Científicos afirman que los nativos americanos son originarios del Baikal

Dominio público
Si bien los científicos estuvieron de acuerdo anteriormente en que estas poblaciones se originaron efectivamente en la Rusia actual, estudios recientes han ayudado a determinar sus orígenes con mayor precisión, que ahora se remontarían a la "Perla de Siberia".

Se cree que los antepasados de los indios americanos vivieron en las orillas del lago Baikal en Siberia hace varios milenios, según un estudio recientemente publicado en la revista científica Cell y escrito por especialistas de Rusia, Alemania, Sudáfrica y Corea del Sur.

Si bien ya se sabe que la población humana de América del Norte se asentó en el continente al cruzar el Estrecho de Bering, que quedó atrapado en los hielos durante la última glaciación, el origen de estas poblaciones sólo puede rastrearse hasta la región de Kolimá (extremo nororiental de Rusia). Sin embargo, una nueva comparación genética ha permitido trazar la ruta de estas migraciones humanas hasta el sur del Baikal, es decir, a más de 4.700 kilómetros del estrecho.

Para llegar a tales conclusiones, los investigadores analizaron el ADN de 19 individuos que vivieron cerca del “mar sagrado de los chamanes” hace entre 4.000 y 14.000 años. El lago Baikal es el mayor de los lagos de agua dulce de Asia.

Habiendo encontrado que algunos componentes clave de sus genomas se encontraban en los de los indios americanos y de sus antepasados que habitaban en Kolimá, los expertos concluyeron que el Baikal fue escenario de una mezcla de diferentes poblaciones, incluyendo los antiguos pueblos del norte de Eurasia (cultura de la Edad de Bronce) y del noreste de Asia (cultura neolítica), y por lo tanto había sido una etapa en los flujos migratorios que más tarde condujeron a los primeros asentamientos en el Nuevo Continente.

LEE MÁS: Aztecas e incas emparentados genéticamente con pueblos de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies