Rusia despliega en Siria sistemas para prevenir el secuestro de aviones

Un sistema antimisiles Buk-M2 en el polígono de Zhukovski, a las afueras de Moscú. Rusia ha suministrado recientemente estos sistemas a Rusia.

Un sistema antimisiles Buk-M2 en el polígono de Zhukovski, a las afueras de Moscú. Rusia ha suministrado recientemente estos sistemas a Rusia.

AP
El Comandante de las Fuerzas Aéreas y Espaciales de Rusia explicó los motivos de Rusia para enviar sistemas de misiles antiaéreos a su base en Siria. Un especialista militar entrevistado por RBTH considera que este tipo de suministros están plenamente justificados.

Rusia explicó para qué son necesarios los sistemas de misiles antiaéreos en su base de Siria. En una entrevista en el diario Komsomólskaya Pravda, el Comandante de las Fuerzas Aéreas y Espaciales de Rusia, Víktor Bondarev, explicó que dichos sistemas se han desplegado para prevenir diversas situaciones de fuerza mayor. Según Bondarev, una de tales situaciones podría ser, por ejemplo, el secuestro de un avión de combate en el territorio de algún país colindante con Siria para realizar “un ataque contra nosotros”.

 

“Hemos considerado todos los riesgos posibles. (…) Y debemos estar preparados para ello”, afirmó el comandante. Además señaló que el suministro de sistemas de defensa antiaérea se realizó junto con el envío de cazas, aviones de ataque a tierra, bombarderos y helicópteros.

 

En una entrevista para RBTH, el especialista y redactor jefe de la revista Arsenal Otéchestvo, el coronel Víktor Murajovski, puntualizó que no se trata de sistemas antiaéreos que se hayan enviado a Siria por separado. “La idea era que nuestra agrupación de las Fuerzas Aéreas y Espaciales en la base contara con una batería de misiles antiaéreos”.

 

El experto recordó que ya se han producido casos de bases aéreas tomadas por terroristas del Estado Islámico, tanto en Irak y Yemen como en el territorio de la propia Siria. “Otra cuestión distinta es que no hayan podido hacer despegar ningún avión por falta de piezas de repuesto, combustible, o por cualquier otra causa. Pero, por otro lado, también pueden utilizar vehículos aéreos no tripulados, opina. En concreto, es posible comprar “algún drone chino por 50.000 dólares a través de Internet, y engancharle cualquier explosivo”.

 

Anteriormente, el Comandante Supremo de la OTAN, el general Philip Breedlove, afirmó que, en realidad, los sistemas antiaéreos rusos en Siria amenazan a la Alianza y no están destinados a la lucha contra el EI, ya que los islamistas no disponen de aviones contra los cuales sea necesario emplear tales sistemas.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.