3 preguntas clave sobre el incidente en el que casi colisionan un barco ruso y uno estadounidense

Global Look Press
Ambos países se acusaron mutuamente de poco profesionalismo después del incidente que salió a la luz el pasado viernes 7 de junio.

¿Qué ocurrió?

El pasado viernes 7 de junio los dos barcos estuvieron a tan solo 30 m de distancia en el Pacífico occidental.

El incidente en el que estuvieron implicados el crucero con misiles USS Chancellorville y el buque antisubmarino ruso Almirante Vinográdov podría haber herido o incluso matado a muchos de los 600 miembros del personal de servicio a bordo de ambos buques, además de haber avivado aún más la tensión internacional.

¿De quién es la culpa?

Moscú y Washington se acusan mutuamente y cada uno afirma que su barco operaba en sus aguas territoriales.

Según la tripulación rusa, “el incidente tuvo lugar en la parte sureste del mar de China Oriental cuando un destacamento de buques de guerra de la flota rusa del Pacífico se encontró en una trayectoria paralela con un grupo de ataque naval estadounidense”.

Inesperadamente para los marineros rusos, el USS Chancellorsville cambió repentinamente de dirección y cruzó por delante del Almirante Vinográdov a una distancia de tan solo 50 m, obligando al barco ruso a realizar una maniobra de emergencia.

Los marineros estadounidenses rechazaron esta versión de los hechos y calificaron las afirmaciones rusas de “propaganda”. Además, acusaron a la Armada rusa de poco profesionalismo y de realizar una “actividad insegura en el mar”. Afirman que fue el Almirante Vinográdov el que se había alejado de sus aguas.

Clayton Doss, portavoz oficial de la Séptima Flota de EE UU dijo que el barco ruso se acercó a Chancellorsville a una distancia de 15-30 metros y estuvo a punto de embestirlo.

“Es una pura agresión, al igual que en la Guerra Fría, cuando las situaciones de conflicto se creaban de la nada. Los barcos estaban en rumbo de ataque, era una flagrante provocación”, dijo el capitán Dmitri Litovkin a Russia Beyond.

El crucero con misiles USS Chancellorville

Al mismo tiempo, considera que no se pueden repartir las culpas ya que las imágenes del incidente proceden de la cubierta del barco cuando ambos ya se estaban aproximándose.

“Si los rusos hubieran filmado y lo hubieran hecho público, la gente habría dicho que fue culpa de los estadounidenses. Pero como fue la CNN la que lo reportó, los rusos son los malos. Todo ocurrió en el mar, no en una carretera con carriles claramente marcados. Así que no es posible decir con certeza quién está en lo correcto y quién en lo incorrecto”, cree este experto.

¿Qué clase de barcos eran?

El Almirante Vinográdov

Los dos barcos involucrados en el incidente son dos fortalezas flotantes, armadas hasta los dientes, y que cuentan las armas más avanzadas.

El Chancellorsville (CG-62) está equipado con dos lanzadores verticales de misiles guiados MK 41 con ocho misiles antibuque Harpoon. En cubierta cuenta con dos soportes de artillería naval Mark 45 de 127mm y dos ametralladoras MK 38 de 25mm, que pueden perforar con facilidad la armadura de todos los barcos modernos.

La nave estadounidense también posee varios tubos lanzatorpedos y un helipuerto para dos helicópteros de ataque.

A pesar de ser menos temible, el buque antisubmarino Almirante Vinográdov cuenta también con un potente arsenal. Tras el blindaje se encuentran hasta cuatro sistemas de misiles antisubmarinos Ratrub, junto a dos cañones de 100mm de los AK-100.

En cubierta hay dos cañones multiusos semiautomáticos 21-K de 45 mm, así como cuatro cañones navales AK-630 de 30 mm. Asimismo, el buque ruso cuenta con varios tubos lanzatorpedos y un helipuerto para dos helicópteros de ataque.

Cada barco tenía aproximadamente 300 marineros y oficiales a bordo cuando ocurrió el incidente.

Aquí puedes ver otro incidente: caza ruso Su-35 intercepta a un avión espía estadounidense en el Mediterráneo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies