¿Por qué Rusia quiere prohibir el uso de WhatsApp a los empleados públicos?

Los legisladores están preocupados por la seguridad de los sistemas.

Los legisladores están preocupados por la seguridad de los sistemas.

Reuters
El pasado 30 de mayo el Ministerio de Comunicaciones envió una propuesta al presidente para que los funcionarios y los miembros de las fuerzas armadas no utilicen aplicaciones extranjeras en su comunicación laboral.

No solo los usuarios quieren utilizar sistemas de mensajería seguros en su correspondencia, sino que también les interesa a los ministros, políticos e incluso a los miembros de la oposición. En 2015 se supo que Hillary Clinton había enviado información secreta desde su correo privado, que estaba desprotegido.

Durante los últimos tres años los mandatarios rusos han sido espiados por el grupo Anonymous International. El grupo ha colgado de manera regular mensajes de importantes figuras públicas, como del primer ministro Dmitri Medvédev y vendió gran cantidad de mensajes a cambio de grandes sumas de bitcoins.

Estos hackers han descifrado correspondencia de servidores tanto rusos como extranjeros, el correo electrónico de Medvédev era de Yandex, pero ahora las autoridades han decidido, por razones de seguridad nacional, luchar contra las compañías extranjeras.

El pasado 30 de mayo el Ministerio de Comunicaciones envió una propuesta al presidente para que los funcionarios y los miembros de las fuerzas armadas no utilicen aplicaciones extranjeras en su comunicación laboral.

¿A quién afecta?

La prohibición podría afectar a WhatsApp, Viber y Telegram así como a Skype y Gmail. El diario Kommersant estima que debido a esta medida las compañías podrían perder hasta 2,5 millones de usuarios. Según la compañía TNS el número de usuarios de WhatsApp, Viber, Skype y Telegram en Rusia es de 22 millones.

Aunque a los mandatarios rusos les encantan los servicios de mensajería, sobre todo Telegram, desarrollado por el "padre" de Vkontakte -equivalente ruso de Facebook, Pável Dúrov. Lo consideran el método de comunicación más seguro, tal y como declaró el asesor presidencial del presidente para temas de internet, Guermán Klimenko.

Además son fáciles de usar y es que según explicó Karen Kazarián, director de análisis de la Asociación Rusa de Comunicaciones Electrónicas, los servicios de correo electrónico de las instituciones públicas están anticuados y son "completamente inadecuados para las necesidades modernas. La interface está completamente desfasada".

Los servicios de mensajería extranjeros no están preocupados. "Creemos que la correspondencia privada seguirá con el número de usuarios habitual", declaró la representante de Viber Moscú, Elena Gracheva.

No tan seguros

Al mismo tiempo, los servicios de mensajería tratan de probar su seguridad a los usuarios. "Trabajan según el principio de "end-to-end", según el cual, teóricamente solo se puede acceder a la correspondencia solo mediante el smarthphone del usuario. Es lo mismo para Telegram y Signal, que Edward Snowden ha hecho famoso. Y desde entonce también lo usan WhatsApp e iMessage", explica Karn Kazarián.

Sin embargo, los expertos en seguridad ya han rechazado la invulnerabilidad de esta forma de encriptación y dicen que no es cierto. Natalia Kasperskaia, directora general de InfoWatch cree que "desafortunadamente, todos los servicios de mensajería tienen una puerta trasera, un acceso remoto para los servicios de seguridad extranjeros".

La administración presidencial ya ha decidido desarrollar un sustituto para estos servicios. Mail.ru, la empresa líder de tecnología y el Instituto de Desarrollo de Internet ya han recibido la propuesta.

Los mandatarios creen que si tienen un servicio de mensajería estandarizado será más fácil acabar con la vulnerabilidad y garantizar la seguridad que si hay varios sistemas, que pertenecen a compañías extranjeras y no se pueden controlar.

Kazarián es de la opinión de que hay muchas compañías rusas que pueden desarrollar un sistema como este y pueden crearlo sin que el gobierno les pagase. "Estaría bien si todo se hiciera de manera abierta y competitiva", concluye.

Lea más:

Cinco razones por las que Telegram es mejor que WhatsApp

Casi cinco millones de personas se instalaron el servicio de mensajería móvil Telegram el pasado 23 de febrero. La aplicación se ha convertido en la más descargada en 48 países. Se podría decir que el culpable de su éxito ha sido Mark Zuckerberg.