Rusia diseña un nuevo bombardero estratégico para la próxima década

Los misiles estarán dentro del avión y el fuselaje estará fabricado de materiales que absorben las ondas del radar de tecnología 'stealth'.

Los misiles estarán dentro del avión y el fuselaje estará fabricado de materiales que absorben las ondas del radar de tecnología 'stealth'.

Sergei Bobylev/TASS
Estos nuevos aviones constituirán la base de la aviación estratégica de Rusia dentro de 15 años.

El primer prototipo del avión PAK DA despegará a principios de la próxima década. La aeronave se fabricará según el esquema “ala voladora”, es decir, sin empenaje de cola ni fuselaje separado de las alas. Volará a velocidad supersónica (hasta 1.250 km/h), significativamente inferior a la del Tu-160, el principal aparato de la aviación rusa de largo alcance y que será sustituido por el nuevo bombardero estratégico.

“El Tu-160 se creó con la idea de que tendría que atravesar la defensa antiaérea del enemigo. Gracias a su velocidad supersónica y sus características de vuelo puede alcanzar la estratosfera- para dejar atrás a los cazas interceptores del adversario y evitar los misiles antiaéreos- y así bombardear sin problemas el territorio enemigo”, explica a RBTH Vadim Koziulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares.

Actualmente la aviación rusa cuenta con los potentes misiles de largo alcance Х-555 y Х-101, con una distancia de vuelo de 5.000 km, de modo que los bombarderos estratégicos ya no necesitan tales características. Actualmente los aviones pueden cumplir con sus funciones sin salir prácticamente del territorio ruso, quedando así cubiertos por las defensas antiaéreas.

Más barato, seguro y difícil de interceptar

Los misiles estarán dentro del avión y el fuselaje estará fabricado de materiales que absorben las ondas del radar de tecnología stealth.

“Para el caza T-50 se han creado por primera vez unos misiles que, además de encontrarse dentro del avión, se dirigen al objetivo desde el propio interior de la aeronave. Hasta ahora era algo imposible: los misiles debían colgar en el exterior, desde donde recibían los datos del blanco y volaban hacia el objetivo”, añade el experto. Esto también ayudará a reducir la detección del avión por los radares enemigos.

Por otro lado, los expertos suponen que el PAK DA no llevará más misiles que el Tu-160 y otros aparatos de la aviación estratégica rusa, que pueden portar hasta 40 toneladas de proyectiles.

“El PAK DA se podrá dotar de cualquier tipo de munición nuclear o convencional: proyectiles de perforación de blindaje, de perforación de hormigón, de fragmentación, etcétera”, explica a RBTH Pável Bulat, director del laboratorio internacional de mecánica y sistemas de energía de la Universidad de Tecnologías de la Información.

Las causas del retraso

Los trabajos para crear el nuevo bombardero estratégico se iniciaron en 2009. El contrato para su fabricación se adjudicó a la corporación Túpolev, la base de la aviación estratégica de Rusia.

En un principio el Ministerio de Defensa contaba con incorporar el nuevo avión a sus efectivos hacia 2025, lo que suponía realizar los vuelos de prueba antes de 2020. Sin embargo, el proyecto quedó aplazado y se anunció que se renovaba la fabricación en serie de la versión modernizada del Tu-160.

“Los estadounidenses también llevan 20 o 30 años creando un bombardero de nueva generación. Todo esto va tan lento porque hoy en día ni ellos ni nosotros necesitamos realmente un avión de este tipo. Los viejos B-52, como nuestros Tu-160, resuelven todos los problemas de la tríada nuclear. Por ello nadie ha tenido nunca prisa por crear un nuevo bombardero estratégico hasta que no hubiera un avance técnico significativo en la fabricación de aviones”, opina Bulat.

Los expertos no esperan que en el futuro próximo haya conflictos armados en los que sea necesario el uso de la aviación de largo alcance.

“Tenemos suficiente margen de tiempo para crear un avión que será radicalmente distinto a todos los anteriores. Por eso, tanto nosotros como los estadounidenses trabajamos tranquilamente en la creación de este nuevo avión”, concluye Bulat.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.