Los problemas de los aviones rusos en Siria

Un Su-33 se lanza desde la cubierta del Almirante Kuznetsov.

Un Su-33 se lanza desde la cubierta del Almirante Kuznetsov.

Komsomolskaya Pravda/Global Look Press
Los pilotos de la aviación marítima que participaron en la operación en Siria desde la cubierta del portaaviones Almirante Kuznetsov han regresado a Rusia, pero ¿por qué solo aterrizaron algunos de los aviones en su base terrestre?

El pasado viernes, el primer grupo de pilotos de la aviación marítima de la flota del Norte se trasladó desde el portaaviones Almirante Kuznetsov hasta el aeródromo de la base Severomorsk-3. Pero solo una parte de las aeronaves fue enviada a casa, concretamente los modelos Su-33, MiG-29KKa-52, Ka-29 y Ka-27.

“Estos aparatos deben trasladarse a la vez junto con todos los pilotos desde el portaviones hasta el aeródromo”, comenta un antiguo alto oficial de la aviación marítima del periódico Vzgliad. “Solo hay un técnico jefe de los aviones y los grupos de servicio técnico también tienen un personal reducido. Es necesario llevarse lo antes posible todo el equipo de técnicos e ingenieros para que puedan llevar a cabo una preparación correcta de los aviones en el nuevo aeródromo. Ningún comandante reubicaría a su regimiento por partes por voluntad propia”.

Unas conclusiones poco consoladoras

Según la fuente del periódico, esto permite sacar unas conclusiones poco consoladoras sobre la aviación marítima de Rusia. “Cuatro pilotos de caza y tres de helicópteros con sus vehículos correspondientes, ese es todo el potencial capaz de despegar actualmente desde la cubierta del Almirante Kuznetsov a corto plazo. O bien no quedan más pilotos preparados, o bien el resto de aeronaves tienen defectos. Los oficiales marítimos saben bien que durante sus anteriores expediciones militares el Almirante Kuznetsov solía llevar en la cubierta aviones que en realidad no podían despegar con el único fin de mostrarlos públicamente”, escribe el periódico.

Otro problema podría consistir en la falta de personal cualificado, es decir, en el número de pilotos capaces de despegar desde el Almirante Kuznetsov, que podría haberse reducido drásticamente, según sugiere el periódico.

“Por ahora, por decir suavemente, la aviación marítima rusa no está demasiado desarrollada, como ha demostrado la expedición del Almirante Kuznetsov a Siria” –declara el Director de la Sección Analítica del Instituto de Análisis Político y Militar, Alexander Jramchijin, al periódico Vzgliad.

Otros expertos comentan que la expedición del Kuznetsov ha sido en general exitosa, si se tiene en cuenta que su tarea era demostrar las posibilidades y las fuerzas de la Armada del país.

Almirante Kuznetsov en el mar Mediterráneo. Fuente: APAlmirante Kuznetsov en el mar Mediterráneo. Fuente: AP

La misión del Almirante Kuznetsov

“Inicialmente, la tarea del Almirante Kuznetsov no era dirigir a los bombarderos. La misión impuesta era mostrar la bandera en el mar, probar en condiciones militares el funcionamiento de un grupo aéreo que hasta entonces solo había entrenado”, declara Antón Mardasov, director de la sección de investigación de conflictos en Oriente Próximo y de las fuerzas armadas de la región del Instituto de Desarrollo e Innovación.

“El sentido de la expedición del Almirante Kuznetsov consistía en mostrar la bandera. Se trata de un barco poderoso y difícil de olvidar”, confirma el líder del Movimiento de Apoyo a la Flota, Mijaíl Nenáshev.

Sin embargo, hasta el experto menos crítico comentará que los resultados de la expedición han levantado muchas dudas, la mayoría de todas relacionadas con la pérdida de dos aviones durante la misión. “La pérdida de aviones significa perder miles de millones de dinero público”, declaraba Nenáshev.

“En estos momentos la industria de la construcción de barcos y el sector de Defensa deben prever que este tipo de casos no se repitan. Los problemas existentes con los cables de parada podrían deberse a que las estructuras correspondientes dentro del Ministerio de Defensa podrían no haber destinado fondos a la modernización de las fábricas. Ahora las instalaciones de reparación de barcos están listas para someterse a una modernización integral”.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.