Automóviles soviéticos basados en homólogos occidentales (Fotos)

Archivo // Lars-Göran Lindgren Sweden (CC BY-SA 3.0)
Un Ford soviético, un Fiat ‘jorobado’ y un ‘Porsche para los pobres’ son algunos de los apodos que se dan a los coches más populares de la URSS. La razón es sencilla, los parecidos con sus homólogos occidentales eran muy comunes.

GAZ-А y el Ford-А

En 1929 la Unión Soviética comenzó un intenso período de industrialización. Uno de sus primeros pasos fue la firma de un acuerdo con la compañía estadounidense Ford, en el que se establecía la compra de los derechos de todas sus tecnologías existentes y futuras invenciones durante la próxima década. La primera fábrica de automóviles abrió sus puertas en Nizhni Nóvgorod. Al principio se dedicó a ensamblar coches Ford pero poco después produjo una copia soviética bajo el nombre de GAZ-A. “Si se mira más de cerca, se nota que incluso el logotipo utiliza la misma fuente que el prototipo estadounidense”, dice Andréi Zimín, del Museo de Tecnología Automotriz de UMMC. Este modelo se convirtió en el primer coche que se fabricó en serie en la URSS.

GAZ-М1 y el Ford Model B 40A Fordor Sedán

En 1936 la planta de Nizhni Nóvgorod comenzó a fabricar el principal coche de policía soviético, el GAZ-M1. Como en esa época los vehículos de las fuerzas de seguridad eran negros, el apodo que recibió fue el de “cuervo negro”. “El GAZ-M1 se basaba en el Ford B 40A Fordor Sedán, aunque el diseño interior era diferente”, explica Zimin. “La característica principal del modelo estadounidense era un motor de ocho cilindros. El GAZ-M1 contaba con un motor de cuatro cilindros, que era menos potente pero tenía una suspensión significativamente más fuerte”.

L-1 y Buick 32-90

En la planta de Leningrado se produjo en 1933 un lote experimental del modelo L-1, que era una copia de los coches American Buick 32-90. El modelo no se produjo en masa y poco después la planta pasó a fabricar tractores y tanques. Mientras tanto, los diseños L-1 fueron entregados a la planta Stalin en Moscú, que en 1936 produjo la primera limusina soviética, conocida como ZIS-101.

ZIS-110 y Packard-120 1941

En 1945 se fabricó por primera vez un modelo de ZIS-110 y era muy similar al Packard-120 de 1941, aunque ligeramente más grande. Se trataba de la marca favorita de Stalin y se fue ampliando el tamaño. Estos vehículos no solo se utilizaban para las necesidades del gobierno sino que también servían como ambulancias y se utilizaban como taxis compartidos en la ruta Moscú-Simferopol.

ZAZ-965 y Fiat-600

Mientras desarrollaban limusinas, los diseñadores soviéticos continuaron trabajando en modelos para coches de producción masiva. En 1960 la planta de Zaporozhie comenzó a fabricar un pequeño coche llamado Zaporózhets. Debido a la peculiar forma redondeada de su techo, rápidamente fue apodado “el jorobado”. Se cree que el ZAZ-965 se basó en el Fiat-600 italiano. Las habladurías eran ciertas, dado que se compraron y probaron varios coches extranjeros mientras se desarrollaba el modelo soviético.

ZAZ-966 y NSU Prinz 4 y 1959 Chevrolet Corvair

“Estos pequeños coches eran un reflejo del espíritu de la época y de una cierta moda”, dice Andréi Zimín. “Por ejemplo, el ZAZ-966 y el NSU Prinz 4 de Alemania Federal parecen casi idénticos. Ambos se lanzaron simultáneamente en 1961. De hecho, los dos se basaban en el Chevrolet Corvair de 1959. Cada uno de ellos es diferente del prototipo, pero son similares entre sí”.

VAZ-2101 y Fiat-124

En la década de 1960, la URSS todavía tenía escasez de coches para la gente de a pie, por lo que volvieron al país las empresas extranjeras. Se firmó un contrato con la italiana Fiat, que propuso adaptar su modelo Fiat-124 al mercado soviético. Así fue como surgió el VAZ-2101 o Lada. Para fabricar el nuevo coche, se construyó en Toliatti, en el sur de Rusia, la planta de AvtoVAZ que comenzó a funcionar en 1970.

VAZ-2108 y SEAT Ibiza y Porsche 924

En 1980 la planta de Toliatti colaboró con Porsche, cuyos especialistas modificaron el motor y la suspensión y dieron recomendaciones para la estructura de la carrocería del primer hatchback soviético, el VAZ-2108 o Lada Samara. La referencia era el Porsche 924 de Alemania Federal. Pero de nuevo, como en el caso de los Zaporozhets, hay más similitudes entre dos variaciones creadas sobre el mismo prototipo. En ese momento, Porsche colaboraba no solo con la URSS, sino también con España y por eso el SEAT Ibiza y el Lada Samara son casi idénticos. La versión soviética era considerada una opción económica para la clase media, pero como en su creación participaron ingenieros de una marca de lujo, el modelo recibió el apodo de “Porsche para los pobres”.

Alucina con las fotos de estos 20 vehículos tuneados al estilo ruso. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies