Kaláshnikov crea una moto eléctrica en edición limitada

Izh-49

Izh-49

Pavel Kuzmichev
Es como una recreación de la soviética Izh-49 y está hecha para coleccionistas.

El Consorcio Kaláshnikov acaba de “resucitar” la motocicleta soviética Izh-49 con un nuevo motor eléctrico. El nuevo modelo fue presentado en la exposición militar Ármiya-2020, celebrado en la región de Moscú.  

La Izh-49 fue una de las motos más producidas de la Unión Soviética y todavía hoy se pueden encontrar algunos modelos en la Rusia rural.

Izh-49

A simple vista, este nuevo modelo de la Izh-49 parece sacado de una película de ciencia ficción con las líneas suaves y sus modernos motores eléctricos, junto con un tablero de mandos de motocicletas futuristas. Todas estas características visuales están acompañadas por un diseño de la era soviética.

Las características técnicas de la Izh-49 no permiten a este “veterano” hacer largos viajes por Rusia y también es una cómoda motocicleta de ciudad que puede rivalizar con cualquier otro modelo.

La velocidad máxima de la motocicleta eléctrica del Kaláshnikov es de 95 km/h con suficiente energía para cubrir 80 km. Otra de las novedades es que no necesita una estación eléctrica especial para cargar la moto sino que sirve una toma de corriente doméstica de 220 V.

Por ahora, el Consorcio Kaláshnikov no planea enviar el Izh-49 eléctrico a la producción en masa.

“Este modelo fue creado para los coleccionistas de motos de todo el mundo que están dispuestos a añadir un nuevo Izh-49 eléctrico a su colección. Solo hemos producido 49 aparatos y no planeamos construir más por el momento”, afirmó el secretario de prensa de la compañía, Mark Reznikov.

Según él, la mayoría de estas motocicletas ya se han vendido y “solo quedan unas pocas en stock”.

La compañía tampoco ha revelado el precio de la motocicleta diciendo que”"cualquier cliente interesado puede contactarnos directamente”, pero según los informes de los medios de comunicación rusos, el precio inicial de un Izh-49 eléctrico es de unos 20.000 dólares.

La apariencia de la moto eléctrica reproduce casi por completo la motocicleta original Izh-49 producida hace 70 años.

El mercado de las motocicletas eléctricas Kaláshnikov

La presentación de la modernizada Izh-49 no es el primer intento del Consorcio Kaláshnikov de adentrarse en el mercado de las motocicletas eléctricas. A finales de 2019, la compañía también presentó un modelo de Izh, pero con un moderno diseño de “cafe racer”.

Los representantes de Kaláshnikov declararon entonces que el modelo había sido creado para “paseos interesantes y rápidos”. Sin embargo, es discutible, ya que la velocidad máxima de la motocicleta es solo de 100 km/h (un poco más que las capacidades de la Izh-49 eléctrica).     

Ese modelo era un prototipo para la posible producción en serie de motocicletas ecológicas en Rusia, pero no interesó a los moteros del país y el proyecto cayó en el olvido hasta la reciente resurrección en una serie de edición limitada.

Motocicletas eléctricas para la policía 

A principios de 2018, el Consorcio Kaláshnikov creó 30 'Izh Pulsar' para que la usara la policía durante el Mundial de Fútbol de 2018.

Se trataba de motos eléctricas adecuadas para poder ir fuera de carretera. La creación del Izh Pulsar simbolizaba la capacidad de la empresa de crear motos ecológicas capaces de ir por terrenos difíciles y fuera  de carretera, una muy buena característica para las personas a las que les gusta cruzar países y continentes en moto.

“Las armas de fuego son nuestra principal esfera de producción e interés. Queríamos probarnos en otro segmento y ya se ha acabado el lote inicial de nuestros productos [de motos eléctricas]”, dijo Reznikov.

Según él, la empresa no tiene previsto iniciar la producción a gran escala de motocicletas eléctricas, pero seguirá mostrando sus nuevas creaciones en los próximos años.

LEE MÁS: Zetta, el automóvil eléctrico más barato del mercado es ruso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies