Los destructores rusos serán equipados con tecnología de aviones furtivos

AK-176.

AK-176.

Dmitri Rogulin/TASS
Tsun Tzu en ‘El Arte de la Guerra’ escribía “Si eres capaz de ver lo sutil y de darte cuenta de lo oculto, irrumpiendo antes del orden de batalla, la victoria así obtenida es una victoria fácil”. RBTH les explica hoy qué nuevas tecnología harán ocultos a los destructores de la flota rusa.

Imagine un enorme cañón que no pueden ser detectados por el radar. Bueno, Rusia pronto podría tener uno. La decisión de incorporar tecnologías furtivas (ampliamente utilizadas en aviones y bombarderos rusos y estadounidenses) en cañones de buques de combate fue tomada por el Ministerio de Defensa de Rusia el año pasado.

Sin embargo, los comandantes de la Armada de Rusia esperan los resultados de las pruebas realizadas en el último cañón naval AK-176 MA antes de finalizar el proyecto para integrar los materiales compuestos y los sistemas de armamento en corbetas de misiles guiados de próxima generación para la Armada.

"Rusia tiene la intención de construir sus nuevas naves con el uso de tecnologías furtivas. Esto significa que se instalarán todas las armas dentro del navío en vez de en la cubierta: así se hará invisibles a los destructores del radar del enemigo y de algunos misiles anti-buque ", explica Vadím Kozulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares.

Se afirma que los sistemas de la superestructura y de artillería de los barcos mencionados generan la mayor parte de los ecos de radar del buque. Por su forma y su composición rica en metales, las armas se convierten a menudo en un elemento destacado que hace que el navío sea “iluminado” por el radar enemigo.

Fuente: YouTube/RT America

Sin embargo, el uso de tecnologías furtivas en barcos no es un invento ruso.

"Por ejemplo, la Marina de los EE.UU. utiliza destructores de misiles como barcos multi-misión de sigilo y especializados en ataques terrestres, como el destructor de la clase Zumwalt. Toda la nave está hecha de estos materiales de sigilo y utiliza este tipo de tecnología", añade Kozulin.

Los cambios que distinguen al AK-176 MA

La nueva arma furtiva es el sucesor del cañón naval de fuego rápido de la era soviética, el AK-176. Su blindaje es de un material que refleja las ondas de radar, su velocidad de disparo se incrementó y se han diseñado diferentes tipos de munición.

"El nuevo AK-176 MA pesa alrededor de 10 toneladas y puede disparar 150 proyectiles de 76 mm por minuto. Puede alcanzar buques y objetivos en tierra a una distancia de 15 km ", nos explicó Alexéi Ramm, analista militar de Izvestia.

Ramm indicó que el AK-176 MA también estará equipado con un sistema de datos digitales que le permitirá detectar objetivos de forma automática. "Sin embargo, la decisión de abrir fuego será hecha por el oficial militar a bordo. Hoy en día, nadie puede permitirse el lujo de dejar que sistemas electrónicos operen de forma independiente y tomen decisiones vitales sin la intervención humana ", dice Ramm.

El cañón AK-176 MA está actualmente en fase de pruebas y los expertos piensan que debería estar listo para finales de 2017: entonces la Armada de Rusia tomará su decisión sobre la posible adopción de esta nueva arma.