Google acusado de violar la ley antimonopolio de Rusia

Zuma\TASS
El Servicio Federal Antimonopolio de Rusia ha acusado a Google de violar las leyes de competencia porque solo permite la instalación de Google Play en dispositivos móviles si se cumplen determinadas condiciones que excluyen a sus competidores, sobre todo a Yandex.

El Servicio Federal Antimonopolio de Rusia ha acusado a Google de violar las leyes de competencia, según explicó Vladímir Kudryántsev, director de información del organismo estatal.

En diez días se preparará la orden para que Google “deje de abusar de su posición dominante” y se enviará a las partes. "Hemos determinado que Google Inc. y Google Ireland Limited violan el párrafo 1 del Artículo 10 de la Ley de la Protección de la Competencia", explicó Kudryántsev el pasado 14 de septiembre.

"Las violaciones ocurrieron cuando a los contratantes- productores de dispositivos móviles destinados para su venta en Rusia- se les dio acceso a la tienda Google Play solo en determinadas condiciones", que suponen la preinstalación obligatoria de determinadas aplicaciones de Google junto con Google Play, una posición prioritaria en la pantalla, la instalación obligatoria del buscador de Google por defecto y la imposibilidad de preinstalar aplicaciones de otras compañías.

Además, se sospecha que en los acuerdos firmados se mencionaba directamente a Yandex, el buscador más popular en Rusia.

En febrero, a partir de una demanda de Yandex, el Servicio Federal Antimonopolio comenzó los procedimientos contra  Google Play, Google Maps y YouTube en Android.

Yandex confirmó que los productores de dispositivos móviles se habían negado a preinstalar sus servicios a petición de su competidor. En concreto, compañías como Fly, Explay y Prestigio (que operan con Android) se negaron a colaborar con Ynadex y se refirieron a las condiciones que ponía Google.

Ahora la compañía estadounidense se enfrenta a una multa que va del 1% al 15% de su facturación en 2014, año en el que tuvo lugar la violación de la ley, según el Servicio Antimonopolio.

Kudryántsev explicó que hay 200 volúmenes de documentos sobre el caso y que una gran parte corresponde a secretos comerciales.

Según datos de Liveinternet de agosto de 2015, Yandex ocupaba el 57% de la cuota de buscadores, mientras que Google contaba con el 35,2%.

Analistas de Renaissance Capital señalan que en el segundo cuarto de este año Yandex ha bajado del 42% al 39% su presencia en Android y en Chrome ha pasado del 45% al 38%.

La oficina de prensa de Google en Rusia se ha limitado a declarar que "estudiarán la decisión del Servicio Antimonopolio cuando la reciban".

Por su parte, Yandex ha declarado que espera la decisión del Servicio Antimonopolio y creen que "el mandato ayudará a restablecer la competencia en el mercado", informa Kommersant.

A pesar de que la Comisión Europea ha comenzado una investigación sobre los mismos hechos, Rusia es la primera jurisdicción que ha reconocido oficialmente las prácticas de Google como anticompetitivas, declaran desde Yandex.

Ya hay una serie de precedentes a nivel internacional. En 2009, tras peticiones de Google, Opera y Mozzila, la UE obligó a Microsoft a que los usuarios pudieran elegir su navegador tras la primera activación de la computadora.

Sin embargo, todavía es pronto para sacar conclusiones. Antón Babenko, del bufete de abogados Pavda Epstein, cree que la decisión del Servicio Antimonopolio puede ser impugnada por una corte de arbitraje y que no hay garantías de que se vaya a mantener tras un juicio.

"Las posibilidades de Google están muy determinadas por el volumen de evidencias que puedan mostrar otras compañías, así como de las inspecciones técnicas", declaró Babenko.

Publicado originalmente en ruso en Kommersant.