos de montaña en Kamchatka.

Altái

 

Fuente: Emmanuel Grynszpan

Duración media: 12 días

Precio: 600 euros

Las montañas del Altái son conocidas por sus pendientes pronunciadas, la  infranqueable taiga y sus numerosos lagos y ríos alpinos.  Las laderas y los valles están llenos de monumentos arqueológicos cuya edad se cuenta por miles de años. Es justamente aquí donde numerosos viajeros buscan el legendario país de Shambala, y los pueblos antiguos conviven con las poblaciones nómadas paganas. Las rutas en bicicleta por el Altái se presentan en su mayoría como rutas combinadas que se sugieren tanto como viajes en bicicleta o a caballo, como haciendo rafting por los ríos alpinos y en excursiones con vehículos rápidos.

Península de Kola

 

Fuente: Flickr / Vlad Tuchkov

Duración media: 7 días

Precio: 700 euros

Las rutas en bicicleta por el Ártico no suelen caracterizarse por un alto nivel de dificultad. Los grupos de bicicletas de 5 a 12 personas superan cerca de 50 kilómetros al día, viajando por las suaves pendientes de las montañas Jibini. Prácticamente todo el territorio de la Península de Kola se encuentra al norte del Círculo Polar Ártico, en la zona de los bosques de la tundra.

En esa región de junio a agosto el sol no sube más allá del horizonte. Los nómadas sami, el pueblo nativo, viajan por todo el territorio de la península en búsqueda de musgo para los renos, preparan sopa lapona de carne de ciervo e interpretan el destino por los dibujos de la aurora boreal.

Karelia

 

Fuente: Lori /  Legion Media

Duración media: 3-4 días

Precio: 400 euros

En Karelia  las empresas turísticas organizan rutas ciclistas alrededor del lago Ladoga, por el istmo de Karelia, con posibilidad de visitar el parque natural y el monasterio Valaam que se encuentra en la isla, ver las ermitas e incluso rincones a los que raramente acuden los turistas de a pie. Las rutas ciclistas en esa región se suelen combinar con paseos en barco. También son populares en Karelia los viajes de uno o dos días hacia la segunda cascada más grande de Europa, el Kivach.

Los Urales


Fuente: Andrei Kluchkov

Duración media: de 5 a 15 días

Precio: de 300 a 800 euros dependiendo de la duración de la ruta

Las rutas en bicicleta pasan principalmente por una de las zonas climáticas más favorables de la región – en los Urales del Sur –, Bashkortostán. Los paseos en bicicleta suelen combinarse con un día de rafting o en catamarán. En los Urales, encontramos prácticamente todos los tipos de turismo activo: paseos a caballo, viajes en catamarán y kayak y rutas en bicicleta y a pie por las montañas y las llanuras. Los Urales son la cadena montañosa más  antigua de Rusia. Las montañas de la región no son muy altas, pero sí rocosas.

Entre los terrenos más extendidos están la taiga, las praderas alpinas y la tundra. Justamente aquí, en los Urales del Sur, está situada la famosa y más antigua “ciudad del sol”: Arkaim. Cada año miles de turistas de todos los confines de la tierra acuden para ver las excavaciones del asentamiento, que los arqueólogos fechan en el II-III milenio A.C.

El lago Baikal

 

Fuente: ITAR-TASS

Duración media: 7 días

Precio: 500 euros

El Baikal  es el lago más profundo del planeta y uno de los más antiguos. Es conocido en todo el mundo gracias a la pureza de sus aguas y un microclima único: en esa región la taiga convive con el semidesierto y la tundra, con la estepa. Gracias a las características topográficas de su costa, en el Baikal existe una enorme cantidad de rutas ciclistas diversas. Esa sea, tal vez, la región más interesante para los ciclistas: desde los bancos altos se abren unas hermosas vistas al lago-mar, el área que hay alrededor está cubierta de pequeños lagos salados perdidos en la tundra o en la estepa y la mayoría de las rutas terminan en la legendaria Oljón:  una isla de naturaleza virgen situada en medio del Baikal.

El Anillo de Oro

Kostroma. Fuente: ITAR-TASS

Duración media: 11 días

Precio: 500 euros

Una de las rutas más cargadas de impresiones de la zona central de Rusia es el recorrido en bicicleta por el Anillo de Oro, la famosa ruta turística que pasa por antiguas ciudades  en las que se han conservado monumentos únicos de la historia y la cultura de Rusia. Habitualmente los turistas visitan Vladímir, Súzdal, Rostov, Ples y Kostromá,   Yaroslavl  y Úglich. A pesar de que también hay alternativas para realizar esta ruta – viaje en autobús, en tren y en coche – muchos prefieren justamente la bicicleta como medio de transporte. En 11 días hay que cubrir una distancia de 600 a 700 kilómetros.