Una nueva generación de dragaminas protegerá a la Marina Rusa

El Alexánder Óbujov.

El Alexánder Óbujov.

Aleksánder Galperin/RIA Novosti
Los dragaminas soviéticos de los años 70 serán desechados en favor de barcos con cascos compuestos y sistemas de artillería. RBTH te cuenta todo lo que sabemos sobre ellos.

La marina de guerra de Rusia se prepara para una actualización después de que reciba un nuevo lote de mineros de la clase Alexandrit (Proyecto 12700). La primera nave de la nueva generación – el Alexánder Óbujov – fue aprobado en diciembre pasado por el Ministerio de Defensa, que planea construir ocho buques en total.

Vasili Kashin, experto del Centro de Estudios Europeos e Internacionales de HSE, comentó a RBTH que Rusia ha estado usando unidades soviéticas obsoletas de los años 70 (Proyecto 266 Rubín) durante demasiado tiempo, pues son ineficaces para proteger las bases navales. Aseguró que los nuevos buques resolverán este problema.

Invisible a las minas

El Alexánder Óbujov es el primer buque de la marina rusa con un casco hecho de materiales compuestos en lugar de acero. "Los buques de guerra son como grandes imanes flotantes - por lo general tienen un gran campo magnético y por lo tanto pueden ser blanco de las modernas 'minas inteligentes'", dijo a RBTH Dmitri Litovkin, analista militar del periódico Izvestia. Sin embargo, los cascos compuestos de los dragaminas de la clase Alexandrit limitan el campo magnético y las posibilidades de ser detectados por las minas.

Estos buques de alta tecnología pueden por lo tanto despejar la trayectoria de los buques de guerra viajando en posiciones de cabeza en una escuadra e irdestruyendo o inhabilitando las minas navales con total seguridad.

Barcos robot

Los dragaminas usan generalmente dispositivos mecánicos o eléctricos para cortar los cables de anclaje de los ingenios explosivos marinos, pero los barcos de la clase Alexandrit también estarán equipados con los barcos robóticos teledirigidos. Aún no se ha aclarado quién fabricará estas pequeñas embarcaciones, pero el Grupo Francés EAC - que produce el Inspector Mk2 y los sumergibles antiminas Seascan Mk2 - ha sido señalado como posible suministrador.

El Inspector Mk2s puede detectar y eliminar minas a una profundidad de 10 a 100 metros y puede ser operado hasta una distancia de 10 km del dragaminas.

Otra opción, como informa Izvestia, es que el Ministerio de Defensa opte por una empresa rusa para construir estos aparatos.

Armas y municiones

Los dragadores de minas del proyecto 12700 no son barcos de combate y por lo tanto no están diseñados para participar en enfrentamientos con otras unidades navales.

A pesar de ello, estarán armados con un sistema de artillería naval AK-306, un montaje de ametralladora de pedestal de 14,5 mm y un sistema SAM 9K38 Iglá para defenderse contra pequeñas embarcaciones y aviones militares a baja altitud.