Rusia muestra su arsenal militar en Siria

Su-35

Su-35

Reuters
El armamento utilizado contra el Estado Islámico en Siria es moderno y preciso. RBTH analiza las armas utilizadas contra el terrorismo.

Buques

Fuente: Ria Novosti

En un breve plazo de tiempo las fuerzas armadas de Rusia han trasladado al puerto de Tartús y la base aérea de Jmeimim, en Latakia, 28 aviones a bordo de los grandes buques de desembarco “Nikolái Fílchenkov”, “Novocherkassk”, “Minsk” y “Peresvet”.

Todos ellos continúan en alerta de combate en el Mediterráneo, junto a otros grandes buques armados como el “Admiral Nevelskói”, el “Alexánder Shabalín, el buque antisubmarinos “Admiral Panteléyev” y el barco guardacostas “Neustrashimi”.

El crucero misilístico “Moskvá” y el barco guardacostas “Smetlivi” también se han movilizado. Además, hay tres buques lanzamisiles de la Flotilla Rusa del Báltico: el “Úglich”, el “Grad Sviyazhsk” y el “Veliki Ústiug”, que, desde el mismo Mar Caspio, han alcanzado con éxito las posiciones de los terroristas.

Los buques lanzamisiles han lanzado 26 cohetes alados “Kalibr-NK” (también conocidos como los “Tomahawk” rusos), en lo que se ha venido a considerar el bautizo militar de este tipo de arma de alta precisión, y su primera aplicación en distancias ultra largas que superan los 1.500 km, lo que permite a Rusia llevar a cabo maniobras militares en lugares remotos.

En la región del Caspio hay más de diez buques de combate rusos en servicio.

Aviación y armamento de alta precisión

 Haz click en la imagen para cambiarla. Fuente: TASS, Dmitry Vinogradov/RIA Novosti

La aviación rusa ha movilizado diversos tipos de aeronaves, desde los bombarderos Su-24M y los aviones de asalto Su-25, que ya llevan tiempo en servicio, hasta los aparatos más modernos, como el Su-34. En total hay 28 máquinas de combate, sin contar los dos aviones de transporte An-124.

Uno de los cazas más populares, el Su-24M, entró en servicio en la URSS en 1975, y el Ejército ruso, así como muchos otros países, lo ha seguido utilizando hasta la fecha.

En Siria operan 12 aviones de este tipo, la misma cantidad que los Su-25. En Siria también hay cuatro Su-30, el caza más moderno de generación “4+”, capaz de liquidar equipos terrestres por la noche y en condiciones climáticas adversas, y llevar a cabo labores de exploración.

En el teatro de operaciones el combatiente más avanzado, el cazabombardero Su-34, ha tenido el estreno más destacado.

Fuentes del Ministerio de Defensa de Rusia han comunicado que los Su-34 que operan en Siria están dotados con sistemas de comunicación TSK-2M destinados a las operaciones “centradas en redes”. El nuevo sistema permite que las aeronaves intercambien las coordenadas de los objetivos y los datos de reconocimiento prescindiendo de un punto de mando terrestre.

Gracias a esto, el equipo de un único bombardero Su-34 puede transferir las coordenadas del objetivo mediante mapas electrónicos desde un terminal de salida automática y prescindiendo de puntos de mando terrestres.

Así, todos los aviones que integran el grupo “conocen” las coordenadas del objetivo a liquidar aunque lo haya detectado un único avión. Este sistema también aumenta la confidencialidad de las operaciones de aviación porque solo uno de los aviones del grupo tiene que encender el radar para buscar el objetivo.

Además de los aviones, también se emplean los helicópteros, desde los Mi-17, para los traslados y la lucha radioelectrónica, hasta los Mi-24 de combate, que se ganaron su buena fama en Afganistán. Hay un total de 15 helicópteros operando en Siria.

En los bombardeos sobre territorio sirio, Rusia emplea tecnología de más alta precisión. Los aviones están dotados de bombas KAB-250 y KAB-500. Su trayectoria se orienta mediante los satélites militares que controlan previamente el lanzamiento del avión. El margen de desviación del objetivo en cuestión no supera un radio de cinco metros. En Alepo también se han encontrado reservas de bombas RBK-500 autodirigibles, que contienen submunición antitanque.

La lucha radioelectrónica

Fuente: Vitaly Kuzmin/Wikipedia.org

También ha trascendido que los militares rusos han desplegado en Siria el sistema de lucha radioelectrónica “Krasuja-4”, destinado a neutralizar los radares de aviación y los drones.

Este sistema es capaz de encubrir completamente el objeto a proteger para evitar que sea descubierto por radiolocalización a una distancia de hasta 150-300 km, y también puede “silenciar” los aviones de alerta temprana y control aerotransportado y los medios de lucha radioelectrónica del enemigo. Los sistemas “Krajusa-4” entraron en servicio en 2012 y se suministran a las tropas desde 2013.

El buque de la Flota del Báltico “Vasili Tatíschev” se encarga de compilar los datos de reconocimiento en el agua.

Comparativa de capacidades táctico-técnicas de los cohetes que se utilizados en los barcos “Kalibr-NK” y “Tomahawk”:

Capacidades táctico-técnicas3M-14 Kalibr-NKTomahawk TLAM-E Block IV
Año de admisión20122002

Longitud (junto con el acelerador de despegue)

8.1m6.25m
Diámetro del cuerpo,mm533mm533mm
Envergadura del ala,3.3m2.67m
Peso en vuelo (inicial),1320kg1315kg

Peso de la parte explosiva,

450kg450kg
Capacidad de la parte nuclear de combate,100-200 kiloton -------
Velocidad de vuelo0.7 m0.7 m
Alcance  máximo  con la parte de combate explosiva

Más de 1500 km

1600 km

Alcance  máximo con la parte de combate nuclear

2600 km

-

 

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies