India inicia la producción del fusil de asalto AK-203

Evguéni Biyatov/Sputnik
Se ha avanzado en el proceso para entregar la licencia. La fabricación será de 958 dólares por arma.

India está a punto de iniciar la producción con licencia de fusiles de asalto rusos AK-203. El proceso de fabricación se llevará a cabo en una planta de Korva (Uttar Pradesh). 

El general Manoj Naravane, jefe del Estado Mayor del Ejército de las Fuerzas Armadas de la India, declaró que las negociaciones con el Consorcio Kaláshnikov están cerca de llegar a un acuerdo y confía en que el convenio para la producción de armas automáticas se firmará en un futuro próximo.

Según la parte rusa que participa en las negociaciones, el proyecto de producción bajo licencia de fusiles de asalto rusos AK-203 en la India se encuentra a punto de realizarse. “El proyecto se encuentra en la fase final. Se han acordado todas las cuestiones técnicas y comerciales”, dijo una fuente.

Según el acuerdo, India producirá hasta 671.427 fusiles de asalto AK-203.

Según The Economic Times of India, el coste de un AK-203 producido en la India será de 70 mil rupias (aproximadamente 958 dólares), lo que es significativamente menor que el coste de los fusiles de asalto de fabricación estadounidense comprados mediante un procedimiento acelerado por 89.000 rupias (aproximadamente 1.218 dólares) por unidad.

¿Cómo es el AK-203?

El AK-203 es un fusil de asalto de 7,62x39 mm creado especialmente para el ejército indio.

Tiene una serie de mejoras ergonómicas en comparación con las versiones anteriores del AK que son necesarias en la guerra moderna. Cuenta con una nueva empuñadura ergonómica que imita perfectamente el agarre del usuario, una culata plegable y retráctil a la izquierda, la posibilidad de instalar modernos sistemas de puntería y accesorios, como visores ópticos y/u optoelectrónicos, miras térmicas y colimadores.

A partir de ahora los indios podrán montar en sus AK iluminadores infrarrojos que permiten utilizarlos junto con dispositivos de visión nocturna, miras láser, luces de armas y otros, tanto de producción nacional como extranjera, con un riel Picatinny universal integrado en el receptor en la parte superior, inferior y en ambos lados del rifle.

Lo más importante es que los fusiles de asalto de la serie 200 tienen una mayor precisión de tiro. La cubierta del receptor, que está estampada, está fijada en la parte delantera en una bisagra que está unida a la base modificada de la mira trasera.

Los dispositivos de puntería son mecánicos, pero como se ha mencionado anteriormente, ahora se pueden montar todo tipo de dispositivos ópticos en un AK-203.

El cañón está equipado con un supresor-compensador de llamas de hendidura, también diferente al de la serie 100. Si es necesario, los fusiles de asalto de la serie 200 pueden equiparse con silenciadores tácticos de liberación rápida.

La resistencia de la culata permite utilizar el arma con un lanzagranadas bajo el cañón o utilizarla en combate cuerpo a cuerpo con un cuchillo de bayoneta estándar.

LEE MÁS: Megafábricas rusas: la verdadera historia del fusil de asalto Kaláshnikov

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies