Roscosmos busca cosmonautas para ir a la Luna

El cohete Soyuz-2.1a en el cosmódromo ruso Vostochni.

El cohete Soyuz-2.1a en el cosmódromo ruso Vostochni.

Igor Ageyenko/RIA Novosti
La corporación estatal espacial rusa Roscosmos anunció el concurso de cosmonautas que volarán a la Luna. Estos cosmonautas serán los primeros en pilotar la nueva nave espacial rusa “Federátsiya”.

Roscosmos busca entre seis y ocho cosmonautas mediante un concurso que estará abierto hasta finales del año. La corporación espacial comunica que los elegidos serán los primeros en pilotar la nueva nave espacial, “Federátsiya”, que se está construyendo ahora en Rusia. Trabajarán en el marco del programa de la Estación Espacial Internacional (ISS) y serán los primeros rusos que llegarán a la Luna.

Cualquier persona menor de 35 años con un título de educación superior en ingeniería o aviación puede optar a las plazas. Los candidatos que tengan experiencia en la industria aeroespacial contarán con una ventaja. Los candidatos disponen de cuatro meses para presentar los documentos, después empezará el concurso.

Actualmente Rusia cuenta con 30 cosmonautas, 14 de ellos no tienen experiencia en el espacio. Es el decimoséptimo concurso en la historia espacial de la URSS y Rusia y el segundo concurso abierto (lo que significa que cualquiera puede postularse para el vuelo a la Luna). El primer concurso abierto tuvo lugar en 2012, hasta entonces solo los pilotos militares y los empleados de la industria aeroespacial podían ser cosmonautas.

“Federátsiya” y el programa lunar de Rusia

Las naves espaciales “Federátsiya” son una serie de naves rusas que van a sustituir las naves de las series “Soyuz” y “Progress”. La tripulación de “Federátsiya” contará con cuatro personas. El primer vuelo sin pilotos de la nave está previsto para 2021. El lanzamiento de “Federátsiya” con la tripulación a bordo se planea realizar dos años más tarde, desde el nuevo cosmódromo ruso Vostochni.

Según la información que se hizo pública anteriormente, el programa lunar ruso prevé el lanzamiento de cinco misiones de investigación a partir del 2019. De esta forma, Rusia recuperará el programa lunar que fue parado en 1976.