El nuevo bombardero Tu-160 volará hasta la estratosfera

Tu-160.
Tu-160. / Servicio de prensa
Los nuevos Tu-160M2 podrán volar a una altura de hasta 18.000 metros, donde serán inalcanzables para cualquier sistema antiaéreo y antimisiles existente.

A finales de año el Ministerio de Defensa recibirá la primera partida de motores renovados NK-32 para los bombarderos estratégicos portacohetes Tu-160M2.

Según los desarrolladores, la nueva modificación permitirá al avión elevarse hasta la estratosfera, a una altura de 18.000 metros.

“La nueva versión del NK-32 puede funcionar no solo como motor de reacción para el avión, sino también como motor cohete. Gracias a ello, el Tu-160M2 podrá elevarse hasta una altitud en la que no podrá ser derribado por los sistemas de defensa antiaérea del enemigo”, informa a RBTH una fuente en el complejo industrial militar.

El primer vuelo del avión modernizado se llevará a cabo en 2018.

Según el director general adjunto de la empresa Túpolev, el ingeniero Valeri Solozobov, el Tu-160M2 será un modelo totalmente nuevo a pesar de que el avión modernizado conserve el mismo aspecto que su predecesor.

Según el comandante supremo de las Fuerzas Aeroespaciales de la Federación Rusa, Víktor Bóndarev, el Ministerio de Defensa planea comprar cerca de 50 aviones Tu-160M2.

La producción en serie de la aeronave comenzará en 2021.

¿Por qué recupera Rusia el Tu-160?

En la actualidad Rusia trabaja en la creación de un bombardero estratégico de nueva generación, el PAK DA. Sin embargo, la creación del nuevo modelo se está retrasando, y el primer modelo de pruebas no estará listo hasta el periodo entre 2020 y 2025.

“La comandancia de las Fuerzas Aeroespaciales de la Federación Rusa está desarrollando un sustituto de gama media del PAK DA. Algunos aviones de largo alcance pronto habrán cumplido su vida útil en el servicio militar y será necesario implementar un proceso de sustitución con nuevos modelos”, comenta a RBTH el observador militar de Izvestia, Dmitri Litovkin.

Según informa una fuente en el complejo industrial militar, este proyecto podría ser uno de los programas más costosos del Ministerio de Defensa en la década de 2020. La misma fuente señala que el coste del proyecto podría ser comparable al de la creación de los nuevos submarinos nucleares de la clase Boréi con misiles Bulavá, que oscilaba entre 5.000 y 7.000 millones de dólares.

 Armamento del Tu-160M2

Según los expertos militares, el Tu-160M2 se utilizará no solo como arma de contención, sino también para resolver distintas tareas del Ministerio de Defensa.

“El término portacohetes acentúa la posibilidad de utilizar tanto misiles nucleares como misiles de crucero no nucleares. Entre ellos figuran los misiles de crucero de largo alcance y de nueva generación J-101 y J-555”, explica el antiguo comandante supremo de las fuerzas aéreas y héroe de Rusia Piotr Dainekin.

Según señala Dainekin, además de ello, el avión podrá transportar misiles de crucero J-55SM con unas coordenadas establecidas para derribar objetivos en un lugar concreto.

“El Tu-160 se puede equipar con cualquier tipo de bombas nucleares y ordinarias: perforantes, de fragmentación, minas marinas, etc. El peso total de estas cargas puede alcanzar las 40 toneladas”, subraya el antiguo comandante supremo de las Fuerzas Aéreas rusas.

Daneikin añade que el nuevo avión será capaz de llevar a cabo ataques contra las instalaciones de un potencial enemigo desde fuera de la zona de alcance de los medios existentes de defensa antiaérea y antimisiles.

Características del Tu-160

Tripulación: 4 personas

Longitud del avión: 54,1 m.

Altura del avión: 13,1 m.

Envergadura: 35,6/55,7 m.

Peso vacío: 110.000 kg.

Peso máximo al despegue: 275.000 kg.

Peso del combustible: 148.000 kg.

Velocidad máxima:

- 2200 km/h a una altitud de 10 km.

- 1030 km/h a una altitud de hasta 3 km.

Alcance máximo sin reabastecimiento: 18.950 km.

Radio de combate: 6.000 km.

Techo de vuelo: 18.000 m.