Rusia crea un “vigilante” para EE UU y Turquía

Anton Novoderezhkin/TASS
En Rusia está comenzando la creación de un nuevo sistema de recopilación y procesamiento de información sobre el cumplimiento de los acuerdos internacionales en el ámbito del armamento. La solicitud para la realización de los trabajos de investigación en este campo se ha publicado en la página web del departamento de compras públicas a nombre del Ministerio de Defensa.

El Ministerio está dispuesto a invertir hasta 25,9 millones de rublos (más de 300.000 dólares) en este proyecto, que lleva el nombre de “Unificación”. El ejecutor del contrato deberá presentar antes del 15 de octubre de 2016 los resultados de una investigación sobre la posibilidad de llevar a la práctica el nuevo sistema y sus soluciones tecnológicas.

El Ministerio de Defensa planea conseguir una red informática local basada en un complejo de hardware y software que incluya “las estaciones de trabajo de internet, servidores de sistemas operativos, bases de datos y un sistema de programación para el procesamiento, la transmisión y la visualización de datos y para el seguimiento del estado de los medios de análisis individual en los lugares de trabajo automatizado y de uso colectivo”, indica la solicitud del Ministerio de Defensa. Este complejo ha recibido el nombre de Sistema Unificado de Análisis Informático (SUAI).

Vigilar e informar

Según la idea del ministerio, el sistema será un “vigilante pacífico”. Su tarea consistirá en recopilar y procesar información de los medios técnicos de control de base marítima y aérea, así como de los grupos de inspección que controlan el territorio de los países miembros de los tratados vigentes, y transmitir esta información “a todos los departamentos de la Federación de Rusia para los que pueda ser de interés”.

En total, el sistema SUAI controlará 20 acuerdos y tratados internacionales, entre ellos el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas entre Rusia y EE UU, el Tratado INF firmado en 1987 sobre la liquidación de misiles de alcance medio y más corto, el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares y el Tratado de Cielos Abiertos.

Este nuevo sistema también contribuirá a simplificar y agilizar considerablemente la comunicación con los socios extranjeros: el sistema reconocerá textos de forma automática, traducirá los mensajes estándar, reflejará la información en mapas electrónicos y generará modelos de documentos.

El principal usuario de este nuevo sistema será el Centro de Reducción de Riesgo Nuclear, que forma parte del Ministerio de Defensa. Este departamento controla el cumplimiento de los acuerdos y tratados internacionales para la restricción de las fuerzas armadas y el armamento. El Centro de Reducción de Riesgo Nuclear opera en colaboración con un centro análogo en EE UU y con órganos similares en los países de la OSCE y en China.

Exploración en modo automático

El Centro de Reducción de Riesgo Nuclear ya cuenta con un sistema especial que se dedica al intercambio automático de notificaciones con sus colaboradores extranjeros, por lo que podría tratarse de una modernización de una infraestructura ya existente y de una considerable expansión de su funcionalidad, informa a RBTH una fuente en el Complejo Industrial Militar cercana a la situación.

El inicio del trabajo en el nuevo sistema no está relacionado de ningún modo con la situación política internacional, a pesar del reciente incidente con Turquía, que denegó a unos inspectores rusos el permiso para realizar un vuelo de observación sobre su territorio en el marco de los vuelos estipulados por el Tratado de Cielos Abiertos.

El experto militar independiente Yuri Grómov señala que la recopilación y la automatización de información sobre el funcionamiento de los órganos de la comandancia militar es una importante etapa en el desarrollo de las fuerzas armadas nacionales y extranjeras. El trabajo en este campo se ve condicionado por la desconfianza y el refuerzo del control mutuo entre las potencias militares. “Dentro de unos quince años, los sistemas de exploración y procesamiento de datos estarán completamente automatizados a todos los niveles y se controlarán desde un único centro de administración”, declara el experto en una entrevista para RBTH.

La Corporación de Construcción de Instrumentos Unida (OPK por sus siglas en ruso) anunció en 2015 la creación de un sistema de seguimiento y análisis de la situación política y militar en Rusia y en el mundo que se utilizará para combatir en cualquier posible guerra informática.

 

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y recibe cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.