El calor no mata el coronavirus y puede facilitar su propagación, afirma científico ruso

Keystone Press Agency / Global Look Press
Según el experto, las bajas temperaturas aumentan la capacidad de supervivencia del virus. Sin embargo, el clima caliente hace que la gente salga más, provocando más contacto con otras personas.

El calor del verano no es capaz de eliminar el coronavirus que vive en distintas superficies y puede incluso contribuir a una mayor tasa de contagios en Rusia, dice Albert Rizvanov, director del Centro de Investigación Clínica de Medicina Regenerativa de la Universidad Federal de Kazán. Rizvanov dirige el equipo que desarrolla una vacuna contra el coronavirus.

“Las bajas temperaturas [del aire] aumentan la capacidad de supervivencia del virus: la temperatura ideal para el virus es de 4 a 8 grados [Celsius]. Cuando la temperatura del aire aumenta, el virus se vuelve menos estable. (...) Sin embargo, el virus se transmite más a menudo por el aire (al hablar, estornudar, toser o simplemente al respirar), al estrechar la mano y mediante el contacto con superficies recién contaminadas. Muy rápido para que el virus se descomponga incluso en temperaturas de verano”, afirma.

El científico añade que cuando hace calor, la gente tiende a salir y a contactar más a menudo. “Esto puede convertirse en un factor de riesgo adicional”, sugiere.

En el momento de la redacción de este artículo se habían confirmado 252.245 casos de coronavirus en Rusia, y 2.305 muertes por la Covid 19 en todo el país.

LEE MÁS: Investigadores rusos crean nanofibras que podrían anular a partículas del tamaño de un coronavirus

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies