Abre en Rusia una clínica privada para enfermos del coronavirus. ¿Cómo funciona?

Trabajadores médicos escoltan a una mujer, sospechosa de estar infectada del coronavirus

Trabajadores médicos escoltan a una mujer, sospechosa de estar infectada del coronavirus

AP

Medsi, una cadena de clínicas privadas rusas, ha activado una de sus sucursales como hospital para pacientes de la COVID-19. Explicamos cómo funciona el primer hospital privado de Rusia para personas con coronavirus y cómo se trata a los infectados allí.

Formación de médicos y reacondicionamiento de los hospitales

El hospital Medsi de Moscú en la calle Piatnítskoie Shose recibe a pacientes de coronavirus desde el 1 de abril.

La semana pasada, canceló todas las admisiones planeadas y envió a los pacientes actuales a otras clínicas, informó la médica jefe de la clínica Tatiana Shapovalenko.

En el propio hospital, se están instalando esclusas de aire para dividir las instalaciones en zonas “limpias” y “sucias”, explica.

En las zonas “limpias”, el personal no tendrá que llevar equipo de protección personal (EPIs), mientras que en las zonas "sucias" - donde se encuentran los pacientes infectados – estos serán obligatorios, así como desinfectantes especiales y la irradiación ultravioleta del aire”, explica Shapovalenko.

La clínica MEDSI

El hospital también está acelerando la adquisición de equipo adicional, incluidos los dispositivos de oxigenación por membrana extracorpórea (que saturan la sangre con oxígeno en caso de insuficiencia respiratoria aguda). Según Shapovalenko, no se necesitan urgentemente respiradores artificiales; una necesidad mucho más apremiante en cuidados intensivos, vigilancia de pacientes y la puesta en marcha de un laboratorio de diagnóstico clínico.

“Un respirador es un dispositivo necesario, por supuesto, pero por sí mismo es ineficaz. Así que cuando la gente dice que está comprando sus propios dispositivos, simplemente pongo los ojos en blanco. Es una simple idiotez”, afirma la médica.

Los médicos de la clínica están recibiendo ahora formación sobre seguridad en el cumplimiento de todas las medidas sanitarias y epidemiológicas, para no infectarse ellos mismos durante el tratamiento de pacientes con coronavirus,

El 1 de abril, el hospital abrió con 100 camas, y otras 200 deben llegar una semana después. Tendrá otras 100 camas en reserva, incluyendo 32 unidades de cuidados intensivos.

Diagnóstico y tratamiento

Según la médica jefe Shapovalenko, el hospital seguirá todas las recomendaciones clínicas oficiales para el tratamiento del coronavirus, incluyendo terapia antiviral y antibiótica, y medicamentos antipalúdicos en ciertas etapas.

Tatiana Shapovalenko, médica jefe de la clínica MEDSI en Otrádnoie

“En las infecciones virales leves, incluyendo la coronavirus, el paciente necesita mucho líquido, descanso, y en caso de fiebre alta (más de 38,5C) antipiréticos [reductores de fiebre], preferiblemente paracetamol. Para las formas graves de la enfermedad, hay protocolos especiales”, explica Shapovalenko.

El hospital enviará todas las muestras de pruebas de coronavirus a los laboratorios estatales.

Cómo ser admitido

El hospital acepta a pacientes bajo los programas de seguro médico obligatorio (gratuito) y voluntario (de pago) que operan en Rusia.

Sin embargo, el seguro médico obligatorio cubrirá sólo las formas leves de la enfermedad.

“Después de eso, se estudiará caso por caso”, dice Shapovalenko.

Un empleado se prepara para la atención médica de emergencia a pacientes con sospecha de infección

Para ser admitido gratuitamente, el paciente debe llamar a una ambulancia, que lo lleva a la clínica privada si todos los demás hospitales están llenos.

Si el cliente quiere tratamiento de pago, tendrá que llamar al hospital y registrarse en este.

En palabras de Shapovalenko, el hospital también proporcionará salas de primera clase y de confort superior.

No explicó en detalle cuales son las diferencias de estas con de las habitaciones básicas o cuánto costaría el tratamiento (Russia Beyond envió una solicitud al hospital para obtener esta información).

Lista de espera

Por otro lado, el pasado 26 de marzo, varias docenas de personas hacían cola en la pequeña plaza en el exterior de la clínica privada Gemotest, en el centro de Moscú, todos de pie a pocos metros de distancia por miedo a la infección. La clínica abrió sus puertas a las 11 de la mañana, ofreciendo pruebas de coronavirus a los clientes que quisiesen pagar por ellas. El test en sí cuesta 1.490 rublos (19 dólares), y la toma de muestras 410 rublos (5,20 dólares).

“Todo bien, tranquilo y rápido. Primero, toman tus datos. Es mejor llamar por adelantado y registrarse por teléfono para que aparecer en en el sistema cuando llegas. Luego pagas y te toman una muestra de la garganta en una de las salas de tratamiento. Vi al menos a dos de ellas. Te prometen resultados en dos días, cuenta Alexánder, que fue a hacerse una prueba.

Edificio del Instituto de Investigación Sklifosovski de Medicina de Emergencia para pacientes con sospecha de sufrir coronavirus

La directora ejecutiva del laboratorio, Olga Abramovich, dice que sólo acepta pacientes sin síntomas de COVID-19.

“Claro, nos llega gente que ya está enferma, pero los rechazamos. Técnicamente se podría arreglar su admisión, pero estamos limitados por las regulaciones estatales”, dice Abramovich. Estas regulaciones sólo permiten la prueba del coronavirus a personas que han regresado del extranjero en el último mes y a las que no muestren signos de una enfermedad relacionada con el resfriado.

A partir del 27 de marzo, Gemotest comenzó a realizar pruebas de coronavirus en 11 sucursales de la ciudad y la región de Moscú.

Además, se están realizando pruebas de diagnóstico del coronavirus en 50 centros del servicio de laboratorios Helix en Moscú, San Petersburgo y Ekaterimburgo. Los resultados de Gemotest y Helix se entregan en no más de 48 horas.

“No tengo síntomas y no estoy en ningún grupo de riesgo, pero quiero vivir con mis padres en Ufá mientras Moscú está confinado. Me preocupa ser portador asintomático y no quiero propagar la infección”, nos explica Karina, una paciente del laboratorio, aclarando sus motivos para hacerse la prueba del coronavirus.

¿Sabías que en Rusia ha surgido un curioso movimiento de personalización de las mascarillas de protección contra el coronavirus? Pincha aquí para leer sobre esto. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies