Dos cazas alemanes pilotados por españoles que lucharon contra la URSS en la Segunda Guerra Mundial

Captura de pantalla

Durante el conflicto, entre 50.000 y 70.000 voluntarios españoles sirvieron en la 250 División de Infantería enviada para luchar contra los soviéticos. Pero además, una escuadrilla azul operó en los cielos de Rusia, derribando un total de 150 aviones soviéticos.

Entre septiembre de 1941 y febrero de 1943, en el marco de la colaboración del régimen de Franco con la Alemania nazi,  cinco escuadrillas españolas pasaron por el Frente oriental, asignadas a las alas de caza Jagdeschwader 27 y  Jagdeschwader 51 de la Luftwaffe. ¿Qué aviones recibieron de los alemanes, para enfrentarse a los Polikarpov con los que ya habían combatido en la guerra civil, o a los nuevos Lagg 3 o La 5?

Messerschmitt Bf-109

Diseñado por Willy Messerschmitt a principios de los años 1930 cuando era diseñador jefe de la Bayerische Flugzeugwerke (de ahí que su prefijo sea Bf), se trataba de un monoplano de ala baja y tren retráctil en vuelo que fue el principal caza de la Luftwaffe alemana durante toda la guerra. También lo fue de la 15. Spanische Staffel, agregada a la 27.ª Ala de Caza (JG 27), unidad de élite al mando de Wolfram von Richthofen (antiguo jefe de la Legión Cóndor en la Guerra Civil Española).

El 5 de septiembre de 1941, la Escuadrilla recibió doce Messerschmitt Bf 109E-7/B, con los que partió, para entrar en combate, hacia su aeródromo de destino en Minsk (hoy, capital de Bielorrusia), luego a Smolensk y finalmente a su aeródromo de operaciones: Moschna, al noreste de Smolensk. Se incorporó al Frente Ruso el 24 de septiembre, operando en distintos aeropuertos a lo largo de su línea y llegando a participar en el fallido ataque nazi a Moscú.

Focke Wulf 190

Apodado Würger (‘alcaudón’ en alemán), fue diseñado por Kurt Tank a finales de los años 30 del pasado siglo. Este avión monoplaza propulsado por un motor radial fue el último caza de pistón alemán producido en masa en entraren acción durante la guerra.

El 1 de Septiembre de 1942 se creó en Tablada (Sevilla) la 3ª Escuadrilla Expedicionaria, comandada por el Comandante Carlos Ferrandiz-Arjonilla e integrada por 18 pilotos. Comenzó a operar en la URSS a principios de diciembre desde un aeródromo en Orel y a mediados de marzo de 1943 se decidió equiparla con aviones Focke-Wulf 190, en sus versiones A-2 y A-3, con tren de aterrizaje modificado para mejorar la estabilidad en tierra helada. El potente armamento de los Focke-Wulf permitió que los pilotos españoles se anotasen alrededor de 15 victorias.

Pincha aquí para saber cuáles fueron las 7 fuerzas aéreas, sin contar la alemana, que la URSS derrotó en la Segunda Guerra Mundial. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies