10 cosas que no sabías de la terrible Bomba del Zar (Fotos+Video)

El modelo de una bomba termonuclear AN602 entregado al Centro Federal Nuclear Sárov (RFNC-VNIIF) en la exposición celebrada en el Manezh de Moscú a los "70 años de la industria nuclear. La reacción en cadena de éxitos".

El modelo de una bomba termonuclear AN602 entregado al Centro Federal Nuclear Sárov (RFNC-VNIIF) en la exposición celebrada en el Manezh de Moscú a los "70 años de la industria nuclear. La reacción en cadena de éxitos".

Stanislav Krásilnikov / TASS

El 30 de octubre de 1961 se lanzó sobre Nueva Zembla la mayor advertencia recibida por los EE UU en toda la Guerra Fría. Era la Bomba del Zar, un ingenio atómico soviético con la potencia de 4.000 bombas de Hiroshima que asombró a los servicios de inteligencia de EE UU y produjo conmoción mundial.

1. Esta bomba de hidrógeno recibió el código AN602 y tenía unas dimensiones nunca vistas y no superadas hasta el día de hoy. Pesaba la friolera de 27 toneladas y medía ocho metros de largo. Durante su desarrollo su nombre en clave fue Iván.

2. Los dispositivos nucleares del ingenio explosivo fueron desarrollados por un equipo de físicos dirigidos por Ígor Kurchátov y formado por Andréi Sájarov, Víctor Adamski, Yuri Babáyev, Turi Smirnov y Yuri Trútnev.

Ígor Kurchátov en 1929

3. La fecha de “presentación en sociedad” de la bomba fue elegida por coincidir con el vigésimo segundo congreso del PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética).

4. Fue lanzada por el Mayor Andréi Durnovtsev desde un aparato Tu-95 modificado especialmente para dar cabida a bomba. Estaba equipada con un paracaídas para ralentizar el descenso (tardó tres minutos) y así dar tiempo al piloto a alejarse de la zona de la mortal deflagración. Tras el éxito de la misión, Durnovtsev fue ascendido a Teniente Coronel y nombrado Héroe de la Unión Soviética.

Tu-95

Este es el avión que lanzó la bomba de hidrógeno “Zar” con el equivalente a 50-57 megatones de TNT.

5. La detonación de la bomba del Zar ocasionó la mayor explosión de origen humano jamás vista.

6. La presión experimentada en el lugar de la explosión fue de 211.000 kilos por metro cuadrado (20,7 bares), más de diez veces que la habitual en el neumático de un automóvil. La poderosa energía luminosa desatada pudo ser vista incluso a una distancia de 1000 km, con cielo nublado. La energía térmica fue potente que una persona que se encontrara a 100 km de la explosión habría sufrido quemaduras de tercer grado.

7. Produjo un hongo de 64 kilómetros de altura. Aproximadamente la altura de siete montes Everest. La onda de choque rompió vidrios gruesos a más de 900 km de la explosión. De explotar bajo tierra, la Bomba del Zar, el impacto sísmico habría sido de 7,1 en la escala de Richter.

8. Universidades y observatorios de Francia, Inglaterra, Japón, Estados Unidos y otras zonas del mundo registraron movimientos sísmicos provocados por la explosión. Hubo manifestaciones contra el invento en varias capitales mundiales.

9. La Casa Blanca emitió rápidamente un comunicado donde el presidente Kennedy declaraba: “El actual arsenal nuclear norteamericano es superior, en cantidad y en calidad, al de cualquier otra nación.

Los Estados Unidos tienen el suficiente poder militar para destruir a cualquier nación que deseara desencadenar una guerra termonuclear”. 

John Kennedy junto a su homólogo soviético, Nikita Jrushov

10. Debido a su enorme tamaño, la AN602 era un arma poco práctica para su uso operativo en una hipotética guerra entre EE UU y la URSS. Los líderes de la URSS lo sabían. Había sido creada con fines científicos y propagandísticos. En este último campo, supuso un gran golpe a la moral de los EEUU, que vio su supuesta superioridad tecnológica y científica puesta en entredicho

LEE MÁS: Los ‘topos de combate’ subterráneos soviéticos creados para ‘hacer estallar EE UU’

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies