Dispositivo ruso DAN en la misión a Marte

Shutter Stock/Legion Media
El lunes 28 de septiembre, la NASA informó de un descubrimiento extraordinario: las franjas oscuras en la superficie de Marte son restos de flujos de agua con un gran contenido en sales. La sonda exploradora Curiosity continúa buscando signos de vida en el planeta rojo, para lo que cuenta, entre otras cosas, con la ayuda del dispositivo ruso DAN.

El descubrimiento ha confirmado que las suposiciones de los científicos sobre el planeta rojo son correctas, considera el director del departamento de Planetología Nuclear del Instituto de Investigaciones Espaciales, Ígor Mitrofanov.

“Hemos recibido una nueva confirmación de que Marte es un planeta activo con un rico medio acuático”, dice Mitrofanov. “En un planeta así, es perfectamente posible la existencia de microorganismos primitivos parecidos a los terráqueos”.

La semana pasada, los científicos encontraron vapor de agua en la atmósfera marciana. Más tarde, hielo en los casquetes polares de Marte. Hace varios años, la sonda Fénix de la NASA descubrió agua helada en su zona de aterrizaje, en el círculo polar de Marte. El agua dulce simplemente se congela a la temperatura marciana. Sin embargo, las sales descubiertas, según los científicos, pueden mantener el agua en estado líquido incluso a -70 ºC.

Las últimas investigaciones espaciales han revelado que el medio ambiente del Marte primitivo era aproximadamente igual al de la Tierra primigenia. Hace 3.000 millones de años, en el joven planeta rojo había ríos, lagos y una atmósfera bastante densa. Pero en aquel tiempo, en la joven Tierra, que tenía una naturaleza parecida, ya había surgido la vida. ¿Hubo vida en Marte?

Los científicos intentan solucionar este enigma con ayuda de la sonda Curiosity. En su búsqueda de materia orgánica, ya ha superado el cráter Gale, de 11 km.

“Nuestro dispositivo DAN, instalado a bordo del Curiosity, envía desde Marte a la Tierra datos sobre la cantidad de agua en el terreno de Marte”, explica Mitrofanov.

El dispositivo fue creado en el Instituto de Automatismo Dukhov, un centro ruso líder en el desarrollo de tecnologías nucleares. El generador de impulsos de neutrones que utiliza el DAN no tiene equivalentes en el mundo. Gracias a este dispositivo, los científicos tuvieron la posibilidad de medir el contenido de agua a lo largo del recorrido del Curiosity para establecer cuáles son las regiones más interesantes para buscar rastros de vida.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies