La vacuna rusa Sputnik V genera anticuerpos, según estudio en prestigiosa revista científica

Reuters
Los resultados de las pruebas se han publicado en The Lancet. Te explicamos lo que se sabe sobre la primera vacuna del mundo registrada contra el coronavirus.

El Centro de Investigación Gamaleya de Moscú, que ha desarrollado la vacuna Sputnik V, ha publicado los resultados de la primera y segunda fase de los ensayos clínicos en The Lancet, una de las publicaciones médicas más prestigiosas del mundo. Ahora que los detalles técnicos están disponibles se puede hacer una evaluación preliminar de la eficacia y seguridad del nuevo tratamiento. Como cualquier artículo científico, el informe fue revisado por investigadores. Resumimos los puntos clave.

  • Los científicos no encontraron ningún efecto secundario serio o inesperado en las etapas de investigación que se han realizado hasta el momento.
  • En aproximadamente la mitad de los casos, los efectos secundarios fueron moderados y, generalmente, esperados: la temperatura corporal no superó los 38,9°C; se sintió dolor en el lugar de la inyección y también dolor de cabeza. Los que recibieron dos dosis de la vacuna experimentaron peores efectos secundarios después de la segunda inyección.
  • La vacuna indujo una respuesta inmunológica genuina en todos los voluntarios al menos 28 días después de la inmunización. Los que recibieron dos dosis de la vacuna con un intervalo de tres semanas tuvieron una mayor respuesta inmunológica.
  • Las personas vacunadas desarrollan anticuerpos contra las espinas del coronavirus, y aumentan las llamadas células T (linfocitos que combaten el virus).
  • Entre los anticuerpos generados por los sujetos vacunados se encuentran los neutralizantes, que están presentes en la sangre. Estos no solo se vinculan al virus, sino que también impiden que penetre en la célula.
  • La vacuna Sputnik V se basa en un adenovirus, lo que significa que un virus portador entrega a las células el gen del coronavirus. El adenovirus no es letal para los seres humanos, y hemos sido expuestos repetidamente a él. Al mismo tiempo, los investigadores se fijaron en el desarrollo de la inmunidad basada en el adenovirus. No encontraron evidencias de que una infección por adenovirus previa entrara en conflicto con la vacuna y disminuyera su efectividad.
  • Se comparó el nivel promedio de anticuerpos entre quienes pasaron la enfermedad Covid-19 y las personas vacunadas. Los científicos vieron que los vacunados tenían más anticuerpos pero que la proporción de neutralizantes era ligeramente menor.
  • Todavía no se ha realizado una comparación significativa entre el Sputnik V y otras vacunas, pero los resultados preliminares sugieren que en términos del nivel de anticuerpos neutralizantes (un predictor más importante de la eficacia de la vacuna) es algo más débil que, por ejemplo, el ChAdOx1 de la Universidad de Oxford.
  • Los desarrolladores del Sputnik V admiten que, a pesar de los alentadores resultados, su investigación tiene una serie de limitaciones. El grupo de edad de los voluntarios era joven y el período de observación, demasiado corto. Una parte significativa de los sujetos eran militares de alrededor de 25 años con excelente salud. Esto significa que para las personas en riesgo la vacunación puede ser menos efectiva y/o más dolorosa. Este aspecto aún no ha sido investigado.

LEE MÁS: Rusia cuenta con más de una vacuna contra el coronavirus. Te contamos aquí lo que se sabe de ellas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies