Rusia realizará este mes pruebas militares en el Mediterráneo

Los lanzamientos de misiles serán una demostración para los almirantes y expertos militares libios.

Los lanzamientos de misiles serán una demostración para los almirantes y expertos militares libios.

RIA Novosti
La escuadrilla del Mediterráneo de la Armada rusa realizará maniobras junto a las costas de Libia durante los días 25 y 27 de mayo. En opinión de los analistas, el objetivo consiste en promocionar los misiles de crucero Kalibr y J-35 entre los países norteafricanos.

Las compañías aéreas recibieron un aviso del Ministerio de Defensa de Rusia: entre el 24 y el 27 de mayo, buques de la Armada rusa realizarán lanzamientos de misiles en el marco de unas maniobras junto a las costas de Libia.

Además, en el comunicado se señala la necesidad de limitar los vuelos sobre las zonas situadas a 150 km de Trípoli, la capital del país norteafricano. En la práctica, esta zona abarca toda la costa libia.

Qué tipo de misiles se lanzarán

Según informan los medios de comunicación rusos, actualmente hay en el Mediterráneo siete buques de la Armada rusa y un submarino, el Krasnodar. Entre los barcos se incluyen dos fragatas equipadas con misiles, un gran buque anfibio de asalto y otro de reconocimiento de medio tamaño. Los restantes tres barcos se encargan de los suministros.

“La zona de las maniobras depende de los sistemas concretos que se vayan a probar. Los misiles de crucero Kalibr, los misiles antibuque 3M54 o los misiles J-35 para la batería Uran", explicó a RBTH el editor jefe de la revista Arsenal de la Patria, el coronel en la reserva Víktor Murajovski.

Con el fin de garantizar la seguridad de los barcos y aviones europeos y norteafricanos, los militares rusos establecerán una zona de exclusión que supondrá el doble de la distancia de lanzamiento de los misiles.

“El tipo de misiles que la flota probará y mostrará a los libios durante los lanzamientos se sabrá solo durante las maniobras. Esta información es secreta por el momento. Ningún país tiene la obligación de proporcionar datos sobre las armas que utilizará en sus maniobras”, explica analista.

Por otro lado, todas las maniobras realizadas por la flota rusa serán atentamente observadas por aviones de reconocimiento y barcos de la OTAN. 

“Durante las maniobras, en la zona habrá aviones de reconocimiento P-8 Poseidon y Boeing RC-135, además de barcos de reconocimiento de las flotas de la OTAN con presencia en el Mediterráneo”, resume Murajovski.

Por qué la flota rusa se dirige a Libia

El portaaviones Almirante Kuznetsov y sus buques de escolta se detuvieron en uno de los puertos libios hace un año, en el camino de regreso desde Siria. Durante esta visita, el portaaviones y los cruceros transportadores de misiles recibieron la visita de una delegación de las máximas autoridades militares del país norteafricano.  

“El objetivo de esta expedición a Libia y de la pasada es simple: exhibir las capacidades de nuestra escuadra y mostrar el armamento de nuestros barcos. Como resultado, planeamos reanudar las negociaciones y ampliar nuestra colaboración militar con Trípoli”, explicó a RBTH el analista militar del diario Izviestia, Dmitri Safónov.

En opinión del experto, la Armada rusa realizará a finales de mayo una peculiar de promoción: los lanzamientos de misiles serán una demostración para los almirantes y expertos militares libios. “Las maniobras se realizarán con el consentimiento de las autoridades del país, y en el momento de los lanzamientos, en nuestros barcos estará presente su delegación, que observará las acciones de nuestros marinos y, especialmente, las capacidades de nuestros misiles navales”, añade.

Safónov destaca que, además de la delegación libia, también es posible que suban a bordo representantes de la fuerza naval de Egipto. “Los lanzamientos de misiles se realizarán cerca de ellos, y me inclino a pensar que también serán invitados a visitar nuestros barcos. Tenemos un contrato con El Cairo para el suministro de cazas MiG-29 y helicópteros Ka-52K para portaaviones de tipo Mistral. A nuestras autoridades les interesa ampliar esta colaboración”, explica Safónov.